Review TBBT: The Justice League recombination

Review TBBT: The Justice League Recombination

Así, sí. The Big Bang Theory ha despedido el año como esperábamos: con un episodio muy divertido que a más de uno nos ha recordado a los viejos tiempos. No exagero si digo que antes de que sonara la intro ya me había reído más de lo que me reí con todo el episodio anterior. The Justice League Recombination ha demostrado que, si se lo propone, TBBT aún puede darnos muchísimos grandes ratos. ¿Lo comentamos?

Lo primero de todo: Zack, por lo que parece, ha vuelto para quedarse. Su “regreso” puede sonar un poco extraño, ya que hasta el episodio anterior sólo lo habíamos visto una vez. Pero el hecho de que salga en dos episodios seguidos y con un papel tan relevante nos hace pensar que vamos a tenerlo por la serie más a menudo. Si no me equivoco y esto es así, la verdad es que me alegraría. No sé, le he cogido cariño al personaje. Es simpático, y además trata de integrarse en el grupo. Además, su “coeficiente intelectual” da mucho juego.

El mejor ejemplo de esto ha sido el inicio del episodio. Todos han estado enormes haciendo bromas sobre él. ¡Hasta Sheldon se ha vuelto sarcástico! “¿Llevaba la estrella de mar pantalones cortos? Porque quizás estabas viendo Nickelodeon.” Me lo he pasado tan bien que hasta que Penny no les ha echado en cara que se estaban pasando de la raya ni siquiera he caído en la cuenta de que era verdad. Pero qué le vamos a hacer: para una vez en que son los nerds los que se burlan del guaperas musculitos tampoco nos vamos a poner quisquillosos.

¿Un Milk Dud?¿Un Milk Dud?

La parte buena es que Zack ha perdonado tan rápido como se había enfadado. Y la reconciliación ha vuelto en forma de tienda de cómics (por cierto, me ha alegrado ver de nuevo a Stuart, otro pequeño-gran secundario). Ha sido precisamente en la tienda donde hemos abierto el “tema principal” del episodio: el concurso de disfraces de Nochevieja. ¿Hay algo más friki que pasar la Nochevieja disfrazados de la Liga de la Justicia? Awesome!

Con respecto a los disfraces, todos han estado geniales: Howard poniendo “voz de hombre” con su traje de Batman, Raj quejándose y prefiriendo el vestido de mujer (“Aquaman sucks!”), Leonard explicando la diferencia entre Flecha Verde y Linterna Verde y, sobre todo, Sheldon vestido de Flash. ¡Es increíble cómo se mete en el personaje cada vez que se pone el traje! Jamás olvidaré aquella ve en la que se puso como una moto después de tomar café, allá por la segunda temporada. Esta vez ha sido divertidísimo oírle llamar 30.000 veces a la puerta de Penny, o verle ir y volver corriendo del Gran Cañón (las dos veces).

Por cierto, un punto a favor ha sido que se hayan acordado de mencionar a Amy y Bernadette a la hora de pedirle a Penny que se disfrazara de Wonder Woman. Además, las excusas cuadraban con los personajes. Y, aunque Bernadette me encanta, me he alegrado enormemente de no tener que ver a la Farrah-Fowler esta semana. En general, se da la tendencia de que el nivel sube cuando Amy no aparece. Chuck Lorre, vamos a hacer una cosa: Danos a Zack y te devolvemos a Amy, ¿trato hecho?

Ups...Ups…

El otro “gran tema” del episodio ha sido la relación Penny-Leonard. Nos ha demostrado que la cosa sigue latente, y que el único motivo por el que Penny ha vuelto con Zack ha sido para evitar tener que pasar sola el fin de año. Es obvio que estos dos son la pareja de la serie, y que por mucho que traten de ocultarlo, siguen colados el uno por el otro. Nada nuevo, dicho sea de paso.

Prácticamente desde el principio de la serie tengo claro que al final Penny y Leonard deberían estar juntos. Es la base de la trama. Y, a decir verdad, me parece bien. Sin embargo, creo que se precipitaron mucho a la hora de convertirles en pareja. Por eso me da miedo que la historia se vuelva a repetir. Sin duda, a menudo la tensión es mucho mejor que la resolución. A ver si esta vez se lo toman con más calma…

Volviendo a la trama, al final Leonard ha conseguido que Penny se disfrazara de Wonder Woman (para alegría de buena parte de la audiencia, no tratéis de negarlo). Y, claro está, el hecho de tener una mujer de verdad ha sido esencial para que el grupo se alzara con el premio de la tienda de Stuart. Por cierto, merece la pena echar un vistazo detenidamente a todos los disfraces. ¡Muy currados los extras!

¿Los reconoces a todos?¿Los reconoces a todos?

De modo que The Justice League Recombination ha sido un final más que digno para este 2010. Ojalá que en Enero la serie regrese con este nivel y no con el que venía mostrando últimamente. Terminamos, como es habitual con las tres mejores citas del episodio. ¡Aviso! Las tres son insultos a Zack. Pobre hombre…

  • En tercer lugar, Howard refiriéndose a nuestro invitado en la tienda de cómics: “¿Es eso sarcasmo?” “No, es una crítica al sistema educativo americano.”
  • En segundo lugar, Sheldon y sus correcciones lingüísticas: “Estáis deduciendo que soy estúpido.” “No es correcto. Lo estábamos insinuando. Entonces tú lo has deducido”.
  • Y, en primer lugar, la frase protagonizada por Leonard (y los delfines): “Los delfines pueden ser más inteligentes que las personas.” “Los delfines pueden ser más inteligentes que algunas personas.” “No lo entiendo.” “Un delfín lo haría.”

Y, como estamos en Navidad, época de regalos, me tomo la libertad de ofrecer un bonus track en forma de vídeo. ¿Quién no se ha reído con Sheldon viajando en modo Flash? ¡Divertidísimo!

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review TBBT: The Justice League recombination
1 (20%) 1 vote

Categorías: Reviews Series The Big Bang Theory Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »