Review Terra Nova: Génesis

Hala, por fin, ya está entre nosotros, y mira que ha costado. El piloto más caro de la Fox, una serie ambiciosa con el sello Spielberg, con cambios de última hora, cuando incluso ya había sido rodado el piloto… ¡Qué estrés!, diréis. Pues sí, un estrés que no ha parado hasta que el otro día, como estaba previsto, estrenaron Terra Nova. Y qué, ¿ha sido para tanto? ¿Es mala, es buena, la  quiero seguir viendo? Bueno, es pronto para eso, aunque tiene puntos a favor y en contra. Los vemos en un clic.

Me encanta la ciencia ficción. Tanto, que tuve el valor de tragarme las dos temporadas de V y comentarla aquí, sufriendo sus cutreces junto al resto de seriéfilos. Pero también soy algo… tiquismiquis y no me vale cualquier cosa. Los que me habéis leído lo sabéis. Y voy a empezar por ahí, por lo que me chirrió al empezar a ver Terra Nova. A mí cuando todo lo que me ponen por delante son efectos especiales, escena tras escena, me da la impresión de que estoy viendo la intro de un juego de ordenador, así es que el comienzo de la serie no me enganchó. Al contrario. Demasiados fuegos artificiales. Pero el mal trago pasa pronto, tras el viaje al pasado. El comienzo recargado de ordenador se relaja cuando nos encontraos en medio de la jungla, y se agradece. Tampoco me convenció la entrada en juego de la familia protagonista. Y esto se merece un párrafo aparte.

La familia es algo mil veces tocado en el cine y en la televisión. Tanto que casi no hay serie de éxito donde la historia no gire en torno a alguna familia más o menos disfuncional (Breaking Bad, The Good Wife, Modern Family, Damages, Friday Night Lights, Falling Skies…). Y esta, la familia Shannon, es de las que hemos visto mil veces, con los conflictos de siempre y ñoñerías dulzonas habituales: el hijo adolescente rebelde, Josh, enfrentado al padre, la niña pequeña de papá, Zoe, que lleva dos años sin verlo, y la hermana mediana, Maddy, por ahora (por ahora) prácticamente fuera de la historia. Y el matrimonio protagonista, claro: Jim (lo vimos en Life on Mars), antiguo policía y padre profesional, y Elisabeth (la vimos en Marchlands), doctora y madre genial. Nada nuevo hasta el momento.

Lo interesante, en mi opinión, si quitamos la historia familiar y la ambientación recargada de píxeles falsos, es la trama que se desarrolla en Terra Nova: los sixes, la manipulación del futuro y el misterioso y todavía ausente hijo del comandante Taylor, el cabecilla de la colonia. El resto, adornos floreados y lugares comunes. Así es que voy al meollo, que es de lo que dependerá el éxito o fracaso de esta serie.

Terra Nova es un lugar maravilloso, sobre todo si lo comparamos con la situación catastrófica de la Tierra en 2149. Los peregrinos llegan ilusionados, esperan un futuro lleno de felicidad en un lugar donde podrán empezar de cero. Pero luego, según avanza el capítulo, se dan cuenta de que quizá no sea tan idílico: los dinosaurios rodean el lugar, que está protegido por grandes vallas, pero si uno se despista, ¡katakroker!, le rebanan el pescuezo; conocemos, o nos venden, que los miembros de la sexta oleada de colonos son gente malísima y que se han escindido de la floreciente colonia oficial porque venían con demoniacas intenciones desde el futuro, con un plan oculto; y, finalmente, aclaran que la línea temporal en la que están es una distinta a la que estaban antes del salto por el boquete Stargate 2.0, con lo que lo que hagan no afectará al futuro. El planteamiento es sencillo: un lugar peligroso pero mejor que el anterior, donde también hay gente mala y donde comenzar una nueva vida, pero sin interferir en el futuro, que eso está muy mal.

El giro llega cuando descubrimos que a lo mejor los malos no son tan malos y que el poder establecido tiene mucho que ocultar. Todo empieza con las inscripciones en las piedras de la cascada (lugar genial, por cierto, pero no me creo que el chaval se tirara por ahí así tan de repente, aunque la chica lo tenga babeando, con lo alto que estaba aquello que con poco te abres la cabeza contra un pedrolo), que en un principio me recordaron a las teorías que dicen que antes del hombre pudo haber otras civilizaciones o haber recibido visitas alienígenas que dejaran alguna señal de su estancia… luego sabemos que no van por ahí los tiros, que esos garabatos matemáticos son obra del hijo díscolo del jefe local (ya tenemos el futuro lazo de unión entre este grafitero poco ecológico, las matemáticas y la hija repelentilla de la familia prota), lo que nos lleva a la verdad que se trata de ocultar: que realmente sí están en la misma línea temporal y que el objetivo oculto de Terra Nova es modificar el futuro desde el pasado. Toma ya.

La idea, lo admito, me gusta, aunque no pare de encontrarle parecido con la difunta Outcast (ésta mucho más pobre, más de secano y mucho menos espectacular, claro). Y claro, no puede faltar la reflexión sobre los paralelismos socio-económico-funcionales de esta colonia y las estructuras comunistas: ¿todo es de todos, todos trabajan en algo y todos reciben a cada cual según sus necesidades? Humm. Habrá que ver cómo sigue, que seguro que habrá yanquis que salgan protestando porque la serie podría hacer apología del comunismo o cosas así, con lo mal que llevan ellos estas cosas…

Las pegas (más, claro). Algunas las he dicho ya: el rollito familiar, que seguro que a muchos os encanta, a mí me carga, por repetitivo. La presentación en el piloto de toooodas las futuras subtramas sociales-afectivas: el chaval guapote que le tira los tejos a la hija, la chica rebelde que babea por el hijo, la relación decaída del matrimonio que suponemos irá mejorando parece hecho con esas prisas que hay ahora por vendernos la serie en un primer capítulo espectacular, denso y que mantiene durante poco tiempo el misterio: todo se sabe pronto (vale, luego todo puede volver a cambiar). No digo que lleguen a los extremos de Lost, de acumular misterios y luego resolverlos parcialmente, pero jugar un poco más con la historia no estaría de más, digo yo. Pero bueno, acaba de empezar, habrá que ver cómo sigue. Yo espero que la trama principal dé para mucho y que no nos sobrecarguen con dramas familiares y líos románticos adolescentes. Quiero ciencia ficción… aunque soy realista y sé que van a quererlo incluir todo: acción, misterio, algo de terror, relaciones sociales de todo tipo y emociones diversas; y dinosaurios, claro. El pack Spielberg que ya conocemos.

Para acabar este primer acercamiento a Terra Nova, no puedo evitar confesar que tengo la mosca detrás de la oreja con un momento del primer capítulo, momento destacado por su brillante ausencia: la fuga de la cárcel del padre. ¿Alguien vio cómo sucedió? Si he tenido la mala suerte de ver una versión censurada, que alguien me lo diga, por favor. Si ha sido así para todos, algo no cuadra. Claro que puede que el plan sea enseñárnosla en los extras del Dvd Especial Décimo Aniversario de Terra Nova. A ver, entiendo que cortaran escenas, pero en esa se pasaron tres pueblos: ahora estoy en la celda cortando un vaso con mi puntero láser, ahora estoy en el metro quitándome el gps (suponemos) subcutáneo delante de todo el mundo cuando podría haberlo hecho en algún lugar menos concurrido. Hay tajos que es mejor no dar, o al menos no tan poco sutilmente.

En fin, un primer capítulo en el que se notan los más de 10 millones de dólares que se han gastado, que presenta a casi todos los personajes importantes, incluidos los dinosaurios, que se convierten en ese punto de caos que da emoción y suma peligro a las escenas de acción, con una trama presentada al principio de manera algo atropellada pero que luego nos deja con ganas de saber qué está pasando realmente en la supuestamente idílica colonia de Terra Nova. Y a eso nos dedicaremos en las futuras reviews, si os parece. A eso y a leer vuestras opiniones, que seguro que aportan mucho a nuestros puntos de vista.

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review Terra Nova: Génesis
Valoración

Categorías: Reviews Terra Nova Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »