Review TBBT: The Love Car Displacement

Review TBBT: The Love Car Displacement

Lo hemos dicho muchísimas veces: cuando The Big Bang Theory deja de centrarse en Sheldon y se vuelve más coral, mejora muchísimo. Y qué mejor prueba que el episodio de esta semana. Por mi parte, si en adelante siguen por este camino, estoy dispuesta a olvidar lo que dije en la review de The Bus Pants Utilization. Con episodios como este, alegra saber que aún nos quedan, como mínimo, tres temporadas más. Si es que con nada estos chicos me vuelven a conquistar…

Reconozco que el inicio del episodio no me dio buena espina: los primeros 30 segundos, dedicados a ver cómo Sheldon se quejaba una vez más de la ineptitud de Penny como camarera me hicieron pensar que íbamos a ver una nueva entrega de “The Sheldon Theory”. Pero, por suerte, me equivoqué.

La excusa que han utilizado para reunir a todos los personajes ha sido la de una conferencia científica en la que todos iban a participar como ponentes. La única que se quedaba al margen, Penny, ha entrado en el juego gracias a las palabras mágicas: “spa gratis“. De modo que de repente hemos reunido a más personajes de los que estamos acostumbrados (siete en lugar de cinco) y, encima, cambiamos de decorado (lo cual, en una serie como esta, se agradece).

Como cabría esperar, el encargado de organizar el viaje ha sido Sheldon. Detallazo friki el verle repartir las plazas de los coches con los Miis (los avatares de la Wii), y más adelante, en el coche, utilizar los nombres clave de “Red Leader” y “Red Five“, como en Star Wars.

Organizando el Escuadrón RojoOrganizando el Escuadrón Rojo

Uno de los puntos fuertes del episodio ha sido Amy (lo sé, incluso a mí me sorprende que esté diciendo esto.) Sinceramente, me encantaría poder leer ese blog, en especial las entradas en las que habla de su “bestie” (probablemente si leyera las de ciencias no me enteraría de nada). ¡Al final resulta que Amy va a terminar siendo verdad que es más humana que Sheldon! Si incluso se ha preocupado por convencer a Cooper para que ascendieran a Penny de coche…

Hoy me han gustado todas las intervenciones de Amy Farrah Fowler: desde el momento en el que se vende como compañera de habitación ideal porque sufre estreñimiento, hasta su inquietante charla con Penny acerca de la “Envidia del pene” de Freud. Un tanto incómodo, sí, pero muy divertido.

Por otra parte, no nos podemos olvidar de la gran pareja formada por Howard y Bernadette. Los pasajeros de “El coche del amor” (pobre Raj) han sido los culpables de todo lo que ha ocurrido después. O, mejor dicho, el desencadenante ha Glenn, el antiguo noviete de Bernie. En cierto modo, entiendo a Howard: uno debe sentirse intimidado al tener que competir con alguien así…

El gran (literalmente) Rick FoxEl gran (literalmente) Rick Fox

En lo que no coincido con Howard es en la perlita que le ha soltado a su novia: “Nunca pensé que un tipo como yo, saliendo con una chica como tú, tendría que competir con alguien como él.” Entiendo que Bernadette se haya enfadado, la verdad. Y esta discusión ha puesto en marcha una reacción en cadena que ya quisiera la teoría del caos…

Básicamente, hemos hecho rotación de personajes por las habitaciones. ¿Aspectos a destacar? En primer lugar, Sheldon me da miedo cuando duerme en “modo faraón”. No es broma, lo digo de verdad. En segundo lugar, hemos visto que Penny y Leonard han roto, momentáneamente, su zona neutral. Me da la impresión de que ha sido algo aislado, y que no le darán más importancia. Pero ha ocurrido. Y, en tercer lugar ¿alguien más pensó que Raj terminaría compartiendo cama con Howard? Dado el historial de estos dos, apostaba por ello.

Todas las tensiones acumuladas por la noche han terminado saliendo a la superficie en la conferencia. Una escena genial, la verdad. Ha sido divertidísimo, porque han sacado a la luz absolutamente todo lo que ha ocurrido en el episodio. Y aunque al principio Bernadette y Howard han sido más sutiles (esa metáfora de las armas nucleares…), luego la cosa se les ha ido a todos de las manos. Mención especial para Penny y Glenn, que han sido capaces de sacar a Leonard de sus casillas sin tener que aparecer siquiera en pantalla.

Por fin, una conferencia interesantePor fin, una conferencia interesante

Vamos a repasar los que, para mí, han sido los momentos más divertidos del episodio:

  • En tercer lugar, precisamente el momento en el que nos hemos quedado: el “Noooo!” de Leonard al ver que Penny y Glenn se acababan de conocer. Amigo, parece que la zona neutral va a seguir siéndolo durante un tiempo.
  • En segundo lugar, el momento hotel del gran Raj: le vemos salir del cuarto de baño con una caja de pañuelos, irse hacia la cama, poner la tele… y sacar los pañuelos para secarse las lágrimas mientras ve El Diario de Bridget Jones.
  • Y, en primer lugar, me quedo con el desplazamiento en el coche del amor, con Howard y Bernadette como Sonny y Cher cantando “I got you“. ¡Enormes!

Para terminar, os dejo un video curioso. ¿Recordáis que hace unas semanas Kaly Cuoco no apareció en dos episodios porque se había roto la pierna montando a caballo? Pues el otro día estuvo en el Show de David Letterman y contó cómo había ocurrido todo. Después de verlo sólo puedo decir una cosa: ¡esta mujer es un encanto!

Ouch! Eso duele…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »