Review TBBT: The Fish Guts Displacement

primer imagen

Esta semana, The Big Bang Theory no fue fulgurante. Convengamos que el episodio anterior había puesto la vara muy alta como para ser superada con facilidad. Aún así, este  The Fish Guts Displacement es el tercer episodio más visto de la temporada -sólo por debajo de The 43 Peculiarity y el brillante The Parking Spot Escalation-. No digo que me aburrió y me quedé dormida, pero tuvo escasos momentos de verdad graciosos,  y esos pocos fueron de la mano de Amy.  ¿Comentamos el 6×10? ¡Vamos!

  • Episodio 6×10: The Fish Guts Displacement
  • Fecha de emisión: 6 de diciembre

El arranque del capítulo me hizo ilusionar con una cosa… Y derivó en otra totalmente diferente. ¿Por qué hablar de Spider-Man y películas con malas secuelas para terminar en rollos familiares intrascendentes   Qué chasco. Si no fuera por Amy -la gran salvadora-, la puntuación del episodio sería aún menor.

Como nos enteramos hace exactamente una temporada, Amy y Sheldon tienen un acuerdo de pareja que consta de 31 páginas y entre tantas otra cosas, hay una cláusula que dice que se deben cuidados en caso de enfermedad. Sheldon, para variar, se las rebusca para que eso sea sólo cuando él está enfermo. Pero al final se queda y cuida de ella. Morí de ternura. Sheldon, efectivamente está cambiando. No sólo está honrando su contrato sino que está siendo empático con alguien que no se siente bien. Que es su novia, detallito. Pero es alguien que no es él mismo. Puntazo, Shelly.

enfermita

Situación Howard-Suegro: Howard va a comer a lo de sus padres políticos. ¿Hace falta que el viejo sea tan pero tan cabrón? Ya está, la nena se casó. Te guste o no te guste, eligió al alfeñique de 44 kilos -o menos-. Listo, deje de hacerse el malito Mr. Rostenkowski. Y la mamá de Bernie… ¿Sabemos si la señora tiene todos los focos prendidos? ¿A quién sale la microbióloga tan charlatana con esos padres tan cortos? La situación, de todos modos, no deja de ser un poco cliché. Ya vimos La familia de mi novia, con un De Niro excelente en el papel del suegro mala onda que se las pone negras al yerno. ¿Es que no hay ideas o no saben por dónde llevar la historia de los recién casados?

incomodidas

Como buen novio, Sheldon cuida Amy, aunque no le tiene mucha paciencia. Primero le quiere hacer creer que se va a curar con un Tic Tac porque ya está medio podrido, pero luego… Le aplica Vaporub en el pechito. Si eso no es el máximo de contacto carnal que han tenido estos dos, le pega en el palo. Y las expresiones de Amy ante los toqueteos inocentes de Sheldon, el tono de su voz, esa libido contenida. Mayim Bialik brilla cuando dota a Amy de lujuria.

vaporub

Howard, mientras tanto, la sigue pasando reeee bien en lo de sus suegros. Tan bien que por sugerencia de su mujercita, termina metido en una ida a pescar con el papá de Bernadette. Justo Howard, que en la vida ha tenido un referente masculino que no fuera de un cómic o de la tele. Así que decide pedirle ayuda a la única persona de su entorno que sabe de tareas netamente masculinas y no pasar vergüenza: ¡Penny!

pesca

La rubia es quien les enseña cómo poner una lombriz en el anzuelo y sacar las tripas del pescado. Leonard, Howard y Raj, por distintas circunstancias, no tienen la más pálida idea  de cómo proceder. Uno, porque el papá se la pasaba con momias.  El otro, porque el suyo es ginecólogo. Y Howard, ya sabemos: no papá en la historia. A todo esto, ¿no les parece que Raj está muy desdibujado esta temporada? Sólo mete algún que otro bocadillo gracioso por turno, pero nada rmás (salvo por el episodio de Halloween, que fue lo más parecido al brillo que tuvo en esta sexta).

tripitas

Como era de esperarse, Howie y el papá de Bernadette no se van nada a pescar, pero parece ser que estamos en el comienzo de una hermosa amistad. Ya por lo menos el viejo deja que lo llame por el nombre de pila -Mike-, y quién sabe, tal vez sea la primer figura paterna que el astronauta tenga en su vida.

de pesca con el suegro

Mientras tanto, en lo de Amy siguen las frotaciones. Que por lo visto le han hecho muy bien ya que está completamente repuesta. Pero la pobre está tan necesitada de afecto y contención (por decirlo de una manera delicada) que no quiere decirle a Sheldon, porque sino ¿de qué otra manera podría hacer que el Dr. Cooper la bañe y le frote el pechito?  Pero como las mentiras tienen patas cortas, es obvio que Sheldon se da cuenta y decide castigarla. Con nalgadas. Lo que a Amy parece levantarle más la temperatura y no precisamente por la fiebre.

nalgaditas

Pasemos sin más al Top 5, que hoy tiene una ligera variación.

 Primer lugar, para las canciones de dibujos animados preferidas de Sheldon:

La del Inspector Gadget.

La de Las Tortugas Ninjas.

Y la de Spider-Man.

Segundo puesto, para Amy, que se ha portado mal y debe ser castigada.

  • Sheldon: Sabes, es de la “vieja escuela”, pero mi padre no era alguien que se contuviera aplicando disciplina cuando mi hermano se metía en su camioneta y se tomaba su “whisky para manejar”.
  • Amy: ¿Estás diciendo que quieres darme nalgadas?
  • Sheldon: No es que quiera. Pero parece que no me dejas elección.
  • Amy: Es verdad. He sido una chica muy mala.

Tercero, para Howard y su suegro, apretados por sus respectivas esposas.

  • Mike: ¿Por qué aceptaste venir?
  • Howard: Porque Bernadette me obligó.
  • Mike: Yo intenté evitarlo también. Mi esposa dijo que tenía que ir.
  • Howard: ¿En serio? ¿Tu esposa te hace hacer cosas?  Eres un policía grande y temeroso.
  • Mike: Tú eres un astronauta,  y tu esposa te hace hacer cosas, y solo mide un metro.

En el cuatro lugar, otro poco de Amy “hanky panky” y Sheldon.

  • Sheldon: Ponte sobre mis rodillas. Empecemos.
  • Amy (extasiada): Dios mío.
  • Sheldon: Disculpa. Se supone que no tienes que disfrutar esto.
  • Amy: Quizá me deberías dar nalgadas más fuerte entonces.
  • Sheldon: Tal vez lo haga.

Y finalmente, en el quinto lugar, Penny explicándole al trío de niñitos cómo comportarse en una salida a pescar.

  • Penny: Paso uno: lombrices.
  • Howard: ¡Ascoooo!
  • Penny: Bueno, ahí está, “asco” es una de esas cosas que no querrás decir delante de tu suegro.  Es igual de malo que “repugnante” y “no quiero ver eso”.

Esto es todo por hoy, nos vemos en “The Santa Simulation”. ¡Hasta luego!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »