Review TBBT: The Irish Pub Formulation

TBBT

Hay que ver lo que ayuda un revisionado. No se por qué motivo, la primera vez que vi The Irish Pub Formulation no me pareció nada del otro mundo. Pero al volver a verlo he cambiado totalmente de opinión: el episodio, que comienza con uno de los recursos más usados de las sit-coms, culmina con uno de los mejores diálogos de lo que llevamos de temporada. ¿Estás de acuerdo? ¡Pues vamos a comentarlo!

Si la semana pasada decía que había echado mucho de menos a Penny, esta vez la verdad es que no me ha vuelto a ocurrir. Leonard ha tomado las riendas del episodio y Sheldon, como siempre, ha estado enorme. Sin embargo, sí que he echado de menos alguna mención a la camarera, sobre todo teniendo en cuenta la facilidad con la que Leonard parecía estar dispuesto a dejarlo todo y marcharse a Nueva Delhi. Pero no adelantemos acontecimientos…

Decía al principio que el episodio ha tirado de un recurso muy visto en este tipo de comedias: el tácito pacto entre amigos que prohíbe tener relaciones con hermanos/as. De hecho, en este caso ni siquiera ha sido tácito: Raj se ha encargado de dejarlo bien claro. No puedo evitar acordarme de la relación entre Monica y Chandler en Friends, y el miedo que ambos (sobre todo él) tenían de confesárselo a Ross.

En este caso ha sido la hermana de Raj la que ha revolucionado al grupo. Ahora sabemos que, cuando el indio dice que no es capaz de hablar delante de las mujeres, su hermana no está incluida. Y la verdad es que me alegro, porque habría sido muuuy raro que ni siquiera hablara delante de su hermana. Hay que añadir que Priya tampoco comparte los problemas de Raj: ¡anda que ha tardado poco en lanzarse a por Leonard!

¿Mejor que el ¿Mejor que el “Train Day”?

Coincido también con nuestros protagonistas en que la recién llegada es muy atractiva. Así que no es de extrañar que cuando Leonard ve la oportunidad de estar con ella olvide automáticamente cualquier pacto que hubiera hecho con sus amigos e invita a Priya a su piso. Me ha encantado cómo ambos tratan de evitar que Sheldon vea a la hermana de Raj, con salto detrás del sofá incluido. ¡Divertidísimo!

Lo que sí que me ha sorprendido es saber que no era la primera vez que Leonard y Priya dormían juntos. ¡Reincidentes! Y también me ha chocado la disposición de Leonard de dejarlo todo y trasladarse a Nueva Delhi para iniciar una relación. ¿Tantas ganas tiene de encontrar pareja? Y, sobre todo, ¿tan pronto se ha olvidado de Penny como para ni siquiera pensar en ella? Porque cuando tocó ir al Polo Norte, la rubia era el principal motivo de duda para Leonard. ¡Y por aquel entonces no habían salido juntos! No sé, no me pega que ni siquiera se acuerde de ella…

En fin, como era de esperar (y habría sido una decepción de cualquier otra forma), Sheldon descubre a la pareja. Y no se corta un pelo a la hora recordarle a Leonard (gracias, en parte a su memoria eidética) que ha cometido una triple traición hacia sus amigos. Yo, sinceramente, la traición hacia Sheldon la veo algo menos justificada, pero no pienso tratar de llevarle la contraria.

¡Pillados!¡Pillados!

De este modo, Sheldon, que en un principio podría estar algo más apartado de la trama al ser el único que no se veía afectado por la llegada de Priya, vuelve a ocupar un lugar central. Y es que si nos fijamos, hasta el momento en el que “descubre la traición”, Cooper había estado aislado del resto: en la primera escena se preocupa más por explicar su “Train Day” en Pasadena que por Priya, y luego en el piso está embebido en su juego de ordenador. Por cierto… ¡qué grande el simulador! ¡Qué recuerdos! Me han venido a la cabeza las horas que he pasado jugando con esos discos de 5,25’’ y una pantalla a tres colores. Ains…

Como iba diciendo, todos conocemos el problema de Sheldon a la hora de guardar un secreto. ¡Genial la conversación sobre Alfred y Batman! Por ese motivo, necesitan una buena cortada a la que aferrarse si llega el momento de mentir. Y la coartada de Sheldon es de lo mejorcito que he visto, ¡con servilleta autografiada y mechón de pelo incluido!

Leonard, call me if you’re interested in coitusLeonard, call me if you’re interested in coitus

Lo que ninguno de los dos esperaban era que la coartada se rompiera fácilmente por culpa de un episodio de Caprica. Por desgracia, tengo la impresión de que la historia no va a volver a repetirse… Si de algo sirve, señores de Syfy, ¡los personajes de TBBT también veían la serie!

Sintiéndolo mucho por Leonard, me alegro que hayan descubierto su secreto. Y no es porque tenga nada en contra de él. Es que gracias a eso hemos tenido una de las escenas más divertidas de la temporada: ver cómo se echaban en cara pequeñas “traiciones” que tenían escondidas. Ha habido de todo, aunque quizás lo que más gracia me ha hecho ha sido ver cómo se aprovechaban del pobre Raj por ser extranjero para recibir regalos y favores los días festivos. ¡Enorme!

Y, para terminar, dejo mi Top Three de frases del episodio. Esta semana me ha costado mucho elegir y, al final, el resultado ha estado monopolizado por Sheldon:

  • En tercer lugar, la respuesta que ha tenido hacia Raj cuando éste ha advertido que no quería que nadie tocara a su hermana: “¿Por qué iba a tocarla? Está cubierta de gérmenes de avión.” Sí, realmente sigue sin entenderlo…
  • En segundo lugar, y sin necesidad de más explicación, la frase para el recuerdo que le ha soltado a Leonard: “No hay héroes cuando se trata de dermatitis.” ¡Ahí, ahí, viviendo al límite!
  • Y en primer lugar el friki-insulto de la semana: “Eres demasiado bajo para ser Darth Vader. Como mucho puedes ser un Ewok traidor.” ¡Genial!

Os cedo el turno de palabra. ¿Qué os ha parecido The Irish Pub Formulation? ¡Comentadlo!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »