Review Supernatural: Swan Song

Review 5x22

CAPITULAZO. Y eso siendo sutil. No puede haber mejor manera de acabar la temporada queéesta. Grandes actuaciones, grandes desenlaces, grandes momentos, no tan grandes efectos (ese croma…) pero aún así, un capítulo muy grande. No quiero entreteneros más porque no hay nada más interesante ni original que pueda decir sobre el capítulo. Así que lo mejor es que lo comentemos dentro.

Carry on my wayward son. Esta es la canción que suena al comienzo del capítulo y que nos avisa de una sola cosa: éste, es el final. Son muchos los sentimientos que nos golpean en esos segundos ya que, a pesar de ser ficción, son cinco los años que llevamos siguiendo a los Winchesters y las despedidas, aunque momentáneas, siempre son difíciles. Tras el breve recordatorio de todo lo ocurrido, se nos muestran unos videos cuya calidad visual nos ayudan a comprender que fueron realizados hace años. Todo esto, aparentemente ajeno a todo lo que está ocurriendo ahora mismo, resulta ser la historia del tan querido Chevrolet de Dean, formando parte del último capítulo de la serie que Chuck está escribiendo. No hace falta ser un lumbreras para darnos cuenta de que el vehículo se va a convertir en una herramienta imprescindible para los hermanos.

Volvemos con los Winchesters. Dean mantiene su negativa, pero decide no impedirle nada Sam. Es éste el que ha de elegir su destino, y parece obstinado en seguir con el plan. Castiel se nos muestra ya como un simple humano, hasta el punto de quedarse dormido en el coche. De todas estas breves escenas que trascurren, la más importante parece ser en la que Sammy obliga a Dean a que le prometa que una vez que salte no hará nada por intentar traerle de vuelta. La escena concluye sin que veamos una respuesta clara de Dean.

Una vez han llegado a Detroit, lugar donde Lucifer le dijo a Dean que todo sucedería, tardan muy poco en encontrar su ubicación. Tras la emotiva y triste despedida, en la que resalta Castiel que sigue sin saber cómo reaccionar ante esta clase de situaciones. Los hermanos entran en el edifico y allí transcurre una situación un tanto preocupante. Lucifer sabe lo de los anillos. Y ahora me pregunto…,¿había alguien que dudara que Lucifer lo sabría?, ¿incluido los hermanos? Si los jinetes estaban controlados por el Diablo era de suponer que en cuanto perdieran sus anillos, fuente de poder, lo iba a saber. De cualquier manera, Sam quiere seguir con el plan y dice el tan aterrorizador sí. El fracaso es estrepitoso. Lucifer se hace con el control de nuestro querido Winchester inmediatamente y se larga dejando a Dean con un buen palmo de narices.

No hay una descripción disponibleSiempre te he querido Sammy… hummm

A continuación viene una escena tremendamente impactante, no sólo por lo sentimental, sino por lo visual. Sam intenta controlar su cuerpo pero Lucifer es más fuerte, aún así, Satán intenta convencer al Winchester de que es lo mejor que le podría pasar. Sam en el espejo, Lucifer fuera. En ningún momento nos perdemos en el quien es quien. Sin duda, Jared mejora enormemente la interpretación de Lucifer (aunque personalmente nunca igualará a la de Mark Pellegrino) comparado con su anterior interpretación de Lucifer. Para convencer a Sammy no se le ocurre otra cosa que traer a varios demonios, presentes durante toda su vida, interpretando un rol para conducirlo hacia este mismo momento. Todo por un único objetivo, venganza. Aún así, Sam no se queda muy contento con todo.

De vuelta con Dean, podemos ver los primeros estragos de lo ocurrido. Terremotos, inundaciones, y es solo el principio. Sin tirar la toalla, Dean insiste en ir tras su hermano para ayudarle. Castiel y Bobby no son de la misma opinión, se han rendido. Ni tan siquiera después de que le diga Chuck a Dean donde va a tener lugar la batalla entre Lucifer y Miguel parecen atreverse. La esperanza se fue, y ahora hay que darles el crédito de que la tuvieron mucho más tiempo del que deberían haberla tenido. Eso no impide que Dean coja el coche y se marche. Si Miguel va a matar a su hermano, su hermano no morirá solo. El lema de los Winchesters sale a relucir otra vez, la familia es lo primero.

La siguiente escena la protagonizan Lucifer y Miguel en el campo de batalla. El primero sigue la misma táctica que siguió con Gabriel. Insiste en que no peleen y se unan. Que desafíen a su padre el cual los ha abandonado. El segundo, asombrosamente, parece estar de acuerdo con él. Lo único es que no quiere desobedecer a su padre, desafiar a su destino algo que para él va primero. Un fiel retrato de los Winchesters. Las conversaciones fracasan y los hermanos se preparan la pelea cuando… llega Dean, con una entrada un tanto ruidosa. Pero no lo hace solo, Bobby y Castiel aparecen, y el último ataca a Miguel apartándolo del lugar durante unos minutos. Esto no le hace mucha gracia a Lucifer que, pese a todo, no va a dejar que nadie, excepto él, ataque a sus hermanos. Así que mata a Castiel. Bobby muere también al intentar ayudar a Dean.

No hay una descripción disponibleTHIS IS SPARTA!

El mayor de los Winchester no hace nada por protegerse, no está ahí para hacer algo. Está ahí para mantenerse junto a su hermano, lo único que puede hacer pues está en manos de Sam controlar a Lucifer. Satán le propina a Dean una buena paliza y justo cuando lo va a matar ve uno de los soldados de juguete de los hermanos. Suficiente para que Sam controle a Lucifer, exagerado si preguntáis mi opinión. Antes de tirarse, Miguel reaparece para luchar contra su hermano pero lo único que acaba consiguiendo es acabar en la jaula con su hermano. Un final perfecto para ambos personajes.

Cuando todo parece haber terminado Castiel regresa, 100% ángel, y cura a Dean y revive a Bobby. La hora de las despedidas ha llegado. Castiel parece volver a creer en Dios, dado que afirma que tuvo que ser él el que les ha ayudado. Se va para organizar el cielo, ni se lo plantea tras todo lo ocurrido. Bobby sigue con su vida habitual. Chuck, al acabar el relato, y hacer una crítica hacia las exigencias de los fans respecto a los finales de las historias, siendo probablemente un reflejo de la opinión de Eric Kripke, desaparece. Dean, desea morir, desea traer a su hermano de vuelta, desea ir tras Dios. No hace ninguna de estas cosas. Le prometió a Sam que tras acabar todo se iría con Lisa, y eso es lo que hace. Comenzar su vida normal. Unos segundos antes de que acabe la temporada vemos como una luz se apaga y Sammy se encuentra bajo ella, observando a su hermano. Así, se despide Supernatural de esta temporada.

No hay una descripción disponibleY Sam se convirtió en Voyeur

Una cosa que se nota es como todo iba encaminado a terminar la serie con esta temporada. Los brevísimos flashbacks que aparecen, las despedidas de muchos secundarios (la mayoría lo hacen con su muerte, desgraciadamente) y el cierre de una historia que se ha ido realizando a lo largo de los cinco años. Este es el primer final de temporada en el que no sabemos cuál va a ser el nuevo arco argumental, no sabemos que esperar ni con qué nos vamos a encontrar. Y esto es algo emocionante.

Así que, tras una temporada que al final se ha hecho muy grande, sólo podemos esperar hasta septiembre para reunirnos todos una vez más con los Winchesters. Aún nos queda mucho que disfrutar.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Supernatural: Swan Song
Valoración

Categorías: Reviews Series Supernatural Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »