Review The Affair: 3×02

The Affair

Parte 1: Helen. Un año antes. The Affair da una nueva vuelta de tuerca a la narración: a sus diferentes puntos de vista le sumamos una nueva línea temporal. Helen, recordemos, es la niña de familia adinerada que cuando tuvo que elegir se quedó con Noah, el perdedor, rechazando a Max, el triunfador y eterno enamorado. Siempre ha esperado que Noah tuviera el mismo éxito que su padre y, por ello, hemos percibido algún atisbo de decepción, pero cuando llegó el éxito con Descent también llegó el desastre. A pesar de todo, como ya os comenté en la anterior review, creo que Helen nunca ha dejado de estar enamorada de Noah y a medida que avanzan los episodios lo veo más claro.

Sin embargo, Helen no ha querido dejar su vida vacía mientras Noah está en la cárcel y, a pesar de que él le pidió que le esperase, el Dr. Vic Ullah ocupa su cama… no sabemos si también su corazón. La relación entre ambos es un tanto extraña: él vive en el sótano que Helen le tiene alquilado en su casa y, en realidad, ella no sabe hacia dónde se encaminan sus pasos. Da la sensación de ser una relación fundada en la temporalidad y la conveniencia.

Así que Helen nada entre dos aguas. Visita regularmente a Noah en la cárcel. En la visita de esta semana, Noah aparece con el rostro desfigurado. No es la primera vez y tampoco quiere dar explicaciones sobre qué ha pasado. Noah está enfadado, lleno de ira y tiene miedo del guardia que merodea alrededor de ellos mientras hablan. Como recordaréis, es ese guardia que le perseguía y causó tanta inquietud en el primer capítulo. Es tal su actitud hostil y despectiva hacia Helen que le pide que no vuelva a verle en los nueve meses que le quedan de cárcel.

La visita a la cárcel ha sido demoledora para Helen, y para terminar el día tiene que ir a cenar con Vic a casa de Whitney y su nuevo novio. El novio de Whitney es todo un personaje: se llama Furkat, es un adinerado y exitoso fotógrafo de desnudos (muy muy explícitos), es pedante y pagado de sí mismo y, para rematar, supera los cuarenta años. A Helen no le gusta nada la situación en la que está su hija porque, además, ha dejado la universidad, aunque como dice Furkat se aprende más con él en seis meses que en tres años de universidad. Si la relación entre madre e hija no siempre fue buena, parece que va a peor. A Helen le parece una locura la situación de Whitney y ésta está encantada con su aventura amorosa. La cena ha sido un desastre.

Helen y Vic vuelven a casa con discusión incluida y ella se cuestiona con quien ha estado comiendo él. A pesar de las satisfactorias explicaciones del doctor, Helen se enfada. Y es que, obviamente, Helen es una mujer herida que ha sufrido con la infidelidad y abandono de Noah y no confía en nadie. Pero Vic es insistente y quiere que su relación llegue a más. De hecho, quien la ha estado frenando ha sido Helen, quizás por esa petición de Noah en la cárcel de que le esperase. Pero la visita a la cárcel de ese mismo día ha hecho que Helen se desmorone: Noah no la quiere a su lado, por eso acepta ir un paso más adelante en su relación con Vic. Sinceramente, creo que es un movimiento que Helen ha hecho más por despecho y necesidad que por verdadero amor a Vic. No, no ha sido un buen día para Helen…

alison

Parte 2: Alison. Qué gran lección de interpretación nos ha dejado Ruth Wilson en este capítulo. No es una novedad porque es una actriz excelente, así lo ha demostrado a lo largo de la serie, pero parece que sigue volando muy alto a nivel interpretativo. Alison vuelve a Montauk… ¡y cómo hemos deseado ese momento! Y lo hace prácticamente de incógnito. Se nota que quiere pasar desapercibida. Ha alquilado un pequeño apartamento y el chico que la recibe le ha comentado irónicamente, “bienvenida a Montauk”, y le ha dado un cupón del Lobster Roll.

Alison ha vuelto a Montauk con un propósito muy concreto: recuperar a su hija Joannie. Seis meses atrás, la dejó al cuidado de Cole y desapareció. Así que cuando le implora a su exmarido que le deje ver a su hija, él le dice que había renunciado a la custodia de la niña y no tiene derecho alguno sobre ella. Desesperada, Alison encontrará una mano amiga y un hombro en el que llorar en la persona que menos pensamos, Oscar Hodges, un personaje bastante aborrecible en las dos primeras temporadas pero que en ésta se nos presenta como un hombre feliz y acogedor. Alison con una copa en la mano le cuenta que seis meses atrás su hija enfermó, cuando estaba a punto de cumplir cuatro años… los mismos que Gabriel cuando murió, y ante la posibilidad de que pudiese repetirse la historia, Alison perdió la cabeza dejando a la niña al cuidado de Cole. Posteriormente, con el dinero que le dieron de su parte del Lobster Roll, ingresó en una clínica psiquiátrica. Antes de eso firmó un documento renunciando a la custodia de su hija. Hodges le da el mejor consejo posible: “necesitas un abogado”. A pesar de los pesares, Cole es buena persona y al final lleva a Joannie a ver a su madre, aunque sea solo por una hora.

No puedo dejar de comentar que Alison va a la oficina de correos y se encuentra con decenas de cartas que Noah le ha mandado desde la cárcel. En un principio renuente, Alison acaba leyéndolas en su habitación.

Alison es una mujer profundamente dañada. La serie no nos ha dado muchas pistas de su vida anterior a la boda con Cole, pero me da la impresión de que no lo ha tenido fácil. El verdadero punto de inflexión en su vida es el fallecimiento de su hijo Gabriel y la culpa que arrastra. Hay una escena, no recuerdo exactamente el episodio, en la que al médico del pueblo le cuenta entre lágrimas la muerte de Gabriel. Es una mujer llena de dolor, no solo por perder a su hijo sino porque se culpabiliza de ello. De hecho, creo que las decisiones que toma en la vida siempre han estado condicionadas por ese estado de perpetuo dolor en el que vive. Mi opinión es que el romance con Noah fue resultado en parte de una necesidad de Alison de tener una vía de escape de ese dolor por la muerte de su hijo. Cole le recuerda constantemente que tuvieron un hijo y lo perdieron.

Sinceramente, me ha gustado mucho este capítulo, en especial la parte de Alison. Me ha conmovido la actuación de Ruth Wilson, es una mujer con una increíble sobriedad interpretativa: solo con mirar su cara ya sabes qué quiere decir, y en este capítulo nos ha transmitido perfectamente la increíble vulnerabilidad de Alison, su temor por perder a otro hijo y su determinación por seguir adelante.

El capítulo mantiene la incógnita de quién apuñaló a Noah. La verdad, estoy impaciente por saber qué ocurrió esa noche. Y me tranquiliza porque parece que el thriller no va a impregnar toda la serie y dejar de lado su sello de las dos primeras temporadas. Por último, como os he comentado, el capítulo sucede un año antes. Me gusta que la vista atrás en el pasado se estructure con capítulos íntegros y no a modo de flashbacks porque creo que le da más realismo y solidez a lo que se cuenta.

¿Qué os ha parecido este capítulo? Espero vuestros comentarios.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review The Affair: 3×02
4.1 (81.11%) 18 votes

Categorías: Reviews The Affair Etiquetas: , , ,

4 comentarios

  1. Juan

    Excelente Review Paloma, me encantan los personajes de Helen y Alison así como sus interpretaciones. Tener un capitulo donde las dos tramas son para Ruth Wilson y Maura Tierney, fue una delicia.
    Solo quiero hacer una aclaración de algo que me chocó un poco mientras miraba la pantalla, y es que si la semana pasada hablábamos de la profesora tópicos, que pasó con el personaje de Luisa?
    Digo, parecía un personaje bastante interesante, con una personalidad lanzada y “aventurera” y ahora es el típico cliché de madrastra que se pone entre la hija de su marido y la ex esposa de este, solo porque ella no le cae bien.
    Entiendo que Alison desapareció por seis meses, pero por lo que nos mostraron antes de Luisa, no me cuadra que se plante en esa actitud y pareciera que “arrastra” a Cole junto con ella.

    • Paloma Araujo

      Hola Juan, antes que nada gracias.
      Tienes razón, Luisa se ha convertido en un personaje bastante desagradable, espero hablar de ella en la parte de Cole en la que creo se nos mostrará más y veremos si es así de “madrastrona”.

  2. Aledoriza

    Odio a la profesora Le Gall. Que horror de personaje, odio su cabello, su acento, su cara y todo en general. en verdad no pudieron encontrar a alguien mejor para ese papel?

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »