Reviews

Review Supernatural: Fallen Idols (5×05)

Fallen Idols

Un garaje, un coche, dos hombres con una obsesión, y una cámara. No sean mal pensados, no estamos ante la revisión de Brokeback Mountain. Estamos ante los elementos necesarios para que nos olvidemos durante un ratejo del pequeño problema que tienen los hermanos entre manos, no vaya a ser que nos cansemos de él, y volvamos a sumergirnos en uno de aquellos episodios que tanto caracterizaron a Supernatural en su inicio.

Dos amigos tienen un su poder el Little Bastard, famoso coche en el que se mató James Dean. Uno busca una cámara para inmortalizar el momento, el otro se queda con el coche. Ni siquiera los diversos sonidos del coche estrellándose consiguen sorprendernos. Sabemos lo que va a ocurrir antes de verlo.

Rápidamente dejamos el Little Bastard por el Chevrolet en el que viajan los Winchester. Llevan semanas tras el Colt y las pistas parecen diluirse. Así que a falta de pistas no hay nada mejor como investigar un posible caso en Canton, Ohio. Rápidamente, pasamos al interior del Chevrolet en el que se encuentran los hermanos Winchester. Van a investigar lo que ha ocurrido en la anterior escena, pero ese no es el asunto primordial. Sammy insiste enormemente en seguir tras el Colt en vez de meterse en un posible caso (y en mi opinión, tiene toda la razón). Dean se niega, no hay ninguna pista sobre el revólver, y además asegura que los dos empiecen de cero, para lo cual un caso cualquiera es lo ideal. Es bonito ver como los hermanos vuelven a estar como en los viejos tiempos.

Una vez han llegado al pueblo nos presentan al sheriff, o lo que viene ser aquí, el típico secundario gracioso. Este personaje va acusando sin ton ni son y se queda tan tranquilo. Como los hermanos no se fían ni un pelo, deciden interrogar al amigo del muerto, acusado de tal asesinato. En la conversación sale a la luz la existencia del Little bastard, lo que hace que Dean se emocione enormemente. Tras una escena en la que vemos a Dean en un estado de cagaleritis aguda, por eso de que el coche pueda matarlo, rememoramos una de esas escenas tan típicas de la serie. Sam comprueba la veracidad del coche, el cual resulta ser falso, mientras Dean trabaja en un caso más interesante… la camarera de un bar.

No hay una descripción disponible¿Cómo que han calificado X a Saw VI?

Nos trasladamos a una habitación. Un hombre está en el escritorio, la sirvienta se marcha. Entonces visualizamos el vapor, se da la vuelta y ¡TA-CHAN! El señor Abraham Lincoln se encuentra a su lado pero, desgraciadamente, no es para decirle buenas noches. Un manchote de sangre nos lleva a pensar que Lincoln no se ha despertado con ganas de hacer amigos. La sirvienta será la que les narre lo ocurrido a los hermanos. Además, aprovechamos para ver a Jared Padelecki hablar en nuestro idioma. ¿Es posible que hayan dado con los vengativos fantasmas de dos famosos? Durante la investigación descubren que ambos famosos están en la ciudad, son estatuas en un museo de cera (¿guiño a la película en la que sale Paris Hilton?) Allí tienen una charla con el jefe del lugar, otro extraño secundario, que les cuenta que tienen algunos objetos reales de esos famosos.

Cae la noche, Sam entra en la habitación del motel y escucha a Dean hablar con Bobby sobre él, y no parece ser nada bueno. De repente, Dean, el mismo que quería empezar de cero, comienza a actuar como un rencoroso de primera. No entiendo este cambio de actitud así por las buenas. Tienen un caso por resolver, las peleas luego. Una vez están en el museo de cera, empiezan a tomar cualquier objeto perteneciente a los difuntos famosos. Cuando, de repente, Sam echa vaho y es atacado por el mismísimo Gandhi. Es delirante ver como un pequeño Gandhi intenta morder a Sammy. Dean quema los objetos y el atacante desaparece, pero de un modo un tanto inusual.

No hay una descripción disponibleFalta la escultura de Chiquito de la calzada

A la mañana siguiente, Dean quiere marcharse, para él han terminado el trabajo. Pero Sam no está convencido de que haya sido todo tan sencillo. Un aviso de un secuestro les obliga a quedarse un rato más por la zona. Y entonces, la bomba cae. Las testigos, amigas de la secuestrada, afirman que la responsable es nada más y nada menos que ¡Paris Hilton! El mundo acaba de volverse loco. Algo se les ha tenido que pasar. Vuelven a echar un vistazo a los cadáveres para encontrar unas semillas que parece provenir de un bosque de los Balcanes, el cual a estas alturas ni existe. Todo parece apuntar a un Dios pagano llamado Leszi, el cual puede tomar infinitas formas y que, como ya nos tienen acostumbrados gracias a otros dioses que han pasado por las manos de los Winchester, se come a sus fieles seguidores. Una joyita, vamos.

Solo hay un sitio donde puede estar, el museo de cera. Nada más llegar encuentran a la desaparecida. Desgraciadamente para ellos, Paris Hilton los deja inconsciente sin muchos problemas. En este punto presenciamos el típico rollo de toda la vida, el villano les cuenta sus intenciones, que si quería pegarse una comilona ante la llegada del fin del mundo, que si les va a matar y que si patatín, que si patatán. Todos sabemos lo que va a ocurrir a estas alturas, no digo que por ello la escena sea mala, pero aquí lo que realmente nos interesa es el discurso en sí del Dios.

Desconozco las verdaderas intenciones de Paris Hilton al salir en este episodio, yo no soy un fan suyo, ni me termina de convencer su interpretación aquí, pero lo que me deja atónito es como aceptó un papel que realmente sirve de crítica hacia el fanatismo, llegando a ser surrealista a veces, que la gente tiene con los famosos. Critica eso, se critica a sí misma, critica que la gente ponga en un gran pedestal a los famosos. Vamos, que me parece muy curioso.

No hay una descripción disponibleAntes muerta que sencilla

Tras esta parrafada, volvemos al momento de tensión. Dean se libera y es vapuleado por Paris Hilton. Sam también se libera y le corta la cabeza a Paris Hilton. No seáis crueles, lo mejor no es ver la cabeza de Paris Hilton separada de su cuerpo. Lo mejor es cuando Sam le dice a Dean que ha sido derrotado por Paris Hilton. Hemos visto cosas inimaginables en esta serie, apocalipsis, Lucifer, Loki, y un largo, laaaaaaargo, etcétera. Pero que nadie se atreva a decir que cuando comenzó a ver esta serie, o incluso hasta hace poco, íbamos a ver a Sam salvando la vida de Dean a manos de Paris Hilton. Awesome!

Es hora de ir terminando. Y no hay mejor forma de hacerlo que ver la reconciliación de los hermanos (¿pero esto no lo hemos visto ya en el episodio anterior?). Dean reconoce sus errores (no hablo de ser derrotado por Paris Hilton, ¡juas, juas!) y deja a Sam conducir su Chevrolet. Y con esto acaba un episodio, no tan bueno como los que no tiene asombrados la serie, aunque suficiente. No está nada mal que de vez en cuando nos olvidemos de una guerra entre ángeles y demonios.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Supernatural: Fallen Idols (5×05)
Valoración

Categorías: Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »