Review Sherlock: Reichenback Falls

Madre mía, que capítulo más tremendo, demoledor y enorme… si alguien decía que la segunda temporada de Sherlock había perdido intensidad, ritmo y emoción, en este episodio ha compensado con creces a los escépticos. Porque si hay algo que sabemos los amantes de Moffat sabemos que nunca nada es al azar. Hablemos de Reichenbach Falls.

Es increíble como durante 90 minutos de metraje he estado al borde del infarto, desde la primera secuencia, perfectamente redonda con el inicio de la serie hasta el final… Y reconozcámoslo, los Ingleses saben hacer las cosas muy bien. Todos los que sabemos lo que pasaba en el relato que finalizaba en Reichenbach Falls (aunque no he leído el libro, he de reconocerlo) nos temíamos lo peor. Y el no informar de una renovación para una tercera temporada hasta el final del episodio le da una emoción que no se puede copiar en otros casos como Dexter, en el que la renovación te spoilea un poco el resultado final de la temporada.

Genial capítulo, tanto que no sé por donde empezar. Quizá por la grandeza de un Watson que ha estado un poco menos presente en esta temporada, y es que hablar de la segunda temporada de Sherlock, más que de misterio o de Moriarty, es hablar, ante todo, de Sherlock. Watson ha sido importante no por lo que hacía, sino por dónde estaba, al lado de Sherlock, fiel y leal, hasta los extremos que hemos alcanzado en este episodio. En parte es por su adicción a la emoción que le propiciaba Sherlock, y en parte por su amistad llena de insinuaciones por terceros… sin embargo, el relato de Reichenbach Falls es el de la amistad. Watson vuelve a estar igual de roto que antes del inicio de la serie, sin embargo ha vivido días enormes, en los que ayudaba y corregía a Sherlock, le ayudaba y disfrutaba de su inteligencia. De todos los personajes y amigos de Sherlock,  hay dos especialmente leales: Molly y Watson.

Lestrade, pese a su amistad y confianza con Sherlock es víctima de la duda y de la presión de sus compañeros. El problema de Sherlock es el de la conjura de los necios, si aparece alguien inteligente, los necios se unen contra él, y ese es el trabajo imprescindible que realizan Scotland Yard y la prensa británica, y que se convierten en el combustible para su incendio. La señora Hudson un poco que se mantiene al margen, le importa poco lo que digan de Sherlock, será su incómodo amigo. Sin embargo Molly, siempre despreciada y maltratada, ayuda a Sherlock, aún no sabemos por qué, pero supongo que con su aparente muerte de la que hablaremos.

Mycroft hace gala al nombre que le daba Moriarty, El Hombre de Hielo. De sus dos conversaciones con Watson averiguamos lo que significaba el final de The Hounds of Baskerville y su relación directa con el ataque sin reservas de Moriarty. A fin de conseguir el código, el tremendo McGuffin de Moriarty le da toda la vida de Sherlock, lo que le convierte en un blanco más sencillo.

Y finalmente, Moriarty, que lanza un ataque para declararse vencedor contra el único rival que parece que puede desbaratar sus planes. La acción de Moriarty, en el primer capítulo en el que le vemos más de cinco minutos es genial, espectacular y, lo bastante excéntrica como para engañarnos. Moriarty es un genio, casi a la altura de Sherlock… En esta competición, a mi parecer, el detective es el más inteligente, porque es capaz de descubrir los pasos de Moriarty, pero, sin embargo, tiene tres puntos de desventaja: uno, tiene personas que le importan; dos, tiene algunos límites morales; tres, parece que Moriarty conoce más la naturaleza humana. A todo esto se suma un factor añadido: en toda investigación el detective sigue al criminal, está siempre forzado a ir un paso por detrás, salvo en el caso de Sherlock, cuya inteligencia le permite, en algunos casos, anticipar movimientos.

Con todos estos elementos vemos como el Moriarty prepara un ataúd para el inquilino del 221b a partir de la ambición, envidia y mediocridad de todos los que le rodean explotando, paradójicamente dos aspectos a priori contradictorios: la soledad ganada a pulso de Sherlock, y el amor, o cariño, o lo que sea que sienta por sus amigos. A partir del secuestro de los niños, lanza un ataque por todos los flancos, su imagen, su expediente policial, la seguridad de su casa, la amenaza sobre Watson … impidiendo que le ayuden, y haciéndole correr hacia, él.

Más allá del emocionante, confuso y divertidísimo tramo de la fuga nos lleva al tramo final marcado por la conversación con Molly, de la que sólo podemos intuir algo de lo que se habló, y de la magistral escena de la azotea. En la azotea Moriarty, por primera vez, explica a Sherlock algo que no ha podido descubrir , que el código no existe y sólo era la base para llamar la atención sobre él y, de paso, conseguir los datos que Mycroft le ha facilitado. Es muy curioso ver como, posiblemente, Sherlock ha cometido su único error con unas consecuencias tan desastrosas: todo el poder de Moriarty radicaba en el miedo que tenían todos de su código, del que sólo existe la orquestación maravillosa de su golpe. El ultimátum es dramático y sin una posible salida dado que el Consultor criminal está dispuesto (o no) a ir a por todas, y se vuela la cabeza. Al final, el momento en que Sherlock decide (o no) que todo está perdido, tiene que hacer una llamada a Watson que por su contenido, y por la (genial) actuación de Benedict Cumberbatch y Martin Freeman, es un enorme sacrificio…

Y ahora, dado que hemos visto el final, elucubremos. Lo que sea que hayan hecho Sherlock y Molly es la base para que su muerte parezca real. El principal objetivo es, a mi parecer, poder escapar de la posible trampa de Moriarty para restituir su buen nombre y destruir el legado de Moriarty. Moriarty tampoco creo que esté realmente muerto, aunque, en verdad, la grandeza de este episodio hace que me de un poco igual, creo que sería un final digno, pero si Sherlock puede fingir su muerte, ¿porqué no Richard Brooks?

En fin, creo que ha sido el mejor capítulo de los seis que hemos visto de Sherlock. Más aún porque creo que los dos episodios anteriores han servido para preparar a conciencia este último y para poder entender lo que le hace tan especial, que es comprender el enorme sacrificio y dependencia de Sherlock con sus cuatro seres queridos. El capítulo ha sido a parte de redondo, emocionante, brutal , sin nada de descanso, que, además, creo que ha criticado a todos los estamentos de la sociedad británica (policía, gobierno, corona, medios, etc.)

Y al final, pese a la angustia, ver a Sherlock observando a Watson nos da la alegría de saber que tendremos, al menos otra temporada… ojalá sea como esta.

Gracias por estos 90 minutos de televisión.   

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review Sherlock: Reichenback Falls
4.6 (92%) 30 votes

Categorías: Reviews Sherlock Etiquetas: , , ,

63 comentarios

  1. Dr. Who

    Lo siento, pero no entendi el final. Era la aparicion del fantasma de Sherlock o es que realmente no murió?
    Dudo que haya una segunda temporada, porque, sir Arthur Conan Doyle, mata al personaje de Sherlock para que nadie lo plagie, por eso dudo que haya una quarta temporada.
    Saludos des de Barcelona.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »