Review Supernatural: The Real Ghostbusters

Winchester

Y aquí estamos de nuevo con Supernatural, a falta de un episodio para despedirnos de la serie hasta el año que viene. Bueno, lo mejor será que no pensemos en eso ahora mismo. Lo importante es sentarse y exprimir este episodio todo lo posible, que ya habrá tiempo para echarse a llorar y lamentarse. Entonces, ¿está bien el episodio? Pues … ejem, creo que lo mejor será que paséis dentro y lo discutamos todos juntos

Argumentalmente, damos un paso atrás. Más concretamente a la primera temporada. Estamos en un episodio muy vacío, casi auto conclusivo (el final es importante para la trama, aunque esto lo comentaré más adelante), con una comicidad muy escasa y sin un conflicto verdaderamente importante para la trama. Mi opinión personal es que nos encontramos ante una excusa para alargar el número de episodios, porque prácticamente todo lo que vemos podría haber sido desechado y nadie se habría molestado.

Sobre el final, hablo de esa pista que da Becky, aquel secundario que apareció por primera vez al principio de la temporada y que, dada la historia, estaba muy fuera de lugar, acerca de que la Colt la tiene un demonio llamado Crowley (que será interpretado por Mark Sheppard). Lejos de hacer uso de esa cosa llamada ingenio, el guionista ha decidido tirar por la vía sencilla y colarnos todo este episodio como una excusa barata para dar esa pista. Lo verdaderamente sorprendente del asunto es que el guionista en cuestión es Eric Kripke, el creador de la serie. Lo normal es que los creadores nos brinden los mejores episodios de una serie, como él ha hecho antes, pero en este caso lo ha llevado por el mal camino.

La trama del episodio poco tiene de interesante. Los hermanos son engañados por Becky, que se ha hecho pasar por Chuck, para que estos vengan a la primera convención de Supernatural. Una vez allí, y tras ver a una gran cantidad disfrazados de ellos o de algún otro personaje que ha hecho historia en la serie, se encuentra con un caso: unos fantasmas, tres de ellos son unos niños asesinos.

No hay una descripción disponibleHombres de la ley

A pesar de la calidad final del episodio, hay que reconocer que tiene algunas cosillas interesantes, y que con un poco de cuidado podrían haber quedado muy bien. Una de ellas es cómo plasma el fanatismo y ese desconcierto, que cualquier actor de cualquier serie conocida habrá vivido en alguna convención que haya tenido, que tanto afectan a los Winchester. Para ellos es una locura, una locura que poco les gusta. No es la primera vez que en esta serie se critica el excesivo fanatismo, ya ocurrió unos episodios atrás cuando apareció Paris Hilton.

La gran diferencia entre estos dos episodios es que el primero criticaba el fanatismo dirigido a ciertas personas, ya estuvieran vivas o muertas, y en este se critica el fanatismo que rodea a los personajes de ficción. En este caso nos encontramos a dos personajes que simulan ser Dean y Sam, aunque su parecido físico sea prácticamente nulo. Estos dos podrían ser una estupenda representación de un patetismo puro y duro, como los últimos secundarios que están apareciendo en la serie.

Al final consiguen ayudar a los hermanos a parar a los fantasmas, e incluso le intentan dar una lección a Dean. Quieren ser como ellos porque sus vidas están vacías y son infelices. Quieren ser héroes. Dean parece ver la luz y comprende lo que dicen. Yo no. Vale, reconozco que alguna vez me habría gustado ser como los Winchester y todo eso. Pero pensarlo bien, como si fueran reales. ¿De vedad gustaría ser uno de las personas responsables del fin del mundo?, ¿ver morir a la gente querida?, ¿viajar constantemente con tu hermano que es casi lo único que te queda?, ¿arriesgar tu vida un día sí, otro también? No sé, creo que muchos de nosotros nos habríamos vuelto majaretas ante tal situación. Graciosa es, al menos, la lectura homoerótica que se puede sacar de la historia de los hermanos.

Otra cosa interesante es el personaje que se hace pasar por el espantapájaros. En este caso estamos ante el típico tipo que critica todo lo que puede y más sobre la serie, buscando fallos y centrándose en lo negativo. Poco más tarde lo volvemos a ver en una escena muy parecida a la que podemos ver en La joven del agua (haciendo un pequeñísimo off-topic, adoro y defiendo a muerte esta película). Es inevitable pensar que esto puede ser un ataque directo hacia algún crítico o hacia el típico sector del público que pone a parir una serie a pesar de no dejar de verla (un caso muy conocido por todos es el de Heroes). Probablemente lo sea. Y que sea el único personaje que muera en el episodio apoya mi teoría.

No hay una descripción disponibleEs que son igualicos, igualicos…

Sobre Chuck pues, ¿qué queréis que os diga? Me parece un personaje encantador pero muy, muy, desaprovechado. Parece que no les interese meterlo en algo que no sea hacer el ridículo. En los pocos momentos que hemos podido verlo ha sido para dar un respiro cómico (no sé si habrá resultado efectivo en vosotros, pero en mí desde luego que no). Y más triste me parece que la única profundidad que le han otorgado al personaje es enamorarse de la insoportable Becky.

Sobre los hermanos no he dicho nada antes porque, a pesar de ser los personajes centrales de la serie, aquí no hay un conflicto propiamente dicho, excepto el de cabrearse por todos esos fans. Aquí están para cazar a unos fantasmas y salvar la vida de unos cuantos inocentes. Punto pelota. Eso sí, con los hermanos seguimos riéndonos ante sus reacciones. A ver si a los guionistas les entra en la cabeza que para hacernos reir no nos tienen que mostrar personajes patéticos, sino elaborar las situaciones de un modo satisfactorio. La reacción final de Sam ante Becky y Chuck me ha parecido muy lograda y divertida.

Poco más se puede decir. Un episodio decepcionante, sobre todo si tenemos en cuenta lo bueno que fue el anterior, en una temporada que me parece un tanto desaprovechada. Aún así queda mucho por delante y tengo muy buenas vibraciones acerca del próximo episodio. Y es que más nos vale que no sea bueno, sino excelente, porque es el último episodio que veremos hasta el año que viene. Entran ganas de llorar…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »