Review TBBT: The Thespian Catalyst

Review TBBT: The Thespian Catalyst

Lo comenté el otro día, pero hoy lo vuelvo a repetir: me desconcierta que haya tantos parones en una temporada. A ver, sé que The Big Bang Theory no es una serie que te tenga en vilo esperando a ver qué ocurre en el siguiente episodio. Pero aún así, me gustaría que fueran más seguidos, aunque para ello la temporada tuviera que terminar antes. En fin, ahora que me he manifestado inútilmente, vamos a comentar el episodio. Porque a mí, al menos, me ha gustado The Thespian Catalyst

Volvemos a retomar la clásica estructura de dos tramas independientes. La primera, centrada en Sheldon, la segunda en Raj y sus problemas de… vamos a dejarlo en sus problemas. ¿Qué decir? En cierto modo el episodio ha vuelto un poco hacia atrás (a cuando la serie molaba), y han recuperado algunos de los rasgos más distintivos de los personajes. Vamos a verlo un poco más despacio:

Comencemos con Sheldon. Parece ser que el doctor Cooper ha accedido (aún no sé muy bien cómo) a dar unas clases magistrales en la universidad a los alumnos más aventajados del curso de doctorado. Obviando aquella extraña norma que le impedía hablar en público delante de cierto número de personas, hemos tenido la suerte de colarnos en una de sus lecciones. A decir verdad, tengo que romper una lanza a favor de Sheldon: al menos el hombre ha intentado hacerse el simpático utilizando algunos chistes (¡yo me he reído!). Sus alumnos, por el contrario, han sido aún más sosos que él… Sin duda, son pequeños Sheldons en potencia.

Igualito que en mis clases de historiaIgualito que en mis clases de historia

Al igual que cualquier estudiante con una buena red wifi al alcance (que tire la primera piedra el que no lo haya hecho alguna vez), los alumnos de Sheldon se han dedicado a comentar la jugada por Twitter. Y a sus “amigos” les ha faltado tiempo para ponerse a cotillear. Algunos de los tweets han sido geniales. Pero me quedo, sin embargo, con una expresión: el KMN (Kill Me Now) que, a partir de ahora, utilizaré con frecuencia cuando me vea en una de estas. He avisado…

Claro está, a Sheldon no le sienta nada bien enterarse de la opinión que sus alumnos tienen de él, y trata de ponerle solución. Pero no para convertirse en un mejor docente, para transmitir sabiduría a sus alumnos, o cualquiera de los otros motivos que nos enseñan en pedagogía. No: lo hace porque no puede permitirse fallar en algo. Eso es taaaaan Sheldon… De modo que, siguiendo el consejo de Amy (muy divertida, por cierto, así, en pequeñas dosis), Sheldon decide dar clases de interpretación con Penny.

Dos puntos positivos: el primero, como ya dije, el hecho de que recuerden que Penny es actriz (aunque sea entrecomillado): no es muy creíble que una muchacha que se muda a la gran ciudad en busca de su sueño lo olvide completamente. Recuerdo que en Friends veíamos continuamente a Joey haciendo castings o buscando cualquier tipo de papeles. Creo que en este caso no iría nada mal con el personaje para darle credibilidad.

El segundo punto, como siempre, es lo genial que se vuelven las escenas cuando juntamos a Penny y a Sheldon en una misma situación. Sigo pensando que son los dos personajes que mejor encajan juntos, y episodios como el de hoy me dan la razón: ¡qué grandes esos ensayos! Penny, tratando de hacerse la profesional, y Sheldon… siendo tan Sheldon. Divertidísima, por cierto, Kaley Cuoco haciendo del Señor Spock:

Al menos lo intenta…Al menos lo intenta…

Por otro lado, Raj ha sido el protagonista de la segunda trama del episodio. El pobre se siente solo porque no se siente capaz de gustarle a una mujer (lo de no poder hablarles es una gran desventaja). Y claro, sólo hace falta que Bernadette le dedique un piropo para que el pobre se ilusione.

De modo que se ha pasado el episodio fantaseando acerca de diferentes situaciones en las que Bernadette caía rendida en sus brazos. La lástima es que el pobre Howard siempre salía bastante perjudicado. Eso sí, me ha encantado ver cómo en cada fantasía Raj no se quedaba a gusto hasta que no recibía el permiso de acostarse con Bernadette de boca del propio Howard. ¡Si es que el pobre tiene un concepto muy elevado de la amistad!

Ahora bien, a veces, más que la propia fantasía en sí, casi me he reído más con la cara de Raj al volver a la realidad y darse cuenta de que estaba imaginándoselo todo. Y, sobre todo, la afirmación que ha tenido que hacer varias veces, como si se estuviera convenciendo a sí mismo: definitivamente, no es gay. ¡Me encanta este personaje!

Mientras tanto, él, en su mundo…Mientras tanto, él, en su mundo…

Vamos a comentar ahora los momentos con los que más me he reído en el episodio. ¿Coincidimos en alguno?

  • En tercer lugar, el monólogo final de Sheldon que, después de conseguir meterse en el papel, llora desconsolado porque no quiere que se lo lleven al futuro.
  • En segundo lugar, el baile de Raj y Bernadette en plan Bollywood. Ha sido genial: “You are my love, my universe…
  • Y, en primer lugar, los tweets de los alumnos de Sheldon. Como ya he dicho antes… KMN!

Leyendo por el foro he visto que prácticamente a nadie le ha gustado el episodio. ¿Estaba demasiado optimista cuando lo vi porque acababa de terminar los exámenes? Puede ser… el caso es que, como digo, me reí bastante con él. ¿Alguien en la sala está de acuerdo conmigo?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review TBBT: The Thespian Catalyst
3 (60%) 1 vote

Categorías: Reviews Series The Big Bang Theory Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »