Review Supernatural: Caged Heat

Revie 6x10

Tras una semana de relax, Supernatural vuelve con un buen episodio que logra recuperar parte de la audiencia perdida. No está nada mal, la verdad. Pero por ciertos lares aparecen algunas quejas haciendo referencia al presupuesto casi inexistente en la serie. Es cierto que tras ver el episodio te puedes llevar esa impresión. Pero no es algo achacable. Supernatural lleva varias temporadas con una falta de presupuesto enorme que provocó desechar aquella guerra entre ángeles y demonios, o incluso poner en la calle a más de una actriz del elenco. No lo ha tenido fácil, pero la serie siempre ha luchado por mantener el nivel. Y en esta ocasión parece que se sale con la suya. ¿Qué opináis vosotros?

Con el inicio del episodio ya nos dicen que se van a centrar totalmente en la trama principal. En Crowley y su plan por conquistar el Purgatorio. En este inicio nos muestran cómo se las gasta el Rey del Infierno. Directo, perseverante, amenazante y sin prisas pero sin pausas. Al fin descubrimos como se las gasta con los alfas que no colaboran.

Si a lo largo de la temporada el personaje que mayor evolución ha tenido ha sido Dean, en este episodio es el único que no sufre ningún tipo de transformación de gran importancia. Quizás lo que se pretende es recalcar, aún más, sus intenciones por hallar el alma de Sammy. Así, volvemos a ver la importancia que tiene en él los vínculos de sangre, la familia. Tenemos a un Winchester en su estado más puro. El resto de personajes si sufre una transformación importante, o al menos en alguno de sus aspectos. En el caso de Sam, como es evidente, tiene relación con su interés de traer de vuelta su alma. A lo largo de la temporada han puesto al pequeño de los Winchesters en situaciones relacionadas con tener humanidad, con tener alma. Muy pocas veces salía bien parado y la única conclusión a la que conseguía llegar es que tener alma es equivalente a sufrir. Y Sam no quiere sufrir, al menos éste Sam. Tiene la oportunidad de ser el mejor cazador sobre la faz de la Tierra, y no parece interesado en arriesgarse a perder eso por un alma que suena a inalcanzable.

No hay una descripción disponibleSi hay algo de lo que estoy seguro, es de que no está viendo los Teletubbies

Castiel aporta dos tramas. La primera, relacionada con la guerra que tiene lugar en el cielo. Nos enteramos de que las cosas no le van del todo bien al ángel y es algo que apena. Con todos los esfuerzos que está realizando el pobre y lo único que se lleva son tortas. Cabe preguntar si Dios terminará por hacer alguna aparición o poner punto final a este asunto. Me extrañaría que no sucediera en algún punto de la temporada. La segunda, es la vena cómica. Y no hay mejor forma que desarrollar este aspecto a través de la sexualidad o, mejor dicho, del descubrimiento de ésta. Para ello aprovechan al personaje de Meg, mostrando esa atracción sexual entre los dos personajes. Esperemos que aprovechen esta trama más adelante porque puede dar muchísimo juego.

También hay lugar para Samuel, al que vemos una cara suya que jamás creíamos llegar a ver. Quizás su interés por salvar a su hija sea un motivo puro, pero no si es a costa de traicionar a sus nietos. Y lo peor, no tiene reparos en hacerlo. Desde ese momento el abuelo se convierte en un villano más para los Winchesters. Cabe cuestionar si Sam debió haberle pegado un tiro cuando tuvo oportunidad. Al otro villano de la historia, Crowley, le llega su fin. Habiéndose pegado un farol con devolver el alma de Sam, y sin ninguna alternativa distinta para resolver el problema, Castiel quema sus huesos sin dudar.

No hay una descripción disponibleTsss, más quisiera Avatar tener estos efectos especiales

A nivel técnico, Robert Singer, director habitual de la serie, se las arregla para hacer un episodio que funcione. La verdad es que los episodios en los que se encuentra él detrás de las cámaras no suelen ser moco de pavo. El punto flaco, capaz de dejar ciego al espectador, es el momento de la muerte de Crowley. Efecto cutrón hasta decir basta. Vomitivo momento para despedirse a un gran actor. En cuanto al guión, pues, funciona. Se aleja de la estructura habitual de la serie y lo hace bastante bien. Especialmente la colocación de las escenas, cuando tiene que pasar cada cosa, en qué orden.

En definitiva, un episodio muy bien realizado que nos deja muchas dudas: ¿Quién va a hacerse cargo del infierno tras la muerte de Crowley? ¿Será Meg? ¿Cómo va a terminar la guerra en el cielo? ¿Aparecerá Dios en el algún momento? ¿Cómo van a conseguir sacar el alma de Sam de la jaula? Muchas dudas y muchos episodios para resolverlas. Lo único que tenemos seguro es que Dean no se va a rendir y rescatará el alma de su hermano aunque éste no quiere. Sin duda, un vínculo de sangre único.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Supernatural: Caged Heat
Valoración

Categorías: Reviews Series Supernatural Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »