Review Sons of Anarchy: Potlatch (2×08)

Todo en la vida madura, desde el más tierno fruto de cualquier árbol hasta el más niñatillo de los adolescentes. Pero aunque es algo que llega, es cierto que es diferente según la cosa o persona involucrada, y sobre todo donde más se diferencia es en el momento en llegar… a veces llega muy pronto, demasiado pronto, y otras veces llega muy tarde, demasiado tarde. A mi me llegó cuando me llegó, no sé si fue muy tarde o no, y bueno, palos me he llevado alguno como casi todos. Pero no creo que mi grandiosa vida os importe mucho, así que hoy hablaremos de otra madurez, la de Sons of Anarchy, sí, porque hoy, con el capítulo 2×08, titulado Potlatch, podemos decir que la serie se ha hecho mayor.

Este capítulo no ha sido el mejor de la temporada, ha habido unos pocos mejores sin duda, y en la primera otros cuantos. Vamos, no será un episodio que se recordará en la historia de la serie. Ni ha sido el de más acción, ni en el que han pasado más cosas interesantes, ni hemos visto grandes eventos que afecten a la trama. Pero, a pesar de todo eso, yo viendo el capítulo he sentido una sensación de que estaba ante una gran serie, una serie seria, adulta y con mucho trasfondo. Cosa que me pasa cuando veo o veía series como The Sopranos, The Wire, In Treatment o Mad Men.

Sons of Anarchy, ya dejó hace mucho tiempo atrás el sambenito que le podían colgar muchos, de ser una serie de motoristas muy duros que iban por ahí pegando tiros y ligando con señoritas en bares de carretera. La serie lleva toda la segunda temporada dando muestras de una subida general del nivel impresionante. Los actores y actrices lo están bordando, dando una lección tras otra, capítulo tras capítulo, y los personajes se vuelven al mismo tiempo más profundos e interesantes. Y, sobre todo, los diálogos han mejorado una barbaridad, el trabajo de los guionistas está siendo brutal.

Todos contra los SonsTodos contra los Sons

Y cuando me senté a ver el episodio, y tuve la suerte de ver los primeros 9:13, empezaron los créditos y la música de la intro y paré el reproductor. Una sonrisa estaba en mi cara, de satisfacción, y no porque lo que hubiera visto fuera algo tan brutal en su contenido que te haga enloquecer (como cuando vi a Jacob pescando), sino porque me di cuenta ya definitivamente de la grandeza de esta serie. Esa primera parte del capítulo hasta los créditos, nos presenta cuatro diálogos:

  1. Entre Tara y Jax, en casa, Jax pensativo en la mesa y llega Tara con un manuscrito del padre de Jax y le dice que lo ha finalizado. Comenta que el padre tenía una forma de ver el club, cosas a cambiar… y Jax dice muy convencido que está en el camino y que hará todo lo que sea por llevarlo a cabo. Vemos a una Tara bastante preocupada, porque ese proceso de cambiar las cosas puede traer consecuencias imprevistas en forma de balas y sangre saliendo de sus conductos.
  2. Gemma y Clay… básicamente un diálogo similar al anterior, entre los otros dos protagonistas de la historia. Gemma habla con Clay sobre el problema dentro del club con Jax, y Clay no tiene ningún problema en decirle que Jax está incontrolable, que cada vez se parece más a su padre… y da a entender que él hará lo que sea porque las cosas sigan como están. Clay abandona la escena y deja a una Gemma muy preocupada. Gemma sabe que ese lo que sea puede traer consecuencias imprevistas en forma de balas y sangre saliendo de sus conductos. Básicamente, estos dos diálogos son la presentación de donde se encuentra la trama principal de la serie en este momento. Era algo que sabíamos, no se nos presenta nada nuevo… pero nos encanta. Genial introducción.
  3. El tercer diálogo tiene lugar entre Jax y el ayudante de policía Hale, curiosa pareja en el pasado pero que ahora están dando muchos frutos. Hale le comenta a Jax que la cosa está jodida, Zobelle y compañía están bien protegidos, y los federales merodean por todos lados.
  4. Por otra parte, el cuarto diálogo ocurre en el club, con el resto de la banda, ya en tono más festivo y típico del club, con medio-huevo enseñando su prótesis escrotal a sus compañeros, y las típicas bromas y comentarios jocosos al respecto. En ese momento Bobby asume el papel de tercera espada y los reúne a todos para hablar de la tensión existente entre Clay y Jax por el liderazgo del grupo. Sin duda los Sons ganan mucho teniendo a Bobby con ellos, que siempre aporta un poco de sensatez y tranquilidad cuando las cosas pintan peor. Bobby expone que se hable con cada uno de los líderes y se intente averiguar e influir para calmar la cosa, y así poder centrarse en Zobelle y los federales… sin duda actúa como un auténtico líder y estratega.
  5. Y por último, está la conversación entre Clay y Elliot, ese viejo amigo que les sacó con su pasta de la cárcel. Clay le pide ayuda, le pide un terreno cercano a una carretera, y a cambio le da el cuchillo y demás pruebas del asesinato del violador de la hija de Elliot. Así, el club no tiene nada contra Elliot… algo así como un acto de buena fe entre ambos. Se dan su apretón de manos, hablan de ser unos caballeros (yo no le daría mucho la espalda a un tipo como Clay, pero bueno…) y todos contentos. Ya veremos que planea Clay hacer con ese terreno.

Todos estos diálogos, no nos han enseñado nada nuevo, no han avanzado mucho en la trama, pero han sido geniales. El resto del capítulo se reparte en dos grupos, y ambos pululan por ahí liándola principalmente, y consiguiendo nada o peor aún, lo que desemboca en un final agitado entre la banda… ¡para variar! En una esquina del cuadrilátero, tres valientes y aguerridos luchadores: ¡con metro sesenta y cinco centímetros, 110 kilos de músculo, larga y frondosa cabellera, una barba peculiar y un trasero imponente, tenemos al grandioso y absolutamente bestial… ¡Bobby!

Le acompaña a la izquierda, una mole de dos metros de altura, 90 kilos de peso, mucha mala leche y una mirada aterradora…. ¡Opie! Y a la derecha, con su espectacular cabellera rubia, su cuerpo que derrite a las féminas del lugar, y esos andares de gangsta tenemos al inconfundible e inigualable…. ¡Jax! Estos tres individuos se meten en problemas por donde van. Primero les han robado en la productora porno, por lo que se presentan donde el antiguo propietario (Caruso) y con las pipas en la mano, amenazan, golpean y recuperan la mercancía robada. Todo parece salir bien, pero Caruso al salir ellos le comenta a su matón que no va a quedar así… y luego se confirma desgraciadamente.

Cuando parecen ir victoriosos, se presentan tan tranquilos a visitar a Laroy para hablar de negocios… y ¡sorpresa! El garito ya no lo lleva Laroy, ahora lo llevan los Mayas que sin duda son amigos de los Sons… de toda la vida vamos. Como se pueden imaginar, acaban sentados a la fuerza, con las pipas en la cabeza, amenazados e incluso con un sabroso escupitajo en el escudo de la chaqueta. Lo que viene a ser un gran día.

Mientras, en la otra esquina del cuadrilátero tenemos a los otros contendientes al título, que paso de presentar porque son los malos… ¡buuuuuuuu!. Son Clay, su perro de presa Tig, el adorable Medio-Huevo, y el silencioso Happy (sí, curioso nombre). Estos por su parte se reúnen, cogen una grúa y se presentan en plan el Equipo A para robar un armamento de metralletas al grupo de la Liga Nazi que ayuda a Zobelle. Dicho armamento les pertenecía antes a los Sons pero bueno, son cosas que pasan, proveedores que cambian, tratos que se pierden, otros que se ganan…cosas de los negocios. Cuando se las creen muy felices, y parece que se llevan las armas, aparece el músculo de los otros, un coche cargado de tíos con pistolas y se abre un tiroteo bastante feo. ¿Resultado? Sí, los Sons Of Anarchy acaban saliendo por patas, con vida, pero sin armas.

Gemma y mujer de ChibsGemma y mujer de Chibs

Y el remate llega, en plan de cena familiar, organizada por la matriarca Gemma. Por cierto, Gemma vuelve a deleitarnos como siempre, cuando Tara le comenta que la jefa del hospital le ha puesto pegas por verse con los Sons, coge el mando y tiene una charla con la jefa en el ascensor del hospital. ¿Resultado? A Tara se lo recriminan, y ésta va a Gemma y le suelta la bronca por hacerlo… aquí apreciamos como Gemma ha educado a Tara, y la está convirtiendo en una viva imagen suya… sin duda siempre grandes ambas.

¡Por cierto! Descubrimos que Chibs que todavía está en el hospital, tiene o tenia una mujer, una irlandesa de raza negra… y ojo, Gemma reconoce que no se fía de ella y que incluso la teme…no queremos saber como es esa mujercita para que Gemma la tema… yo al menos no quiero saberlo, y os aconsejo que hagáis lo mismo. Volviendo a la cena familiar…se presentan allí los dos grupos de moteros aventureros, y empieza la discusión para variar, que si donde habéis estado, que si que habéis hecho… blablabla… y entonces aparece Hale (el policía) y suelta que han encontrado a Luann asesinada brutalmente (obviamente de mano de Caruso en venganza).

Primero decir, que si Luann era la muerte importante que nos anunciaban los guionistas, ha sido un punto negativo para ellos…era un personaje del principio, mujer de Otto el Son encarcelado, y jefa de la productora porno del club… pero tampoco era una muerte a priori tan importante como nos prometían. Todos, al escuchar esto se quedan algo conmocionados, y la reacción es recrudecer los ataques entre ellos, y todo se vuelve un corral de gallos con Jax y Clay volviendo a desafiarse… hasta que Gemma histérica grita y tira el asado contra la mesa en plan callaros de una santa vez.

Eso es todo. Como podemos ver ha sido un día penoso para los Sons of Anarchy, han sido insultados, tiroteados, golpeados, saqueados… incluso han eliminado a alguien cercano a ellos. No ha ocurrido nada muy importante que avance la trama, o que no supiéramos ya, excepto la muerte de Luann obviamente. Pero es en estos capítulos, donde una serie se hace mayor, donde de verdad uno se da cuenta de la grandeza de lo que está viendo. Una serie no es grande por sus mejores momentos o capítulos, sino porque sus capítulos menos importantes rayan a una altura memorable. Y Sons of Anarchy, ya lo ha conseguido.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »