Review Sherlock: The Hounds of Baskerville

Cuando uno se sienta ante la televisión para ver una adaptación de un clásico como El sabueso de Baskerville de una serie como Sherlock tiene básicamente dos dudas: cómo lo harán esta vez Y qué cambiará de una novela que es bastante conocida. Sherlock es una serie que se ha caracterizado por saber llevar a tiempos actuales clásicos más o menos conocidos que no ha respetado fielmente el original, lo que permite por un lado que haya sorpresas y por otro, que el espíritu de la novela se mantenga casi intacto. Veamos si lo han conseguido.

El Sabueso de Baskerville tiene tres grandes problemas para su adaptación a una serie  como Sherlock. En primer lugar es una historia bastante conocida (casi que diría que es la novela más célebre de Sherlock Holmes) y eso hace que todo el mundo pueda tener más o menos expectativas de cómo puede ser el episodio. En segundo lugar, como novela no es tan policíaca como el resto de la bibliografía del detective de Baker Street, ya que se trata más bien de una obra de misterio al más puro estilo de un capítulo de Scuby-Doo. Por último, es una novela en la que Sherlock Holmes aparece realmente poco, convirtiéndose casi en un Deus ex Machina sin casi intervención directa a lo largo de la narración.

Sin embargo, creo que Moffat es consciente de todos estos problemas y, en lugar de rehuirlos directamente, o de copiarlos al pie de la letra, se enfrenta a ellos y con bastante sentido del humor y centrándonos un poco más en la personalidad, los miedos y la relación del propio Sherlock con Watson.

La historia parte de un Sherlock nuevamente aburrido y dejando de fumar… la caricatura del Sherlock explica la profundidad de su adicción, en este caso al tabaco y a los misterios. Sin embargo, en cinco capítulos nos hemos acostumbrado a la entrada en escena de los casos, los razonamientos de Sherlock y la relación entre casos secundarios (Bluebell) y la historia principal, aunque es maravilloso el motivo de elección del caso que tiene el detective. Aun así, tenemos espacio para una primera mención a la novela original cuando Sherlock dice de enviar a Watson solo aunque finalmente no lo hace.

Dado que estamos en una serie con pocos visos de utilizar elementos parapsicológicos que soportan la novela, era evidente que el origen del perro y de la maldición tenía que reinventarse, y aquí se opta por la ingeniería genética en proyectos secretos y por sustituir la maldición por un trauma infantil severo del cliente de Sherlock…brillantes ideas las dos.

Una vez en Baskerville, a lo largo de la investigación en la base militar vivimos un momento de tensión con la osadía de Sherlock de atravesar todos los niveles de seguridad de un ausente Mycroft… mientras que vemos como se mueven las validaciones a lo largo de toda la base de datos, lo que nos inquieta. Ya de paso, nos une el caso del sabueso con el de Bluebell presentando a una primera falsa sospechosa: la Dra. Stapleton. Incluso una vía de escape que es importante para el resto del capítulo y de la que hablaremos más adelante.

Aquí la duda está en si de verdad un sabueso se ha escapado o si ha sido un asesinato del padre de Henry Knight. En la primera incursión nocturna tenemos el segundo cruce entre la novela y el episodio: el código Morse. En el original es clave para la resolución del caso, por lo que, al menos a mi, se me encendió la bombilla, más aun estando el ejército de por medio. Sin embargo, la respuesta que le dan en la trama es realmente graciosa, y nos marca el completo interés en desmarcarse del clásico.

El ataque de pánico de Sherlock nos presenta una perspectiva nueva del personaje y nos sirve para poder profundizar un poco más en su relación con Watson. Pese a su fanfarronería, le reconoce como amigo, de hecho como único amigo, y posiblemente como una de las personas que menos aprecia. El pánico deja un poco solo y tocado a Watson y se alarga en Henry Knight, posiblemente por una exposición más alargada en el tiempo.

Al día siguiente tenemos el tercer y último enfrentamiento entre la novela y el capítulo: el perro de pega, que deja claro que la intención del capítulo es otra, junto con la aparición de Lestrade y, al menos de oídas, de Mycroft. En la última visita vemos un par de cosas realmente relevantes (a parte de la resolución del misterio por parte del detective). Por un lado el uso de la Watson como prueba del suministro de drogas nos transmite lo que sienten aquellos que han visto al perro, dejando al doctor una vez más en el lugar de narrador que le corresponde y muestra un Sherlock realmente comprometido con resolver el misterio. Por otro lado, vemos casi literalmente como piensa Sherlock, algo que solo puede encajar con un personaje tan histriónico como él, pero que, en definitiva, nos explica como llega de dos palabras sueltas a una conclusión que cuadra hasta llevarnos a Frankland, auténtico responsable.

Y aquí el final del episodio, que nos deja una explicación clara de lo que pasa, aunque por un momento pensé que era el propio Knight el que mató a su padre. El caso es que creo que la colaboración de Frankland con Sherlock a la hora de escapar de la base solo se puede entender desde el punto de vista de querer derrotar al genio, algo muy propio de un personaje que se nos antoja como un investigador competitivo. Muy destacable el hecho de que Sherlock en su momento de pánico se encuentre con Moriarty.

El capítulo ha estado bien, aunque a mi juicio, de todos es el más flojo salvo por la comparación con la novela. No obstante, creo que es un capítulo que junto con el anterior, nos prepara para lo que está por venir: conocemos más a Sherlock, a su amistad con Watson y a su “miedo” o “respeto” o rivalidad reconocida con Moriarty que, por primera vez, no  es responsable directo o indirecto de un caso. A esto se suma la soledad de Sherlock y la competencia con Mycroft. Solo la parte final, nos lleva de nuevo al Consultor Criminal, que parece tan obsesionado como Sherlock… al que Mycroft deja libre ¿por qué? La respuesta a esto nos conduce a un capítulo que espero y, en parte, me da miedo: Reichenbach Falls.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »