Review TBBT: The Vengeance Formulation

The Vengeance Formulation

Tengo que comenzar este artículo con una confesión personal: estaba aterrada ante la idea de que, debido a la aparición de cierta persona (que sigo sin nombrar por si hay algún antispoiler en la sala) todo el episodio estuviera plagado de referencias a Battlestar Galactica, serie que jamás he visto. Por ese motivo, antes de nada estuve investigando por Internet, en busca de información que me permitiera entender al menos algún que otro gag. Y aunque al final no era para tanto, he aprendido dos cosas: que la wikipedia, a pesar de lo que diga mi padre, a veces es muy útil, y que tengo que ver Battlestar Galactica. ¿Repasamos el 3×09? So Say We All!

Antes de empezar, manifiesto feminista: una cosa es tratar de demostrar que Leonard y compañía son más inteligentes de lo normal y otra que a veces pinten a las mujeres como si fueran tontas. Porque desde luego la pobre Bernadette no es precisamente una Leslie Winkle… Pero sí que tiene algo claro: después de la tercera cita hay que decidir hacia dónde van las cosas (bueno, y también que el momento del sexo anda cerca). Por cierto, Sheldon, sí que nos estamos refiriendo a date como cita, y no como dátil

Pero a lo que íbamos. Si hay un estereotipo masculino por antonomasia, es el miedo al compromiso. ¿Y quién mejor para representarlo que Howard? El pobre muchacho siempre se había imaginado que el día que sentara la cabeza, la cosa sería diferente (ay, iluso, eso nos pasa a todos…) Y la verdad es que sus dudas no son tan difíciles de comprender a la vista de la lista de posibles candidatas que se había hecho: Megan Fox, Halle Berry o Katee Sackhoff (bueno, sí, Raj también…)

¿Quieres jugar a Cyclon y el colonizador?¿Quieres jugar a Cyclon y el colonizador?

Por cierto, hablando de esta última, no podemos olvidar su aparición: corta pero intensa. Sinceramente, pensaba que el papel de Starbuck en este episodio sería algo más decisivo. Sin embargo, hay algo muy interesante en ella: es curioso como ni siquiera en su imaginación las mujeres terminan de sentirse del todo a gusto con Howard. Y es que Katee, como la mayoría de nosotros, plantea la siguiente pregunta (presentando otro momentazo):

– ¿Por qué pasas el rato aquí conmigo en lugar de estar con una mujer real?
– Ella no es tú.
– Yo no soy yo.

Ante esto el muchacho decide actuar y pasa a la acción pidiéndole matrimonio a Bernadette. ¿Es que los hombres no tenéis término medio? Eso sí, tengo que reconocer que a pesar de la metedura de pata, el intento de arreglarlo ha sido, cuanto menos, tierno. No voy a decir que ésta haya sido la mejor versión de Bernadetteque haya oído jamás, pero al menos el pobre lo ha intentado. Y parece ser que nuestra Julieta está de acuerdo. Desde aquí envío un mensaje a los guionistas de la serie (estoy segura de que leen Todoseries): ¡gracias por hacernos ver que no os habíais olvidado de la chica de The Creepy Candy Coating Corollary! ¡Queremos que le deis una oportunidad a alguna de las relaciones de Howard! Dicho queda.

¡Kripke, voy a matarte!¡Kripke, voy a matarte!

Cambiando de tema: no sé a vosotros, pero a mí esta semana Sheldon me ha dado un poco de pena. El pobre había preparado su entrevista con mucha ilusión, adaptándolo incluso a una audiencia menos culta (“Howard, mira esto y dime qué es lo que no entiendes“). ¡Hasta se había vestido con traje de chaqueta para su entrevista por teléfono! Pero no contaba con Kripke y su as en la manga: una bombona de Helio. Describir el efecto del gas en la voz de Cooper no será suficiente. Sólo hay que decir que sus amigos se han reído de él como han querido (y yo, lo reconozco también). ¡Espero que, al menos, su madre haya rezado por su alma con su grupo de lectura de la Biblia!

Pero todos sabemos que una de las pocas emociones que Sheldon es capaz de mostrar es el deseo de venganza. Y aunque en un principio, todo hay que decirlo, se pasa un poco con la idea del envenenamiento (y de la bolsa de pedos, que más tarde sufrirá Leonard), la venganza espumosa me ha parecido genial. Lástima que, además de Kripke, haya habido daños colaterales como el director. Y, peor aún, que haya reconocido su autoría y la de sus colaboradores en vídeo…

El Ganges en un día de coladaEl Ganges en un día de colada

Y, por último, apropiándome ilegalmente de algunas ideas de la Doble D, haré mi top 3 de mejores frases que no han podido formar parte de este repaso. Por supuesto, no hay ni que decir que estoy deseando escuchar vuestras favoritas:

  • En tercer lugar, la frase de Penny a Howard: “¡Oh, llegas tarde! Scarlett Johanson y Wonder Woman han estado aquí buscando a pequeñas comadrejas neuróticas.”
  • El segundo puesto compartido entre Penny y Raj. Me ha encantado la cara del indio cuando la muchacha ha entrado de repente al piso y le ha soltado ese “Hey, Raj, ¡háblame!”
  • Y el primer puesto de nuevo para el señor Rajesh que, además de estar sembrado en este episodio, nos ha dejado uno de los momentos más divertidos imitando la voz de Sheldon bajo los efectos del Helio: “¡Representamos al gremio de las piruletas y te queremos!”

¡Espero vuestros comentarios!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »