Review Supernatural: The man who would…

Review 6x20

¿Es un pájaro?, ¿es un avión? No. ¡Es Castiel! Bueno, vale. Cierto que no es ningún superhéroe, pero casi. Llevamos con él desde la cuarta temporada, y la evolución del personaje ha sido más que notable. Pero tras muchos misterios en los últimos episodios, es hora de descubrir la verdadera cara del ángel. ¿Y quién mejorar que el propio Castiel para mostrarnos su verdadera cara?

The man who would be king tiene un comienzo de lo más prometedor. Mostrándonos a un Castiel dudoso y más perdido que nunca, los guionistas nos colocan en el papel de Dios para que el ángel nos cuente todo directamente. Al fin, tras 19 episodios, se nos muestran todas las piezas que nos faltaban en el puzle para completar la imagen. Pero avanzan los minutos y llega el momento de preguntarse ¿era esto lo que necesitaba saber?

El episodio es un tanto engañoso, lleno de flashbacks de cosas que ya hemos visto y con explicaciones que, en su mayoría, nos podíamos imaginar sin necesidad de verlas. Cumple parcialmente con lo que promete, contar la visión de los hechos a través de los ojos de Castiel. Pero más que contar los hechos que le llevaron a dicha situación, se centra en contar su visión respecto a todo lo que ocurre actualmente con los hermanos. Es la lucha de un ángel, con buenas intenciones, por mantener juntos a sus amigos y su guerra.

No hay una descripción disponible¿Quién necesita internet para comunicarse?

Sin seguir un eje cronológico continuo, dando saltos temporales al pasado y al presente, Castiel nos cuenta, con mucha Voz en Off, cómo ha llegado a dicha situación. Nos cuenta la verdad y, por mucho que nos duela ver al personaje con esa actitud, le comprendemos. Y he aquí uno de los puntos positivos, humanizar las decisiones de Castiel. Luchando por ayudar a sus amigos, por dejarlos vivir o por salvar a los suyos, resulta imposible no simpatizar con sus intenciones. Entendemos por qué ha hecho lo que ha hecho.

Otro de los puntos fuertes se encuentra en la relación entre Crowley y Castiel. Ángel y demonio, unidos por diferentes objetivos y por mismos métodos. Crowley, como nuevo Diablo, ejerce su papel a la perfección. Seduce al ángel continuamente con buenas maneras, con mucho diálogo, y lo peor es que en todo momento parece que sus parlamentos son totalmente razonables. Además, gracias al personaje se nos muestra una visión, de los más cómica, de la remodelación realizada en el infierno (algo que a algunos nos puede resultar un tanto familiar cuando del papeleo se trata…). Castiel, por otro lado, no se le ve contento de hacer un trato con el demonio. Sin embargo, a medida que avanza el episodio, no se corta a la hora de mostrarse más poderoso e importante que Crowley.

No hay una descripción disponibleLa cola del paro

La evolución del ángel termina en una decisión contradictoria. Se rebela ante los Winchesters a favor de su guerra. Sin embargo, a pesar de lo seguro de sus actos, seguimos viéndolo indeciso. Tras todos los ires y venires del personaje aún no sabemos en qué lado se encuentra Castiel. Pero no porque no se nos explique en condiciones, sino porque ni el propio personaje se ha decidido por algún bando. De Bobby y los hermanos hay muy poco destacables, quizás la ilimitada lealtad que muestra Dean hacia el ángel en todo momento.

En definitiva, un episodio pasable, lejos de lo que podría esperarse. Poco más que el descubrimiento de que el ángel fue el que trajo a Sam sin alma. Sobre el resto de cosas, no hacía falta que le dedicaran un episodio entero cuando ya nos lo podíamos imaginar por pura lógica. Veremos si, la tan esperada season finale, cumple con las promesas y expectativas marcadas.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »