Review TBBT: The Psychic Vortex

The Psychic Vortex

Después del inevitable parón de navidades, The Big Bang Theory ha regresado con The Psychich Vortex, un episodio bueno pero que, para ser sinceros, no me ha llenado del todo. Una vez más he pasado un buen rato viéndolo, y los 20 minutos que dura el capítulo han volado en un abrir y cerrar de ojos. Sin embargo, tengo una sensación agridulce. ¿Será que este año me he vuelto más exigente? Pasad y hablamos de ello, a ver qué opináis vosotros.

Como iba diciendo, al ver este episodio he tenido la sensación de que algo no terminaba de cuajar. Eso sí, tengo que reconocer que me han gustado (¡y mucho!) todas las referencias frikis. Pero vayamos poco a poco, primero los puntos negativos y luego lo positivo:

La trama de la doble cita me ha parecido algo repetitiva: ¿no os ha dado la impresión de haberlo visto ya todo antes? Una vez más tenemos otra pelea entre Lenoard y Penny, en esta ocasión porque la aspirante a actriz ha consultado a una médium para que le aconseje acerca de su carrera. Guardando las distancias, otro claro ejemplo de la lucha entre el hombre de ciencia y el hombre de fe. Sí, tengo muchas ganas de que vuelva Lost…

Pues eso, que para mi gusto esta pareja necesita una renovación, porque desde que empezaron a salir juntos el personaje de Leonard ha perdido muchísimo. Por el contrario, Howard y Bernadette sí parecen evolucionar (¡ya van por el octavo set!). Wolowitz aún no se puede creer que salga con una mujer de verdad y no artificial (o imaginaria, como ya nos enseñaron en otra ocasión). Pero claro, en una cita doble el mal ambiente entre una pareja puede provocar una situación de lo más incómoda. Y si no que se lo digan a Bernadette:

¿La noche? De lo más incómoda, gracias.¿La noche? De lo más incómoda, gracias.

La trama de Sheldon y Raj, sin embargo, me ha gustado más. Cooper está contentísimo porque, al marcharse sus amigos con sus respectivas parejas, él tiene la tarde libre para, básicamente, formatear su ordenador. Cada cual se divierte a su manera… Pero el indio, que cada vez se ve más solo, le convence para que sea su wingman esa noche (Haaaaave you met Raj?). Vale, en realidad, más que convencerle, le soborna regalándole su linterna verde de edición limitada. Y más tarde hará lo propio con sus guantes de Hulk autografiados. ¡Pobre Raj!

El caso es que, una vez en la fiesta, a Sheldon le cuesta un poco entender exactamente cuáles son sus funciones como “compañero de ligues” (genial lo de “Mi compañero está buscando a alguien con quien copular“). Aunque al final parece ser que le coge el tranquillo, porque no sólo se da cuenta de cuándo tiene que usar una de esas sonrisas tan terroríficas que sólo él sabe hacer, sino que, además, Abby y Martha terminan en su piso cantando “American Woman” con el Rock Band.

In brightest day, in darkest night, no evil shall escape my sight.In brightest day, in darkest night, no evil shall escape my sight.

El problema es que Sheldon opina igual que mi abuela cuando dice eso de: “Una y no más, Santo Tomás“. El muchacho lo pasó bien, pero eso de tener que quedar una segunda vez no tiene mucho sentido. Sin embargo, unos guantes del increíble Hulk pueden hacer maravillas…

Por otro lado, si hace un par de episodios dudé acerca de la posibilidad de que Sheldon mantuviera una relación con una mujer, esta vez me he quedado mucho más tranquila: después de que Raj, por fin, triunfara con su chica, él ha tenido la ocasión de oro para hacer lo propio con Martha. Pero por más que la pobre ha tratado de hacérselo ver (¡hasta le ha pedido permiso para entrar en su habitación!), Cooper ha sido incapaz de sospechar nada en absoluto. ¡Ése es nuestro Sheldon!

Buenas noches, débil humana.Buenas noches, débil humana.

Y, para terminar, el pequeño ranking de los momentos más divertidos, al que, como siempre, os pido que hagáis vuestras propias modificaciones o aportaciones:

  • El tercer puesto para Raj y su “Namaste, hombres blancos“.
  • La segunda posición para Howard y su gráfico sobre la mujer ideal de Leonard.
  • Y la medalla de oro, una vez más, para Sheldon por su imitación de Hulk, sus ganas de aprender Finlandés en sus ratos libres y ese inolvidable paseo por Flatland.

¡Ah! Antes de marcharme dejo un bonus track. No es que sea especialmente importante, pero estoy viendo Galáctica y me ha hecho tanta ilusión…

¡Ojalá Starbuck hubiera visto esto!¡Ojalá Starbuck hubiera visto esto!

¿Qué os ha parecido a vosotros el episodio? ¿Os ha gustado o también habéis echado algo en falta? La polémica está servida. Comentad, comentad…


Categorías: Opinión Series The Big Bang Theory Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »