Review Skins: Fire (I)

Skins Fire

El regreso de Skins para dar su adiós definitivo ha sido lo más temido y esperado de los últimos meses. Entre vaivenes de desconcierto, rumores y desinformación (¿quién vuelve, quién no? ¿Película, miniserie o pimientos?) ha deambulado la despedida de lo que ya es un clásico de la televisión británica. En estos años, Skins nos ha dado de todo pero, especialmente, nos ha dado personajes. Jóvenes memorables, únicos y jodidos, con historias incapaces de dejar indiferente a nadie. Y los personajes son, precisamente, la esencia de los capítulos finales de la serie, que ha vuelto este lunes y que finalizará su séptima temporada a principios de agosto. La idea de traer de vuelta a tres de sus personajes clave ha comenzado y Effy Stonem se ha ganado, por derecho, ser la primera de la fila. Ella protagoniza Skins Fire I, un primer episodio construido a base de calma y miradas que, al final, sabe cómo estallar. Es quizá lo más alejado a Skins que puede ser Skins, y de eso hablaremos; pero, más que nada, desgranaremos a esta Effy Stonem de veinte años: perdida, desconcertada e igual de espabilada que siempre.

El principal problema que podíamos achacar a esta trilogía final de Skins era un asunto de expectativas. Todos queríamos volver a ver a Tony, Sid o JJ, y poco a poco aprendimos que quizá eso no sería posible. Puede que sea porque el irrepetible Nicholas Hoult esté explotando su carrera en Hollywood (ahora rueda X-Men: Days of Future Past, a las órdenes de Bryan Singer), incompatibilidad de horarios y tal, recursos humanos, o puede que sea porque los guionistas querían dar un vuelco a, precisamente, lo que podíamos esperar de la traca final.

Los espectadores sufriremos decepción y extrañeza en cada uno de los seis capítulos, y el desconcierto es el sentimiento común que arrasa, desde el minuto uno, este Skins Fire. Lo que nos puede hacer más o menos flexibles y satisfechos ante lo que vemos en pantalla es la diferencia entre lo que queremos ver (y no vemos) y lo que ellos nos quieren enseñar (y nosotros queríamos que nos enseñaran).

Skins Redux no es nombre de desodorante, sino el del experimento que engloba los episodios de Cassie, Cook y Effy. Esta pequeña variación en el título, que hasta ahora parecía metida con calzador, explica que hay una diferencia conceptual entre las tres generaciones de Skins que nos preceden y lo que se va a emitir este año. Es algo nuevo; mal que nos pese, antes de entrar a analizar, tenemos que aceptar esta realidad. Skins Redux es un epílogo, pero también es una transformación, un experimento y un punto y aparte especialmente cortante. Skins Redux, sin ser Skins, es Skins. ¿Perdón, qué? ¿Qué es esto, ¡coullons!? Intentaremos descubrirlo si no nos da antes una embolia cerebral.

Skins Fire 2

He aquí la gran impresión que, después de un primer visionado, puedo tener de este capítulo de apertura: no pasa nada. Durante cuarenta minutos, no llegamos a entender muy bien por qué nos están contando esto. ¿Es esto lo más interesante que pueden contarnos de Effy Stonem tres años después de verla por última vez? La nostalgia vuelve a atacar: ¿no hay ninguna mención a Cook, a la muerte de Freddie, a Tony o a sus amigos de instituto? Más allá de la presencia de Naomi, de la que hablaremos en breves, este episodio podría corresponder a cualquier otra serie o cualquier peli de sobremesa o cualquier thriller mediocre de DJ Caruso.

Algo es verdad: de no estar el factor Skins en su ADN, si no llegamos a ser conscientes de que esto es Skins (y que adoramos Skins), el capítulo sería un peñazo. Chica joven que ve cómo no es tenida en cuenta en su empresa, pero pronto empieza a esforzarse por despuntar, se gana al jefe, a sus compañeros (celos, celos, celos), y logra sus objetivos. Entre tanto, su rival dimite, se liga al jefe guapo, se camela al cliente importante y mejora en su trabajo. En síntesis, eso ha sido este capítulo.

No obstante, es feo quedarse en la superficie. Después de los créditos, te paras a pensar y ves que hay más porque, después de todo, seguimos hablando de Skins y de sus guiones milquitásticos, hondos y pelín amargos. Skins Fire tiene ese espíritu de burra tranquilidad que tenían en su día los capítulos de Effy (episodios de los que yo no era muy entusiasta), capítulos que parecían vacíos, de relleno, pero que, al final, acababan explotando en el microondas. Skins Fire, que vete tú a saber por qué se llama fuego, es una acojonante translación del espíritu Skins (el “¿qué pinto yo en el mundo y qué hago con mi vida?,” puros dilemas juveniles) llevado al mundo adulto, de la gran ciudad, de los negocios pútridos.

Effy, que es silenciosa, nos va dejando claro con acciones, miradas y frases monosilábicas toda una tesis humanística-filosófica: que el mundo es injusto y que, con todo, hay que torearlo. Por desgracia, en el proceso también hay que aceptar sus normas, lo cual implica perder un poco de ti, perder la dignidad y la identidad. Effy acepta que su cuerpo es un activo importante para la empresa, como quien sabe de Excel, y deja que la toqueteen. Como observa Naomi, eso es desagradable, degradante y otros tantos adjetivos que suele usar la Oposición.

Algo para destacar: a pesar de ver a Effy más madura y más formal, nos encantan sus fugaces escapadas nocturnas a fiestas, como si fuese una Batman con ojos bonitos. La sensación es como la de aquel hombre de negocios que baila solo en su habitación: saber que, a pesar de todo, Effy sigue siendo Effy, como ciertos relámpagos en el episodio que nos siguen demostrando que Skins, a pesar de esta envoltura de cambio (y de que la primera temporada nada tiene que ver con esta; que han pasado ya varios años y muchas manos), sigue siendo Skins.

También a resaltar, por supuesto, la estupenda conexión invisible entre Naomi y Effy, en el sentido de que las dos están completamente solas (en realidad, sólo se tienen la una a la otra y, aun así, su relación está muy degradada). Cada una, y esto es muy apreciable, lidian de formas diferentes con la soledad, el desconcierto y la amargura de estar en sitios que detestan y de los que quieren salir. Naomi está perdidísima (la del monólogo fracasado es la mejor escena del capítulo), y aunque detesto lo facilón que es meter el recurso del cáncer, porque estos guionistas no deberían ser tan vagos (no pueden serlo), la presencia de Naomi Campbell en la historia se agradece. Es buena, refuerza y cae bien. De todas formas, siendo tan efectivo como el demonio y tan manido como la mierda, el cáncer funciona en esa escena de la terraza, que es sencillamente fantástica y dolorosa.

Skins Fire 3

No sé si Skins Fire puede caer en la categoría de episodio flojo y decepcionante por el mero hecho de no responder a unas expectativas mal formadas. Tan sólo ocurre que no nos lo esperábamos tan directo, tan sencillo y sin intenciones de rellenar huecos en la historia y preguntas que llevamos haciéndonos bastante tiempo (¿recordáis con qué grito terminó la cuarta temporada?). Nosotros queríamos algo que Skins, como la novia transgresora que es, pasa de dárnoslo. Nos mira con cara de mustia y sigue hablando sobre brookers, la Bolsa e inversores. No nos interesa, pero seguimos mirándola, y es que su cara puerro, pese a todo, es demasiado bonita como para increparle algo. Ella nos da lo que le da la gana, con sus movidas… y eso es lo que hay. Quizá le falte satisfacer, quizá le falte algo de sentido del humor, un poco más de interés, algo del surrealismo marca de la casa, pero carácter, impronta y sustancia no le falta y nosotros, como espectadores, tenemos que decidir si aceptamos o no esta nueva fórmula. A mí, de primeras, me ha dejado a la mitad. Veremos lo que pasa ahora.

Este episodio ha tenido muy poca música, pero cabe destacar un pequeño detalle, y es que tres artistas han compuesto tres canciones exclusivas para cada una de las nuevas historias; son Ellie Goulding, a quien podemos escuchar el exquisito tema “You, My Everything” en los últimos minutos del episodio, y en las próximas semanas oiremos a Gabrielle Aplin (con “Start Again”) y Roots Manuva  (con “Stolen Youth”), respectivamente.

  • Lo mejor: sus últimos ocho minutos. Naomi. Ver a Craig Roberts, el prota de Submarine (Richard Ayoade, 2010), que es muy mono.
  • Lo peor: una trama muy previsible y tópica, y que se aleje tan conscientemente de la mitología propia de Skins.

Nota del autor
2
Vuestra nota
Review Skins: Fire (I)
3.6 (72.14%) 56 votes

Categorías: Reviews Skins Etiquetas: , ,

18 comentarios

  1. Altman

    Yo creo que ha sido un capítulo estupendo, aunque es muy cierto que le falta algo de su sello de identidad. Sin embargo creo que esta primera parte es la calma antes de la tormenta, y como tal funciona de maravilla. Effy es pasión y tormento, ella es el “fuego” del título, y estoy convencido de que va a incendiar la segunda parte.

  2. PiumPium

    Bueno, me he leído la review, y no sé, no acabo de estar del todo de acuerdo. A mi me ha gustado el cap, vale, sí, hay mucho relleno, pero también hay “algo más”. ¿Os habéis fijado que los nombres de los compañeros de trabajo de Effy son los nombres de algunos personajes de las anteriores temporadas? A mi me está quemando mucho el tema “Freddy”, me parece muy cansino que todos esperen algo de él. ¿No habéis visto bien al jefe? ¡ES Freddy! En el final del capítulo, Naomi le cuenta qué le pasa a Effy, se ve un plano de ella viniéndose abajo y lo siguiente que vemos es como literalmente se lanza a los brazos del jefe (Freddy) , ya no va arreglada ni intenta hacerse la sexy misteriosa como siempre, se ha venido abajo y “necesita” a Freddy.

    Me ha parecido muy bien llevado el cap, de hecho me he quedado con ganas de más cuando acabó. De la review me quedo con la siguiente frase, que resume muy bien este capítulo: “es una acojonante translación del espíritu Skins llevado al mundo adulto”

    • Paul_B

      La verdad es que se parece mucho a Fredy, pero no es el y cuando dicen el nombre de fredy es de otra persona, no del jefe… Pero esta bien pensado

  3. Estoy de acuerdo con el reviewer, más su puntuación. Me ha dejado algo decepcionado siendo Effy mi personaje preferido (mi avatar por ejemplo) y Cook. Esperaba que mencionara a algunos amigos suyos y familiares pero no había nada…
    .
    El recurso del cáncer me parece forzadísimo, su querían colar una enfermedad dura, pues que sea una diferente u original como la menopausia precoz de Katie Fitch que es extraño pero original xD

  4. Matt I. Score

    Decepcionante por donde se vea. Esperaba mucho más de Effy, esa chica silenciosa, en control, mágnetica, profunda, inteligente, y oscura, con esa máscara de mujer fatal y esos ojos pintados de negro que tanto misterio, decadencia y fatalidad desbordaban, pero ahora ni siquiera sentí ver a Effy, ¿Dónde está? Ví 45 minutos de Kaya Scodelario moviendose por ahí y por acá, con malas frases, y una personalidad ajena completamente al personaje y al nivel que se encontraba, ¿Fuego?,¿Esto? una historia cliché, aburrida, y edulcorante por todos lados, el unico momento de tensión fue la enfermedad de Naomi, que bastante forzada se vio para infundar un ”climax”. Todos sabemos que, sí, crecieron pero ¿Y qué? no es necesario perder la escencia tan rádicalmente y justificar la falta de alboroto por tener ¡21 años!. No esperaba ver a Effy toda vestida de negro con los ojos pintados drogandose y todo eso, pero esto ha sido decepcionante, esto se lo dejo a la pésima escritora novata que asignaron para Fire, temporadas anteriores Effy solía ser tan madura, tan lista, hasta poetíca en ocaciones, y autodestructiva hasta más no poder, pero no ví ni siquiera el toque Skins aquí, ni siquiera ví una historia sólida, si no un mal episodio de alguna serie perdida por ahí. Fuego…Recuerdo el episodio 1×08, silencios, misterio, esas tomas del personaje, el ambiente oscuro, decadente, y una chica que tenía suficiente dominio de todo y todos para aún así no pronunciar una palabra por decisión propia, ocultando ese interior quebrado por medio de drogas, y diversión al extremo, inyectadose heroína a los 14 años y soltando sus primeras palabras en la serie, ”Aveces pienso que nací al revés, ya sabes, salir de mi madre por el camino equivocado, escucho palabras que vienen hacía atras…” Eso era Fuego.

  5. Rach

    Muy de acuerdo con la crítica y la nota. Cuando lo vi pensé exactamente lo mismo, que se podía haber tratado de un capítulo de Effy o de Rita la cantaora porque yo, la verdad, es que me quedé un poco igual. Además de lo inverosímil de la trama de las inversiones y de Naomi que no sé porqué pero la veo que no es ella. En el instituto tenía motivaciones políticas y ganas de salir al mundo real, ¿qué le ha pasado ahora?

    También muy de acuerdo en que el personaje de Dom es un soplo de aire fresco. Resumiendo: no me ha convencido nada.

  6. Dominic

    Sinceramente, a mi me ha gustado. Es un gran paso pasar de la juventud a la vida adulta y Effy lo logra mientras Naomi no. Se demuestra que Effy sigue siendo una persona oscura (aprovecha su oportunidad para demostrar su valía, se aprovecha de Dominic para conseguir información, se aprovecha de su belleza para hacer caso a su jefe y seguirle el juego al inversor). Sin embargo en ambas es patente su infelicidad.
    La gente espera una tónica Skins, como si todavía estuviesen en el colegio, pero no se dan cuenta que esto sirve para ver sus vidas preadultas y lo de la información privilegiada es lo más lejos que Effy ha llegado en la vida para conseguir lo que quiere, por mucho que la liase de joven.

  7. Dominic

    Ah, por cierto, no comparto muchos puntos de la review, porque parece que ha visto distinto capítulo que yo en Fire o en su día durante la segunda y tercera temporada. No me parece que se aleje de Skins, pero desde luego no es lo mismo con 17 que con 21, y si se pareciese, me parecería que los guionistas han fallado miserablemente porque no saben evolucionar un personaje.

    • Anonimo

      Y fallaron, seguir al nivel de tamaño personaje era demasiado para ellos al parecer.

  8. Anónimo

    Tened en cuenta que esto solo es la primera parte de una película, dividida en dos para emitirse en televisión. Puede que el Lunes que viene explote todo, que tiene toda la pinta. Yo por mi parte, si he visto a la Effy adulta que querían mostrar. Tiene 21 años y esta trabajando. Esta perdida en un mundo totalmente nuevo para ella: el mundo adulto. Cosa que le pasan a miles de jóvenes en todo el mundo. Bastantes huevos le ha echado por sí misma en diferentes situaciones demostrando que no ha perdido esa inteligencia que la caracterizaba.

  9. Daniel

    estoy muy decepcionado por el capitulo todos esperabamos mas de Skins; Vemos una Effy mas madura adentrada en el mundo de los negocios la administracion; ese mundo de ambicion y traicion donde lo unico importante es el dinero; un buen acierto el de introducir a Dom el tipico chico nerd, enamorado de la chica guapa que al fina lo usara para lograr su propios fines; espero mas de Dom en el siguiente capitulo.
    Lo de Naomi o pobre triste Naomi me hace recordar el 3×06 final donde se siente sola y triste; espero y los guionistas no la maten como suelen hacerlo con los personajes claves. espero el segundo capitulo con mas drama y adrenalina como solia ser skins.

  10. Liz

    A mi me gustó mucho, esperaba menos de Effy, del personaje, quizás podría estar algo demente y perdida luego de la muerte de Freddie. Pero Effy como capítulo nunca me decepcionó y esta vez tampoco fue la excepción. Me sorprendió ver la evolución del personaje, sabe lo que quiere, en el fondo y bajo su ‘skin’ está la Effy adolescente, pero la viste de traje en el día para perseguir sus objetivos. Es madura y quiere ser fuerte, pero no lo es y ese mundo que trata de construir se va a ir desmoronando. Naomi, por otro lado ha sido mi personaje favorito y veo que probablemente morirá y con ella Naomily. Qué pena, no me gusta que se pongan trágicos, por más que ya sea tradición. en fin ya veremos, creo que pueden haber dos o tres buenos giros de historia aún.

  11. Mireia

    Tengo que confesar que me ha costado cogerle el hilo al episodio, pero en la escena final he pensado que esta es Effy, lista, manupuladora, visceral y esto es Skins. Esta claro que no se puede seguir con el desenfreno de los años anteriores, estaría fuera de lugar. Y tengo que decir que soy fan de las tres generaciones, pero si tengo que elegir una, siempre me quedo con la segunda. Echaré de menos a Freddy, Alo, Grace, Rich, Sid…que coño! los echaré a menos a todos!!

  12. Paul_B

    Como te pasas Iñigo… ya a salió el lunes el tercer capitulo y aun no as hecho la review del segundo, y estamos a viernes…. Si no te gusta seria mejor que se lo pasases a otro compañero.

  13. chapsticky

    Para mi Effy sigue siendo Effy, y ese es justamente el problema. Too big, too fast.
    ¿Recuerdan la frase que le suelta Cook? “You are too pretty for your own good”, en eso se resume FIRE.

    Effy, es astuta, inteligente, sabe lo que tiene y no duda en usarlo. Pero también es arrogante y pagada de si misma.
    Se tardo en comprender que acostarse con el CEO de una compañia no es lo mismo que jugar con dos amigos. Naomi se lo dice muy claramente, “estabas encerrada en una fantasia y en una muy mala”.

    A mi parecer Effy trataba de revivir sus viejas glorias. Sacar provecho de un chico coqueteandole, sin ponerse a pensar que las relaciones a los 20 no son lo mismo que a los 15 y que hay grandes cosecuencias.
    ¿Nadie vio eso?

    La historia cliche… la vida es cliché, y creo que era lo que querían decir, Effy es un cliché de chica ruda, inteligencia y belleza.

    Hasta en Glee (lo siento por la comparación) Quinn, la chica popular, astuta y guapa de la clase se lo grita a Rachel “Se que esto se va acabar, fuera de aqui no soy nada” El miedo de la vida real. Son personajes muy parecidos. Llevados de manera muy distinta.

  14. Anónimo cabreado

    Venga Iñigo ponte las pilas hombre que ayer ya se ha estrenado la segunda parte de Skins Pure (es decir, 3×04 que solo has publicado 3×01 que llevas tres reviews sin publicarse). David y Dani por favor decid algo tíos que solo poneis Dexter hasta las trancas.
    Ni siquiera me he molestado a loguearme a comentar con mi nick registrado en esta página.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »