Review Smash: Musical chairs

4

Nos queda nada y menos para llegar al ecuador de esta segunda temporada y la cosa no podría estar más interesante. En Smash no existen capítulos de relleno, todos y cada uno de ellos hacen avanzar la trama, y para muestra tenemos Musical chairs, un episodio en el que han tenido lugar varios acontecimientos que cambian el rumbo de la historia por la que nos llevaban hasta ahora. ¿Le damos un repaso al capítulo?

Esta semana, entre otras cosas hemos podido ver cómo parte del equipo de Bombshell echa de menos a Derek como director, sobre todo Karen, que tiene su nombre en la boca cada dos por tres, que si Derek lo hacía así, que si Derek lo hacía asá… Menos mal que le cortan más de una vez recordándole que Derek ya no está.
Tom, de momento, no parece tener mucha madera de director, no me acaba de convencer, pero sigue siendo adorable, incluso haciéndole bailar de esas maneras The national pastime a Karen.

2

Por otra parte estamos siguiendo desde primera fila la evolución del musical de los chicos del bar, Hitlist, en el que en un principio teníamos a la recién conocida Ana como coprotagonista junto a Jimmy, ya que Karen se había retirado del proyecto por exigencias del productor.
Ana nos ha vuelto a demostrar que tiene mucho potencial en cuanto a voz nada más empezar el episodio cantando a dúo con Jimmy.

En cuanto a la trama paralela de Ivy y Terry, hemos visto cómo este último ha bajado un poco los humos y se fía completamente de la honestidad de nuestra Marilyn rubia, que le hace las veces de Pepito Grillo parándole los pies cuando sobrepasa la línea.

También tenemos a Scott, que lo vimos en el anterior capítulo, y que está más que interesado en Hitlist y en tirarlo hacia adelante ahora que tiene a Derek como director, aunque este no esté del todo de acuerdo con las decisiones y opiniones de Scott, sigue adelante con el musical, ya que ve un enorme potencial en él, mientras Kyle dicé amén a todo, viendo una oportunidad que no le conviene desaprovechar y se percibe el miedo que tiene de que Jimmy la líe con esa boca y humor cambiante que tiene.

3

Jimmy es un punto bastante grande a tratar. He llegado a la conclusión de que es un personaje demasiado plano, no veo ningún tipo de evolución en él, simplemente se limita a enfadarse y despreciar a aquellos que le rodean cuando las cosas no le salen como quieren. Y si le salen como las tenía pensadas es el tío más sonriente y amable del mundo. Sólo conocemos dos versiones de Jimmy, y ninguna de las dos me gusta nada. Canta bien, pero basta.

En Musical chairs hemos podido ver de nuevo a Katie, la hija de Eileen y Jerry, que ha aparecido de la nada prácticamente para apoyar a su madre con todo el asunto de Jerry y Ellis.
Eileen, con la ayuda de su hija y Julia (y una copa de vino) se han puesto manos a la obra para encontrar algo que las ayudase a desbancar a Jerry como actual productor de Bombshell y han aparecido, nada más y nada menos, que los papeles que ceden a Eileen los derechos de unos diarios escritos por la misma Marilyn de los cuales se extrajeron las canciones de Bombshell, por lo tanto, si Eileen no las autoriza, no existe el musical, así que Jerry ha podido escoger entre dos opciones: devolverle el musical a Eileen o cerrarlo por completo y, como no podía ser de otra manera, Eileen ha vuelto al mando, que ya se la echaba de menos.

Otro de los cambios que hemos podido ver ha sido la renuncia total de Derek como director de Bombshell, ha firmado los papeles que ceden a Tom los derechos de la dirección de Bombshell, no sin antes dejarle claro al director novel que se arrepentirá si alguna vez cambia alguna de las cosas él preestableció. Pero Derek ahora quiere dedicarse enteramente a Hitlist, y a Karen, porque se ha ocupado de dejarnos claro a nosotros y a Jimmy que Karen es casi de su propiedad. ¿Será que de verdad la quiere o quiere asegurarse que sólo pueda poseerla él y nadie más?

1

No me olvido de Ivy, y es que, por fin, ha terminado con el infierno de la obra de Terry, Liasons, aunque reconoceremos que el número de Ce n’est pas ma faute ha estado muy bien, tanto en los decorados y escenografía, como en la caracterización y el vestuario. Y sí, también Terry ha estado bien, con esa soltura y poca vergüenza, de lo mejor de este personaje que tan poco me ha gustado.
Ahora Ivy es libre, y aunque ella de momento no lo sabe, volverá a ser Marilyn puesto que Karen ha decidido renunciar sin más a Bomshell para acudir a los brazos de Derek y Jimmy (a Kyle no lo cuento, pobre).

Y  para ir abriendo boca de lo que será Hitlist con Karen, ella y Jimmy han puesto en escena (minimalista, pero perfecta) Rewrite this story , otra de las canciones originales de las muchas que, espero, nos deparen para este segundo musical.

5

Volvemos a los inicios, como aquel que dice, ¿cómo creéis que saldrá? ¿Irán todos por fin por el camino que deberían haber escogido desde un principio? ¡Nos leemos por aquí abajo!

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Smash: Musical chairs
2.7 (53.33%) 6 votes

Categorías: Reviews Smash Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »