Review Smash: Tech

Empiezo con mi disculpa ya habitual de cada semana: perdón por el retraso. Y lo siguiente es que los que no hayáis empezado a ver Smash, no sé a qué esperáis, porque está siendo fantabulosa y ya casi estamos a las puertas de la final. Y dicho esto, procedamos a comentar Tech, que tiene tela, muuuuuucha tela…

Estoy tan encantada con Smash que tengo muy claro que cuando salga en DVD me la compraré y casi no puedo esperar.
Ya notamos claramente que esto se acaba, aunque me ha parecido algo rápido que nada más empezar el episodio se vayan todos de viaje al teatro donde representarán Bombshell, pero tampoco me molesta, es más, ya tenía bastantes ganas de que la cosa avanzase.
Y al son de la bonita voz de Tom y de Sam cantando Another op’nin’, another show de Kiss me, Kate, vemos como emprenden el viaje definitivo hacia Bombshell en Boston.

Rebecca Duvall sigue en las mismas, con sus pijeríos y su comportamiento de super star, y Derek ha experimentado un cambio que, si os digo la verdad, no me esperaba, me ha tomado por sorpresa, a todos nos engañó diciéndole a Ivy que la quería, ella la primera sorprendida, pero hablaremos un poco más tarde de él, que tiene telita.

Por otro lado tenemos los cambios en la relación de Karen y Dev: ahora se distancian y ahora no. El buen puerto yo no se lo he visto nunca, ya sabéis que siempre os lo he dicho, aunque es algo evidente que no se debería ni cuestionar.
Karen y Rebecca siguen con su extraña amistad. Parece que Rebecca se apoya en ella y le demuestra que siente miedo y que está nerviosa, dejando a la vista su lado no tan super star.

Julia, Frank y Leo vuelven a estar juntos (menos mal). Cuán santo es el pobre Frank y qué feliz y edulcorado me parece todo, aunque bonito a la vez.
Julia se ha quedado en casa con su familia para volverla a redisfrutar antes de ir al teatro y eso conlleva a que no quieran contarle en primera instancia que Mr. DiMaggio-Ted ha dejado la obra porque le han ofrecido un piloto de televisión, ya aventuramos que no iba a pintar mucho, y ha durado dos telediarios. Esto ha provocado que Rebecca se mosquee y entre en estado de tensión y nerviosismo, dejándonos ver lo insegura que ha estado desde un principio respecto a su papel de Marilyn.
Derek, consciente de la debilidad emergente de Rebecca, se acerca a ella dejando de lado a Ivy, y eso que la quiere.

Nuestra Julia, recién reencontrada con su familia, es informada de que Michael Swift tiene que volver al musical, ya que Ted ha abandonado el barco. Obviamente gracia le hace poca, cosa que ya sabíamos. Pero lo que sabíamos también de un modo u otro es que Michael iba a volver tarde o temprano.

Aquí viene mi momento odio Dev. Que tire la primera piedra la persona a la que aún le siga cayendo bien, vamos. Dev merece un retorcimiento de pescuezo a la de ya. Si ya le odiaba, después de Tech no existe forma humana ni científica de expresar mi odio hacia él. Por no hablar de la amiga oficinista, que se presenta en su casa con una botella de vino (o lo que sea): las intenciones son tan claras que no merece la pena comentarlas. Lo que sí que comentaré es el hecho de Dev pidiéndole perdón a su compañera de curro (R.J., algún mote horrible tenemos que pensar para darle) por no ser capaz de terminar la faena en el sofá. ¿¡Perdón de qué?!
Me da pena una pena muy gigante la pobre Karen, aunque eso es lo que quieren que sintamos, pero tampoco voy a resistirme a sentirlo.
Por otra parte, ya que este episodio va de infidelidades, tenemos a Derek, que tanto apoyar y cuidar a Rebecca se la ha acabado beneficiando, o eso es lo que nos quieren hacer entender. Y lo peor de todo es que parece no importarle lo más mínimo si Ivy se entera o qué siente. Y en este caso es lo que ha ocurrido, Ivy lo sabe.

Julia se niega infinitamente a que Michael vuelva, se lo cuenta a su marido Frank, quien parece tomárselo lo mejor posible, mejor de lo que me esperaba, al menos. Pero no mintamos, ¿quién no sabía de antemano que iba a volver sí o sí?

Por fin parece que Tom y Sam van en serio y este último decide presentar a Tom a sus padres, quienes están encantados con él, más que nada porque piensa que las decisiones que ha tomado su hijo no es que sean del todo buenas, pero aún así le sigue queriendo por quién es. Qué repreciosos que son los dos juntos.

Los cambios solicitados por y para Rebecca en el musical siguen siendo presentes debido al nivel que tiene ella, no está a la altura y no sabe hacer otra cosa que pedir mejoras que a casi nadie convencen, pero tienen que tragar con lo que se les ordena. Hasta Tom tiene que escribir guión para rellenar y que Rebecca no cante tanto.
El detalle de Rebecca cantando Happy birthday, Mr. “director” ha sido gracioso, sobretodo por la reacción de Derek.

Ivy recibe palos cada dos por tres y esta vez se lo ha dado Derek (creemos que, porque tampoco se ha visto) acostándose con Rebecca, aún así ella aguanta como puede, me gusta porque tiene mucha fortaleza y sabe mantener la cabeza alta, hasta le sobran fuerzas para cantar (y deleitarnos otra vez más con su voz) I’m going down de Rose Royce en una de las escenas imaginarias que se echan de menos en la que recuerda todas las cosas que le ha visto hacer a Derek y que ha ido tragando sin decir mucho al respecto.

Y el redoble de tambores para una Ivy despechada y un Dev idiota, vengativo y enfadado por el rechazo de su propuesta de matrimonio a Karen. Tras su “casual” encuentro en la barra de un bar, todos sabemos lo que se disponen a hacer, no cabe duda.
Aunque al menos, Dev le ha confesado a Karen que casi se beneficia a R.J., algo es algo, porque el hombre, por muy odioso que me resulte, no creo que se lo pase bien tampoco con esta situación.

Y hasta aquí la review de Tech. Pido perdón doblemente por el retraso e intentaré tener cuanto antes la review de Previews, que estoy segura de que casi todos habréis visto ya el episodio y queréis comentar la cantidad de cosas con chicha que tiene.
¿Nos leemos por aquí abajo?

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Smash: Tech
Valoración

Categorías: Reviews Smash Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »