Review TBBT: The Wheaton Recurrence

The Wheaton Recurrence

La verdad es que después de tanto tiempo se echaba en falta un lunes (martes, en mi caso) de esos de doblete de las comedias de la CBS. Por cierto, no os emocionéis demasiado, que para ver el próximo episodio tendremos que esperar al 3 de mayo… Bueno, vamos a lo que nos interesa ahora, que es comentar este 3×19. No sé a vosotros, pero a mí me ha resultado un poco atípico. ¿Lo discutimos dentro?

Como venía diciendo, The Wheaton Recurrence me ha resultado extraño en algunos aspectos, y es que no estamos acostumbrados a encontrar muchas escenas serias en The Big Bang Theory. Y en este episodio las ha habido en torno a los problemas de Penny y Leonard.

Nada más empezar hemos ido directamente al grano: en poco más de un minuto nos han planteado la trama central del episodio. Leonard está loquito perdido con su novia. Y, claro, si justo después de hacer el amor ella le cita El Imperio Contraataca, pues pasa lo que pasa: el muchacho da rienda suelta a sus sentimientos y le lanza un “I love you, Penny” que ni el mismísimo Desmond. Aunque estoy segura de que lo que menos deseaba escuchar era ese “Thank you” de ella. El recurso, a decir verdad, no es nuevo: nunca olvidaré el momento en el que a Ross le ocurre lo mismo con Emily en Friends. Y, según los comentarios del post de la promo, también se ha podido ver, al menos, en Two and a Half Man y en The OC.

¿Sorprendida? No, qué va...¿Sorprendida? No, qué va…

Reconozco que me he reído muchísimo viendo lo nerviosa que se ha puesto Penny ante la confesión de su novio. Sin embargo, tengo que decir que en esta ocasión estoy de parte de Leonard. Que sí, de acuerdo, que Penny habrá sufrido más de un palo con sus relaciones y será más cauta con estos temas… pero a Leonard no le ocurre lo mismo y se merece otro trato. Además, no sé si es que yo estoy muy chapada a la antigua o qué, pero en mi opinión decir “te quiero” después de más de medio año tampoco es taaaan precipitado, ¿no? Y eso sin tener en cuenta que, como dice Leonard, él lleva dos años más en esa relación (pobrecito, qué pena me ha dado…)

Aunque a lo largo del episodio ambos han tratado de autoconvencerse de que todo iba bien (vale, Sheldon también ha puesto de su parte, aunque por motivos más egoístas), esta diferencia de opiniones no se puede ignorar durante mucho tiempo. Y ha sido precisamente en la partida de bolos donde los nervios han aflorado con más fuerza. Por supuesto, la gota que ha colmado el vaso de las inseguridades de Penny ha sido Wheaton, quien ha sabido jugar con las emociones de la muchacha para librarse de su contrincante más fuerte en el juego.

¡¡Wheaton!!¡¡Wheaton!!

¡Sí! Tal y como indicaba el título, Will Wheaton, el Internet Explorer del Firefox de Sheldon ha regresado, más malvado que nunca. Me encanta la exageración con la que tratan al actor, que no duda un momento en jugar sucio para vencer a Cooper. En su primera aparición lo vimos fingiendo la muerte de su abuela, y en este caso ha mentido a Penny sobre una supuesta relación amorosa para que ella abandonara la partida.

Sobre esto, la verdad es que me ha sorprendido mucho ver lo bien que jugaba Sheldon a los bolos (Thank you, Jesus!). Pensé que lo más cerca que el científico habría estado de unos sería a través del mando de la Wii, pero me equivoqué. Eso sí, es bueno saber que, aunque hay un deporte en el que sea bueno, Sheldon sigue siendo básicamente igual en sus manías: la primera ha sido verle desinfectar compulsivamente sus propios zapatos, y la segunda todo ese discurso para lanzar mejor, “I’m the ball…” Pero sus rituales no han sido suficientemente efectivos contra el huracán Wheaton. Y aunque yo también tenía ganas de que la estrella de Star Trek mordiera el polvo, no lo cambio por la impagable imagen del final:

No sé vosotros, pero yo me siento poderosoNo sé vosotros, pero yo me siento poderoso

En fin, aunque me ha gustado el episodio, en mi opinión tampoco ha sido de los mejores. Eso sí, ha sido muy importante para la trama principal, porque por fin tenemos novedades con respecto a la pareja Leonard-Penny. A decir verdad, yo nunca he estado demasiado a favor de la relación entre estos dos personajes, o al menos en el momento de la serie en el que se ha producido. Creo que, aunque en algún momento tenía que pasar, empezaron a salir demasiado pronto. Y, para mí, el más perjudicado ha sido el personaje de Leonard, que ha perdido su frescura inicial para convertirse en “el novio de”. Espero que, ya que parece que la situación va a cambiar durante un tiempo, recuperemos al Leo-nerd del principio.

Y para terminar, vayamos con los que, para mí, han sido los tres mejores momentos del episodio:

  • En tercer lugar sitúo a Sheldon y su conocimiento de las emociones femeninas a través de los cómics: “Cuando Cathy está molesta dice Ack! y come helado. Si fueras un gato te habría comprado una lasaña
  • El segundo puesto para la discusión acerca del mensaje de las camisetas de equipo diseñadas por Sheldon. Puede ser deformación profesional, pero me he partido con todas las interpretaciones de “The Wesley Crushers
  • Y la medalla de oro para el genial debate acerca de los animales gigantes y la conclusión de Raj y los conejos: “No me gustan los conejos. Parece como si quisieran decir algo pero al final nunca lo hacen“. / “Son los únicos mamíferos cuyo escroto está delante del pene”. / “Quizás eso sea de lo que quieren hablar”. ¿No es genial este hombre?

Bueno, ya está bien de hablar de mí. ¿Cuáles han sido vuestros momentos favoritos? Y, sobre todo ¿qué os ha parecido el episodio?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review TBBT: The Wheaton Recurrence
3 (60%) 2 votes

Categorías: Reviews Series The Big Bang Theory Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »