Review Skins: Franky

Review Skins: Franky

Empecemos hablando sobre interesantes datos acerca del bien y del mal, esos que se pueden comentar mientras cenamos una pizza hipercalórica con los amigos: las famosas risas enlatadas de las comedias fueron grabadas a un público durante la década de los años cincuenta, lo que quiere decir, y esto es un poco sórdido, que esa gente que ríe y se parte el todo durante las charlitas de Barney Stinson y derivados lácteos está muerta. Escuchamos risas de muertos, ¿a que es macabro? Y da morbo, vaya bonito. Digo todo esto porque mi viejo conocido Fragua dijo que era una pérdida de tiempo leerme, así que por no sentirme culpable procuraré que esta review del primer capítulo de la tercera generación de Skins, centrado en la peculiarísima Francesca Fitzgerald, tenga un mínimo de utilidad para sociabilizar con anécdotas inútiles. Pues hablemos de ella, de la pequeña Franky, pobre y triste Franky. Ya adoro a los nuevos personajes. Bastaron nueve minutos y doce segundos, así a ojo. Y ahí radica la diferencia con la versión norteamericana. Tan simple como eso.

Me ha encantado, me ha encantado, pero mogollón, esto que han hecho. Estos personajes, esta nueva forma de hacer Skins, esto que significa que no se les ha acabado la gasolina para nada. Franky es un episodio introductorio enorme, porque nos ponemos en la piel de la “rara” para conocer a nuestros nuevos compañeros de curso, nos sienta las bases de unos adolescentes a los que acompañaremos durante quince capítulos más y nos forma la opinión previa de ella, preconcebida como debe ser, la de los ojos de quien acaba de llegar, que no tardará en romperse en pedazos a medida que sus cartas de amor vayan llegando. Uno odia a Mini, pero dentro de sí siente ya compasión por ella. Uno está con las ganas de preguntar “¿quién eres?” a Matty, y estamos deseando que nos conteste. Pero bueno, es que uno quiere hacerle esa pregunta a todos ellos.

Se ha mudado de Oxford y ha llegado a Bristol con sus padres, él y él, que se casaron con el uniforme militar y les van los aparatos de Apple o es que se trata de product placement con saña. Y con una historia traumática de bullying en su(s) antiguo(s) colegio(s), qué más quiere ella, que no él, hacer salvo volver a empezar y encajar. Integrarse, ser normal.

El mundo es un escenario, como decían en la canciónEl mundo es un escenario, como decían en la canción

Franky solamente quiere eso, pero cuando eres diferente, cuando pasa que no eres normal, qué le vamos a hacer: y llegar en tu primer día atropellando gente con el segway 2.0. (o aparatito gracioso que, en el fondo, todos queremos) es hacerlo con mal pie, o ruedines si acaso. La historia del outcast, del alumno marginal que se quiere labrar una reputación normal y corriente al comenzar de nuevo la protagonizaban ya en la era de las cuevas, cuando el acné era una enfermedad mortal. ¿Y sorprende? Con Skins, también conmueve. El rollo Chicas Malas de la nueva Queen Bee, nada que ver con Michelle pero sí con los fetos de Gossip Girl, es más de lo mismo. Estamos hartos de ver estas tramas en los high school del otro lado del charco, pero gracias a que esto se llama Reino Unido y conducen al revés la cosa cambia y te lo ponen en un plato con cerámica diferente, con los ingredientes dispuestos diferentes. Enhorabuena por eso. En serio.

Franky Fitzgerald va caminando por los pasillos del Roundview y todos la miran, no pueden distinguir qué se oculta tras la chaquetita y los pelos mojados y repeinados. Ahí entra la curiosidad de esos dos de pintas extrañas, el pelirrojo y el heavy, que contrastan con las risitas y el autoritarismo de la melenas popular. A partir de ahí, la chica opta por repeler a los que se interesan por ella por cómo viste y cómo se comporta realmente, es decir, los geniales Alo y Rich (estoy deseando ver su capítulo, el de este jueves), e interesarse por Mini, principalmente Mini, y sus secuaces Grace y Liv. Grace es la caña, inocente y casi lésbica, y aún nos queda ver lo que tiene detrás esa Liv, extraño calco de la Jal de la primera generación. Mismo pelo, misma cara y mismos prejuicios que nos hacen llamarla soseras. La cosa, señores, es que un Freddie hay en todos sitios. Sentémonos y veamos.

Pasotismo encantadorPasotismo encantador

A partir de ahí, tenemos una pequeña película de tres cuartos de hora que roza todos esos recuerdos que tenemos de comedias adolescentes de videoclub, pero como ya mencioné, y lo mantengo párrafos más abajo: el sello lo cambia todo. Que si me voy a comprar un vestido que no me pega para nada, que si me voy a sentir como “una monja en un burdel,” que dice la gorila cañera. Y luego me doy cuenta de que sólo puedo pertenecer a este lugar si soy fiel a mí misma. Precioso, Lindsay Lohan también nos convencía, pero aquí no bostezamos porque ya lo hayamos visto en numerosas ocasiones, aquí uno acaba rendido y sonriendo. La Lohan, y que conste que esa mujer me encanta, no es Dakota Blue Richards, una chavala apasionante, y guapísima, a la que el rencor por ser la cría repelente de La Brújula Dorada ya no le precede.

Su caracterización, su tartamudeo, su estilo. Sus maniquís de madera. Su Wallace & Gromit. Su pistola y sus gritos; si es que ya lo decía el señor francés aquel, que una chica y una pistola es cine. Porque un personaje femenino en Skins no me hacía tanto tilín desde que Effy dijo sus primeras palabras: Franky es la mejor manera de convencernos de que lo que viene ahora es grande. Aunque ella sea pequeña.

¿Definen la identidad las elecciones? Franky contesta con un 'fuck'¿Definen la identidad las elecciones? Franky contesta con un 'fuck'

En los foros, las opiniones y los favoritismos ya se vienen fraguando. Rich y Alo son encantadores, aquí hay absoluta unanimidad, una pareja cómplice que nos recuerda a Anwar y Maxxie y que, ahora mismo, es uno de los mejores puntos. El misterioso Matty motiva. Culpad al exotismo. Nick y Mini son Tony y Michelle pero de Física o Química, es decir, abofeteables. A Grace le dicen mezcla de JJ y Cassie, ay, Cassie, y Liv es poker face total. Sólo falta que toque el trombón. Quedémonos con esta copla y cuando llegue la finale mirémonos a los ojos y luego a las quinielas.

¿Qué os ha parecido Franky a vosotras, vosotros y vosotres? ¿A la altura de las expectativas o decepcionante? Comentad, comentad, pero sabed: estos se van a quedar.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Skins: Franky
4 (80%) 1 vote

Categorías: Reviews Series Skins Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »