Review Shameless: Three Boys

Frank rasurado

La semana pasada nos quedamos con una historia a medias: Kev propuso a Verónica matrimonio a pesar de que él sabía que hay un pequeño obstáculo legal que puede impedirlo. Esta trama continúa en este capítulo y a ella se le suma la crisis de Frank (sus three boys), los altibajos de la relación de Ian y la visita de un hermano de Verónica muy especial, entre otras. ¡Para revisar el capítulo de arriba abajo, nos vemos tras el salto!

Kev no se puede casar porque ya está casado. De eso nos enteramos a la vez que Fiona en el capítulo pasado. Ahora es Verónica quien conoce la noticia, y lo lleva relativamente bien. Ambos ven lógico cancelar la boda. Lo que temen es la reacción de la madre de la novia: a ella le dicen simplemente que no habrá boda y sólo con eso ya se pone fatal… Realmente lo de casarse no van con ellos, y están bien como están, pero entonces conocen la existencia de un supuesto sobre lleno de dinero dejado por el difunto padre de Verónica y que sólo recibirán si pasan por la vicaría… o sea que no queda otra, ¡montarán una boda más falsa que una moneda de tres euros con tal de recibir los regalos y el prometedor sobre!

La pega (siempre hay una, claro) es que tiene que ser una boda religiosa y al cura no se le puede engañar porque para casarlos necesitará la licencia civil, y eso es imposible de conseguir ya que Kev sigue legalmente casado. La solución tiene la firma inconfundible y genial de los Gallagher: extorsionar a un cura pedófilo tras dejarle a Carl un rato para que intente (sólo intente, eh) hacer algo con él, y amenazarlo con hacerlo público. Y listo, ¡ya tenemos al cura que casará a la feliz pareja!

Carl y el curaCarl y el cura

Por otro lado tenemos a Frank, que tiene que pasar la revisión médica de su falsa discapacidad (dice que tiene migrañas y por ello recibe una paga del Estado). No entiende cómo otros se escayolan enteros para recibir lo mismo que él pudiendo alegar tener migrañas (tampoco que hay gente que tiene lesiones de verdad…). Y aquí conocemos a uno de los personajes curiosos del capítulo, la doctora fumeta, quien descubre un bulto en los testículos de Frank, algo que él ya sabía, que tiene de siempre pero a lo que no le había dado importancia. Sus three boys le han dado seis hijos (¿cuenta a Liam?) así es que no será nada malo. Hay que hacer una biopsia, determina la doctora, y esto lleva a que Frank se coma la olla: de ser un bulto posiblemente benigno, en su mente pasa a convertirse en un cáncer terminal, con la ayuda, eso sí, de los comentarios que los demás le van haciendo (Sheila le ofrece uno de los nichos que tiene en el cementerio y ya lo da por muerto), y hasta acaba contemplando la posibilidad de suicidarse. Después de tanto lío, el tercer testículo acaba siendo benigno.

Ian y Kash van a tener una cita especial. La mujer de Kash se va el fin de semana y tienen la casa del matrimonio para ellos dos, pero al verse en el dormitorio de la pareja, Ian se ralla muchísimo. Los adornos, el olor del lugar, todo le hace ver más conscientemente que Kash tiene una vida montada, con mujer e hijos, a la que él no pertenece, y se va de allí por patas. Veremos si su conciencia le hace seguir o por contra terminar con la relación.

La exploraciónLa exploración

A Fiona le vuelven las dudas sobre Steve. A ello ayudan los consejos de Verónica. Tony es algo seguro, estable y predecible. Por contra, Steve es un ladrón de coches, excitante por su tipo de vida y por no saber si un día la va a dejar tirada o la va a sorprender con algo genial. Por ahora sólo son dudas y sigue optando por Steve. Está claro que con Tony no va a vivir el subidón de la escena con Steve y el coche robado de este capítulo… No sé qué piensa el resto de la audiencia…

Otro personaje curioso que visita la serie es el hermano de Verónica, Marty, que ha escapado de la cárcel para ir a la boda de su hermana. El chico es rarito. Tiene síndrome de Tourette (ya sabéis, insulta sin querer y tiene espasmos varios) además de gustarle quemar cosas y reaccionar mal al alcohol. Vamos, una combinación explosiva. Para su hermana es una molestia. No lo quiere en la boda y acaba esposándolo a un váter después de drogarlo. Marty se escapa y protagoniza la última escena del capítulo: sentado en el retrete, en la boda, envuelto en papel higiénico y jugando con fuego. Veremos si el siguiente capítulo empieza con el bar donde trabaja Kevin carbonizado.

La serie está llena de escenas para recordar. Con un sólo capítulo podríamos hacer una web entera llena de citas y escenas memorables. Destaco algunas de este. Seguro que me olvido de muchas:

La primera escena del capítulo es de las buenas: Fiona y Verónica discuten sobre si casarse o no mientras roban el papel higiénico de un baño público. En otra vemos a Fiona llenar de pis un bote, no para una análisis, sino para dárselo a una amiga a cambio de una lasaña (pees food, la llama Lip), y que esta pueda ocultar que fuma marihuana en su trabajo. Después vemos a a Carl metiendo un pez en el microondas y el gesto de los demás al contemplar la escena. La imagen de Carl con el incensario en la mano y el cura tirado en el suelo es… muy grande. O ver a Frank en la reunión de mujeres con cáncer explicando lo irracional de la existencia de los testículos. No se me olvida el flash de discusión teológica que vemos entre Frank y el cura en la fiesta de la boda, ambos ciegos perdidos. Y la escena tras los créditos, con Sheila viendo la boda de Lady Di y su marido recordándole que el amor no es para siempre, que la princesa está muerta y el “asshole” lleno de odio acumulado que ella le suelta en respuesta a su comentario. Es un no parar. Se podría decir que es una de esas series en las que si parpadeas te puedes perder una gran escena (así es que nada de parpadear).

La bodaLa boda

Antes de acabar, quiero dedicar unas palabras a uno de los personajes menos explotados de la serie. Espero que con el tiempo esto cambie. Es Lip. Me encantan las escenas en las que sale con su padre. Ya las hemos visto en capítulos anteriores (aquella en la que seguía a Frank en bici, por ejemplo). Y lo destaco porque es Lip (además de Fiona) quien le dice a Frank las cosas a la cara cada vez que puede, y lo hace irónicamente, con humor, sí, pero a la vez muy en serio. ¿No os parece?

El capítulo mantiene el nivel, aunque creo que la serie no debería quedarse en estas pequeñas historias. Creo que tendría que encontrar una trama más profunda y continuada en el tiempo. La trama de la boda ha durado dos capítulos, que ya es más de lo habitual hasta ahora, pero podrían, sin perder la comicidad, desarrollar alguna historia de más calado, quizá más dramática. Tienen personajes para ello (de sobra). Así podrían jugar más la baza de la dramedia y no quedarse solamente en comedia ácida. En fin, veremos adónde nos lleva 'Shameless' la semana que viene.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Shameless: Three Boys
5 (100%) 1 vote

Categorías: Reviews Series Shameless Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »