Review TBBT: The Benefactor Factor

Review TBBT: The Benefactor Factor

Una vez superado el efecto exámenes del que tanto se habló la semana pasada en los comentarios de la review, volvemos a la tónica general de esta temporada. Y, aunque me pese decirlo, eso significa que, otra vez, el episodio de The Big Bang Theory me ha dejado un poco indiferente. Le salva, a mi parecer, el hecho de que mejore un poco en la recta final. Pero decir eso en un episodio de veinte minutos tampoco implica un gran mérito… Aunque en los comentarios del foro he visto que a algunos os ha gustado bastante. De modo que vamos a comentarlo, ¿no?

En The Benefactor Factor, los muchachos se ven obligados a tratar de agradar a algunos posibles inversores con la finalidad de obtener fondos para sus investigaciones. No nos vamos a engañar: si ya es difícil de por sí tratar de convencer a alguien para que te dé su dinero, la tarea se vuelve prácticamente imposible si, encima, ese alguien está dispuesto a pasárselo en grande riéndose de ti.

Jessica Walter (a la que más de uno conocerá de Arrested Development), ha encarnado a la señora Latham, la ricachona a la que tocaba encandilar. Hay que reconocer que la mujer se ha quedado a gusto despachando a nuestros pobres científicos. Me ha hecho gracia la respuesta de Leonard a la pregunta de qué máquina era la primera que encendía al llegar al trabajo: “Esto…¿la máquina de café?” Está visto que la edad y el dinero intimidan a cualquiera.

Bueno, en realidad, a cualquiera no. Sheldon, el único ser con el suficiente ego como para no dejarse arrollar, decide, como era de esperar, quedarse en casa en lugar de “venderse” a los inversores. Menos mal que Amy, que tiene un poco más de sentido común que él, le ha hecho ver que conseguir ese dinero es la única forma de poder continuar con sus investigaciones. Es la segunda semana consecutiva en la que Amy aparece sólo en esta versión virtual a través de la pantalla de Sheldon. Y tengo que reconocer que me gusta más así que cuando aparece en persona y se vuelve demasiado repetitiva y cargante. De este modo, si se pone muy pesada, siempre queda la opción de minimizarla…

¿Dónde has dejado el salvapantallas de los tiburones?¿Dónde has dejado el salvapantallas de los tiburones?

La gran sorpresa del episodio, claro, ha sido descubrir que la señora Latham tenía la intención de acostarse con Leonard. Sheldon, haciendo gala del gran valor que concede a la amistad, no ha dudado un momento a la hora de convertirse en el chulo de su compañero de piso. ¡Incluso le ha preparado una bolsa con todo lo necesario!

Sin embargo, la actitud de Sheldon ha vuelto a parecerme algo cargante en esta parte. Su superioridad a veces me llega a cansar un poco. Hoy, por ejemplo, se ha pasado repitiéndole a Leonard que acostarse con Latham era su única oportunidad de hacer una contribución real a la ciencia. Y, sobre todo, me ha parecido pesado verle insultar a Penny una y otra vez acerca de lo que él llama su “experiencia con los hombres”. De verdad, ¿no tiene más argumentos?

De modo que, en general, el episodio me ha dejado un poco indiferente. Precisamente Leonard no me parece el personaje más carismático de la serie, y aunque hoy ha tenido más protagonismo, no se ha lucido demasiado. Además, se me hace poco creíble que precisamente él, el defensor idealista del amor idealista en esta serie, se acueste sin grandes reparos con la inversora. No sé, no sé… Eso sí, la confusión que han montado entre Sheldon y Raj con las películas de “28 días” y “28 días después” sí que me ha encantado.

Y eso, señores, es el sentimiento de culpabilidadY eso, señores, es el sentimiento de culpabilidad

Terminemos con las tres mejores frases del episodio. Ranking que, como siempre, podéis comentar, y mejorar contando cuáles han sido vuestras favoritas. Ahí van las mías:

  • En tercer lugar, ver a Sheldon indignado imaginando a dónde podía ir a parar el dinero de los inversores: “Oh, las humanidades…
  • En segundo lugar, de nuevo gracias a Sheldon, su respuesta a la pregunta de Leonard de si tenían algo de alcohol: “Tenemos patatas. Puedo hacer vodka, pero tardará dos semanas.
  • Y, por último, la gran frase de Raj con la que le ha dado un “Zas en toda la boca” al ideal del sueño americano: “En la India no cometemos el error de hacer que la gente pobre tenga sueños.” ¡Enorme!

Hasta aquí mi entusiasta review de The Benefactor Factor. Seguro que vosotros no estáis de acuerdo conmigo en muchísimas cosas, ¿verdad? ¿Pues a qué esperáis para comentarlo? ¡Vuestro turno!

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review TBBT: The Benefactor Factor
1 (20%) 1 vote

Categorías: Reviews Series The Big Bang Theory Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »