Review Supernatural: Like a virgin

Review 6x12

Lamento el retraso con la crítica de esta semana, los exámenes y trabajos apenas me han dejado respirar. Pero bueno, todo se arregla con una buena dosis de Supernatural, ¿verdad? Especialmente cuando había tantas dudas sobre cómo iba a rendir la serie teniendo a Fringe de competencia. Y la verdad es que no lo ha hecho nada mal. Supernatural ha conseguido mantenerse más o menos en los mismos números que el último episodio que se emitió en diciembre. Si todo sigue así, la renovación será un hecho sí o sí. La cuestión que se deberían plantear es la siguiente: ¿es necesario alargar más la serie?

La verdad es que no estamos ante uno de los mejores episodios de la temporada, ni tampoco de los peores. Es uno de esos episodios clásicos con una estructura muy marcada, con un desarrollo tranquilo y con algún que otro momentazo. Pero hay que sincerarse, de no ser por ese inesperado final que probablemente cambie la dinámica de la historia en las próximas semanas, este habría sido un episodio más del montón. Pero será mejor desmenuzarlo por partes.

El caso al que se tienen que enfrentar los hermanos parece, a priori, novedoso. Un ser volador está raptando a varias chicas que aún no han perdido su virginidad. Es de agradecer que introduzcan a un enemigo de altos vuelos, algo a lo que no estamos para nada acostumbrados. Los hermanos se ponen a investigar el caso (aunque a estas alturas deberían investigar porque en su serie solo aparecen chicas de muy buen ver…). Los momentos cómicos están distribuidos a lo largo de la investigación, evitando así crear un ambiente de aburrimiento total.

No hay una descripción disponibleCuidado con donde te pones esa mano…

La investigación les lleva a pensar que detrás de todo se encuentran unos dragones, seres mitológicos de los que no constaba existencia alguna para los cazadores. Después de todo lo que han visto, nos puede sorprender que los protagonistas se sorprendan de su existencia (esto me recuerda un poco al último episodio de la versión inglesa de Being Human, serie que, si me permitís el inciso, recomiendo con creces). Lo de los dragones está un poco desaprovechado. Vale que ver dragones tal y como los concebimos es pedir demasiado, ya se sabe que la CW ha castigado a Supernatural, desde siempre, otorgándole unos presupuestos ínfimos. Pero eso de ponernos a unos tíos que transmiten calor con las manos pues hace que parezca un poco cutre.

Al final del caso, los hermanos consiguen rescatar a las chicas. Desgraciadamente uno de los dragones se les escapa. Es entonces cuando descubrimos sus verdaderas intenciones, rescatar a Madre. Con esto, se termina un episodio que nos deja miles de dudas: ¿Quién es Madre?, si es la Madre de todas las cosas, ¿quién la creó?, ¿creó a Dios o fue al revés?, ¿cuáles son sus planes?, ¿para qué habían secuestrado los dragones a un montón de chicas si sólo les hacía falta una?… Lo dicho, miles de dudas.

No hay una descripción disponibleEstreñimiento, el peor monstruo al que enfrentarse

En el nivel personal destacan Sam y Bobby. Por fin, tras media temporada esperando, nuestro querido inocente Sammy ha vuelto. Como demuestra a lo largo del episodio (y se nota que se ha realizado con este fin) el pequeño de los Winchesters saca a pasear su faceta más humana, cariñosa, e investigadora como en los viejos tiempos. Ni siquiera el descubrimiento del engaño de Dean y Bobby lo saca de sus casillas. Por otra parte está Bobby, que, con motivos, intenta alejarse de Sam por todos medios. Parece que el último encontronazo que tuvieron ambos le afectó muchísimo. Parece que recuperar la confianza del experto cazador será una de las tramas principales de Sam.

Por otro lado tenemos a Castiel y a Dean. Castiel como últimamente ha estado haciendo, tiene intervenciones de dudosa relevancia. Aquí solo sirve para desvelar el engaño que está viviendo Sammy. Y punto. Esperemos que el personaje tome más importancia al igual que la guerra que está teniendo lugar en el cielo. Y de vuelta a los Winchesters, Dean, además de retomar la vena cómica, nos presenta a un personaje relacionado con Bobby. ¿Un viejo amor suyo?, ¿retomarán la historia? No le iría mal a Bobby tener un nuevo amorío, siempre y cuando acabe mejor que el último.

No hay una descripción disponiblePues mi madre da más miedo que esta

El guión del episodio es un poco decepcionante. La historia se desarrolla a trompicones, con muchos cortes que sirven para rellenar espacios que no han sabido rellenar. Lo que mejor han sabido desarrollar han sido los momentos cómicos, insuperables momentos como el de World of Warcraft y los de Dean con la espada. A nivel técnico cumple a lo justo. No se termina de crear un acertado ambiente de tensión hasta casi al final, por lo que parece que los hermanos no corren peligro casi en ningún momento.

Lo dicho, el episodio es pasable, pero poco más. Lo más acertado es el final. Ya era hora de meter un villano que nos hiciera preocuparnos (admitámoslo, Crowley, no llegó jamás al nivel de otros como Azazel o Lucifer, entre otros). Sólo queda ver como desarrollan a este personaje. Por otro lado, la cosa está siendo preocupante. Los hermanos se están quedando sin villanos a los que enfrentarse. Quitando las criaturas, ya han vencido al señor del mal e incluso a ángeles todopoderosos. Y ahora meten a Madre, personaje que me deja un poco descolocado. Si la serie renueva, y suponiendo que vencen a este ser, ¿a quién meterán de villano en el futuro? Siendo honesto, no me extrañaría ver a Galactus en algún momento, porque los hermanos se están quedando sin némesis, y a estas alturas, los que tienen, son algo exagerados para ellos. Supongo que solo habrá que esperar para comprobarlo.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Supernatural: Like a virgin
Valoración

Categorías: Reviews Series Supernatural Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »