Review Shameless: Lazarus

web

Ha llegado la hora de despedir Shameless hasta el año que viene y podemos gritar a viva voz y sin un atisbo de duda que lo hemos hecho por todo lo alto. Qué temporada, señores. Una temporada donde el humor se ha dado en dosis muy pequeñas y ha vivido sobre todo en los detalles, como viene siendo usual en la serie. Una temporada donde el drama ha pesado más que nunca y se ha tratado, además, con admirable maestría. Qué gran trabajo por parte de todo el equipo. Qué buen sabor de boca y qué sensación de calidad nos deja. Shameless es, me atrevo a decir, uno de los mejores productos en emisión en estos momentos. Y afortunadamente hay donde elegir. ¿Qué vamos a hacer sin los Gallagher tanto tiempo? De momento, vamos a matar un ratito hablando de Lazarus.

Como comentario general, creo que la finale ha estado a la altura de los mejores episodios de la temporada y nos ha dejado escenas de piel de gallina sin remedio. Se han respondido a preguntas que veníamos haciendo desde su comienzo en enero y cuya respuesta nos temíamos, se han resuelto embrollos dolorosísimos y situaciones personales insostenibles y se ha “resucitado” a Frank. Yo diría que han cumplido. Pero sobre todo, me parece importante hablar de evolución. Los personajes han crecido de forma loable, algunos de forma natural, otros de manera forzada por culpa de las circunstancias. Si me obligaran a dar una queja, sólo hablaría del protagonismo que se les ha restado a Kevin y Verónica, y que en el fondo es razonable porque han entrado en juego otros secundarios.

Hablemos de Fiona, el personaje que ha corrido peor suerte a lo largo de estos doce episodios. Cuánto nos ha hecho sufrir y cuánto nos hemos indignado con las circunstancias. Ya ha visto la luz y la hemos visto con ella todos los espectadores. Ha sido su buen comportamiento, ha sido la masificación de esa cárcel femenina, pero en cualquier caso su agente de la condicional ha depositado en ella una confianza que es de agradecer. Hubo un momento en que sentí miedo de su posible recaída, porque ese primer plano de la pastilla nos recordó los errores cometidos, pero todo ha quedado en eso, en un susto para devolvérnosla a la vida real, que no es más fácil pero resulta menos claustrofóbica.

De momento tenemos un horario que cumplir, unas reuniones a las que asistir, un trabajo para inyectar ingresos en una casa que los necesita urgentemente. Un precio nada alto a pagar después de todo el sufrimiento por el que ha tenido que pasar. La vemos respirar, en casa, con sus hermanos, con el problema de Ian añadido pero con todos más involucrados que nunca después de comprobar que el pilar maestro de la casa también puede hacerse añicos. Hablábamos de una evolución de todos los personajes en general. Una evolución que no es exactamente aplicable a Fiona, ya que su caso ha sido el de una caída estrepitosa y un paso atrás con respecto a su caracter responsable. Sin embargo, todo esto no ha sido en vano, ya que la lección aprendida de forma cruel es más que evidente. Además, visto lo visto, ahora ha de contar con el apoyo de todos en todo lo que respecta a llevar una familia y un hogar. Tal vez la burbuja tenía que estallar para volver a recomponerse. No es perfecta, nadie lo es, tal y como Lip reconoce sentado junto a ella. Y de momento cambiamos la batalla por abrazos.

fiona

Y hablando de Lip, qué poco va con él la función de los trajes de Armani y las estúpidas ceremonias de hermandad. No hablo de la universidad, ojo. El personaje está genial donde está y lo está haciendo muy bien. Un gran porcentaje de quienes hemos pasado por la facultad lo hemos hecho proviniendo de familias humildes, tirando de becas y haciendo lo posible por seguir. El problema está en el halo de pijerío que envuelve todo lo que tiene que ver con Amanda y esa actitud derrochadora de quien no conoce la penuria económica a fin de mes. Él mismo se ve como una pieza que no termina de encajar en el puzzle y, aunque creo que la chica le gusta, no termina de estar cómodo en ese mundo tan plástico.

La confirmación de ello llega en el encuentro con Mandy, un encuentro cargado de contrastes donde la tensión puede cortarse con un cuchillo. Tenemos a una chica vestida de blanco impoluto, que lleva una corona de flores y que viene de una ceremonia absurda y escalofriante propia de las niñas ricas de su clase. Al otro lado tenemos a una joven con el uniforme de camarera, que viste un ojo morado cortesía de su novio, que aguanta los manoseos de los clientes pasados de rosca y que no tiene tiempo para diademas de margaritas. Una joven que, dicho sea de paso, es mucho más para él. Y así debe de sentirlo Lip, porque su actitud nos lo dice todo.

Mandy me despierta mucha lástima. No es un modelo a seguir y ha cometido muchos errores, pero al igual que su hermano, es una víctima de Terry, un déspota que sólo vale para propinar palizas a sus hijos, meterse en la cama de su hija y atreverse a dar lecciones de moral cuando no está en la cárcel. Esos chicos están marcados de por vida, y ella, además, está convencida de que no merece otra cosa.

lip

Mickey, en medio de todo el caos del que es partícipe, sí ha encontrado por fin algo bueno, algo por lo que luchar, una razón para levantarse por las mañanas. El problema es que su razón no quiere salir de la cama, y es que Ian, tal y como nos temíamos, padece la misma enfermedad que su madre, esa enfermedad que la llevó a cortarse las venas en Acción de gracias y a abandonar reiteradamente a sus hijos. Un ciclo constante de subidas y bajadas que resultan nefastas para todo el que las sufre y para el que lo rodea. Aunque su novio no quiere dejarlo ir, no concibe al pelirrojo en ninguna institución, no lo concibe lejos de casa. Prefiere reunir todo el valor posible y que su familia haga lo propio. No sé cómo manejarán el problema, pero sospecho que va a ser una trama importante en la quinta temporada.

ian

Los pequeños Gallagher, que ya no son tan pequeños, también han tenido que evolucionar a su manera a lo largo de la temporada. Tanto Carl como Debbie han pasado por el trago de sus primeras relaciones y sus primeros desengaños. Han crecido y aprendido, sí, pero sobre todo nos han demostrado que por mucho que unas circunstancias poco blanditas los haya obligado a pasar por la infancia de puntillas, nadie se queda sin recibir ciertos escobazos por la falta de experiencia. Ineptos en el amor, disfrazados de adultos en casa ahora que Fiona ha estado menos presente. Sus papeles en la temporada han pasado por momentos brillantes y por momentos insoportables. La adolescencia ha llegado para quedarse. Llamémoslo delincuencia conjunta, llamémoslo una carrera sin frenos hacia la pérdida de la virginidad. Shameless puede presumir de no tener en el reparto a niños que dan alergia, sino a actores de tamaño pequeño a los que esperamos ver brillar en un futuro.

Vamos a la cuestión de las cuestiones, porque Frank ha despertado. Y no hablo de tenerse en pie dos segundos y ser capaz de abrir los ojos. Hablo de aterrizar por fin en una realidad de la que lleva meses sin ser consciente. De repente tiene una esposa, que además es Sheila. Su hija sigue ahí en un momento en que ya no la necesita y su presencia no le resulta cómoda. Y por si esto fuera poco, está a punto de convertirse en el padre adoptivo de cinco nativos americanos y le acaban de decir que no puede volver a beber. Para el Gallagher más viejo, esto es el infierno. Busca a su familia porque se ve deshubicado, a esa familia a la que ha hecho tanto daño que en realidad ni está preocupada por si sale del proceso. Siempre han sido los niños quienes le han tolerado más basura de la cuenta, necesitados de una figura paternal, tal vez, pero ahora sólo tiene a Carl, un preadolescente que por desgracia desde muy pequeño apunta a un proyecto de lo que es su padre. Un poco como todos, realmente, pero ninguno de sus hermanos tenía ese historial de armas, alcohol y delincuencia con doce años.

Frank Gallagher nunca ha servido para respetar normas ni seguir consejos, no importa si salen de los labios de un médico. Frank Gallagher se muere por una gota de alcohol y bebe, simplemente bebe. Porque ahora que tiene un hígado nuevo no hay nadie que pueda pararlo, ya no hay realidad, ya no hay familia, ya no hay día y noche. Volveremos a esos ciclos eternos de amaneceres en la nieve y sueños más allá de la frontera. Nunca consciente, nunca entero, y qué suerte tenemos de contar William H. Macy, que nos ha regalado una de las mejores escenas del episodio.

No sé cuántas temporadas más va a durar Shameless, tenemos una por delante, y si sigue el patrón de otras compañeras de la cadena aún podemos disfrutar de estos personajes dos o tres años más. Lo que sí tengo claro, y con este cierre temporal más que nunca, es que Shameless va a terminar con la muerte de Frank. No puede ser de otra manera. Nos han dado una tregua, nos han dado un tiempo extra para presenciar su eterno coma etílico, pero el personaje no va a llegar a ser un anciano. Frank Gallagher tiene que morir más tarde que temprano.

frank

That all you got? That’s it? I’m still here, you fucker! Frank Gallagher! I’m alive! You see me? You see me standing here? You lost, asshole! I’m alive, motherfucker! Me, Frank Gallagher! Alive. Alive.

Ahora, de manera forzosa, Sheila y Sammie se tienen sólo la una a la otra como tienen al pequeño Chuckie que nunca se ve saciado. Una sin casa, la otra con todo el espacio del mundo y más sola que la una, porque la adopción, evidentemente, no ha podido ser. Creo que si Sheila estuviera cuerda no sería capaz de sobrevivir en esa soledad.

La sorpresa de la finale, que es más sorpresa por el momento que por el hecho, ha llegado de la mano de Steve. O de Jimmy. O de Jack, como se hace llamar ahora. Muchos dudábamos de su muerte, sabiendo que tenía que aparecer en algún momento. Y, ¿por qué no? Ahora que a Fiona le ha llegado la calma, relativamente, es el momento de volver a romperla. ¿Qué hace buscando la casa? Supongo que la busca a ella. ¿Quién es esa mujer? Ni idea. Steve tiene un pasado turbio de narices y nunca sabremos qué pasa realmente cuando se trata de sus asuntos.

Un último capítulo de calidad mayúscula para cerrar un temporadón. La que para muchos ha sido más floja que las anteriores, para mí ha sido la mejor temporada. Ha demostrado muchas cosas, y a esta serie ya le queda poco que demostrar porque nunca deja de dar lo mejor de sí misma. ¿En qué lado os situáis? ¿Os ha dejado satisfechos la season finale? ¿Qué vamos a hacer hasta enero?

 

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review Shameless: Lazarus
5 (99.09%) 66 votes

Categorías: Reviews Shameless Etiquetas: , , ,

11 comentarios

  1. Martí

    Coincido contigo, para mi también la mejor temporada y yo también destacaría el brillante giro hacia el drama y la evolución de personajes ( la mayor en una temporada desde que empezó la serie) como las dos grandes claves. Con una review tan buena, es difícil aportar nada nuevo en un comentario jaja. Para cerrar una gran temporada,un capítulo redondo que se cierra además con sorpresa extra añadida, la de la aparición de Steve o como se llame el hombre. Aunque no lo he echado de menos durante la temporada porque esta ha sido excelente, me alegro de que vuelva después de su más que dudosa “muerte”. Un placer haber podido leer las reviews de esta gran serie.Se hará larga la espera hasta la próxima temporada…

  2. JackLondon

    Ví este tremendo Lazarus hace unos días y he de decir que ha sido un genial broche de temporada.
    Elaborar guiones eficientes en una serie tan coral y resolverlo de manera que cada personaje tenga su cuota de importancia y además sin desmesrecer ritmo y demás, es de ser un crack, así que para empezar, chapó a los guionistas.
    La temporada ha tenido sus puntos álgidos y ha sabido ir in crescendo. Desde el insulso novio de Fiona (lo único con menos carisma que una fábrica de tazas, hubiera sido una fábrica de cajas) pasando por la TREMENDA evolución de Carl y Debbie (que nos caigan mejor o peor es irrelevante, la evolución es magnífica) o los lios surrealistas de V y Kev o la siempre excesiva Sheila.

    Como decisión cuestionable (aunque bien ejecutada) podría estar la aparición sorpresa de una nueva hermana, una nueva hija de Frank, pero la historia necesitaba un personaje así para poder avanzar. Y claro, que decir de Frank. Pues que nos ha dado un auténtico recital interpretativo durante toda esta temporada (yo también estoy de acuerdo con Irene en que Shameless acaba con el funeral de Frank) y aunque yo ya estaba algo cansado de ver a un fulano moribundo y hecho polvo arrastrándose capítulo tras capítulo, la verdad es que ha sido una delicia verlo actuar. Su última escena, esa resurrección con Chicago al fondo, retando a Dios es brutal y me ha recordado (por la temática) mucho al mejor Hank Moody (ay qué ganas te tengo majo -ya nos queda poco Irene-) dándole Carl la réplica de forma sobresaliente.
    Y ahora una pregunta “incómoda” mucho se ha insultado en diversos foros a Fiona (que si una guarra, que si que irresponsaable, que si es mala hermana…) pero, salvando las distancias, ¿no os habeis boicoteado a vosotros mismos alguna vez en vuestra vida? ¿no creíais que no erais lo suficientemente buenas personas para menrecer todo lo que teníais? Yo entiendo a Fiona perfectamente y repito, salvando las distancias, puedo llegar a sentirme identificado con ella. La ha cagado ¿y? de eso va la vida. De cagarla.
    Incluso Lip va cambiando progresivamente su actitud hacia ella (así se hace evolucionar a un personaje, cojones).

    ¿Otro que ha evolucionado? Mickie; el cual ha tenido sus escenas de gloria durante la temporada a pesar de tener como compañero a (en mi opinión) uno de los actores mas flojitos de la serie: Ian, el orange head (la rusa es MUY grande). No quiero decir con esto que sea mal actor, pero si es cierto que sus escenas me chirriaban un poco (quizás sea debido a las tramas que ha tenido durante la temporada).
    En fin, podría estar tecleando durante horas xD por que a nivel narrativo es una serie taaaan bien llevada que da gusto.

    No quiero irme sin celebrar un regreso que espero que sea duradero y no puntual: Steve/Jimmy.
    Es cierto que la temporada anterior su personaje estaba quemado y necesitaba un cambio. Para mi Steve era un tio super cool, que robaba coches, seguro de si mismo que llevaba cafe caliente por las mañanas y que era capaz dee no desentonar en el Alibi o en una charla con Frank mientras que Jimmy era un tio insulso, mindundi al que fisicamente incluso Lip (un crío) intimidaba. Me refiero a la presencia física de ámbos. Lip, con sus camisetas sin mangas, marcando biceps y su cigarrillo y peinado a lo James Dean.
    Muchos se alegraron con la desaparición del personaje pero yo me alegro de que lo recuperen (siempre que expliquen bien la situación del barco, porque no parecía tener muchas salidas…
    Lo qude me alegra es que en su actitud en la ultimísima escena del capítulo aparece su vertiente Steve y eso es lo importante. Sonrisa, coche caro y pivón.

    Sin duda, Shameless es de las mejores series de la actualidad y ha encontrado su sitio hace tiempo. Gran música, grandes actores y grandes guiones hacen que para mi esté practicamente a la altura de las grandes.

  3. Anónimo

    Que mejor que terminar una temporada maravillosa con una review maravillosa. Excelente análisis.
    Coincido totalmente con lo que dices de la escena de Lip y Mandy. Que gran contraste. Y la situación se hace mucho mas dura cuando recordamos que Mandy fue la que logró mediante las multiples cartas de aplicación para la universidad, que Lip ahora este en un nuevo mundo. Logró salir de ese vecindario, tiene todo un estilo de vida diferente, y ella sigue alli, en la misma situación de siempre, trabajando de mesera y volviendo a una casa con un novio abusador y un padre que hace ver a Frank como el padre del año. Recuerdo que por la tercera temporada Mandy dijo algo como “tu mereces salir de este vecindario, incluso si no me llevas contigo”, o algo similar, y genera muchisima lástima.

    La temporada se caracterizó por la evolución de personajes pero creo que la de Mickey es la mas notable. No solo de la temporada sino de la serie. Su reacción ante la enfermedad de Ian, como por momentos se le quebraba la voz, y tantos otros momentos han hecho que Mickey se haya ganado el cariño y la admiración del público, y por suerte de la crítica. Luego de su salida del closet y de este capítulo he encontrado multiples articulos que destacan esta historia. Muchos de estos describiendo a Ian y Mickey como la pareja gay mejor escrita y mas realista de la televisión, y no podría estar mas de acuerdo. También elogian las actuaciones, sobre todo la de Noel Fisher que ya se candidatea a ser uno de los nominados en las premiaciones de este año seguro.

    En cuanto a la vuelta de Jimmy estoy muy ansioso por ver que se viene. Lo extrañé esta temporada (aunque no afectó en nada a la calidad de la serie). Pero realmente no se que mas podría aportar a las tramas. Ya vimos su relación con Fiona pasar por todas las etapas. Aún asi, y por mas que Fiona sea una persona fuerte e independiente, creo que lo necesita muchisimo. Era su cable a tierra y su vía de descarga. Pensé que cuando volviera iba a volver con una actitud diferente, pero viendo que ya le está mintiendo a otra chica sobre su nombre me genera muchas dudas que papel tendrá en la quinta temporada.

    Sobre el resto de las tramas, nada mas que decir, lo has dicho todo en la review. Siempre se me van un poco largo los comentarios pero Shameless me obliga a hacerlo. Sus historias dan para hablar largo y tendido. Nos leeremos en enero. Espero que se sigan haciendo estas grandes reviews de esta grandisima serie, que como bien dices en la entradilla, que buen sabor de boca que deja.

  4. sofi

    Yo soy una nueva seguidora de shameless. Empecé a verla por curiosidad y la verdad es que me ha gustado. Es triste ver el mundo en el que estos pobres chicos pasan sus días, a veces sin opción para poder ir a otro lugar mejor. No entiendo cuando dicen que la nominaran a mejor comedia, porque francamente me parce un drama, una gran drama, debo añadir. Pero si estando catalogada como comedia, logra algún premio, entonces que sigan llamándola comedia.
    No tengo nada que añadir, respecto a la final, pues ustedes ya lo han dicho todo, tanto en las reviews, que son muy buenas por cierto, felicitaciones y los comentarios del resto de fans. Hasta el próximo año ¡¡¡Gallaghers!!!

  5. berkeler

    Irene, ya te lo hemos comentado en muchas ocasiones, pero de nuevo enhorabuena por tus enormes reviews. La espera hasta enero se va a hacer larguísima, sobre todo después de la grandísima temporada que se han marcado. La guinda a este pastel sería que Emmy Rossum, Noel Fisher y por qué no la propia serie, ganen los premios que se merecen. La mejor noticia es que Shameless está más fresca que nunca, ojalá tengamos mínimo otras 4 temporadas para disfrutar de los Gallagher (y sí, yo creo que todos hemos pensado que el broche final será sí o sí la muerte de Frank). Gracias Todoseries por recuperar las reviews de Shameless (durante la 3ª temporada creo que no las hubo) y a ti de nuevo Irene por reflejar y analizar cada capítulo semanalmente. Nos seguimos leyendo.

  6. sss

    Qué pasada de serie, de temporada y de review. Con lo largos que son los capítulos de esta serie y antes de darte cuenta ya se te ha acabado la temporada entera… Y es que cuando tienes unos personajes tan bien construidos y tan humanos (reales e hiper-exagerados al mismo tiempo)cualquier cosa que hagan resulta de lo más entretenida.

    La evolución de esta temporada ha sido magnífica. Me ha dolido algunas de ellas, como Debbie dejando de ser un niña adorable a una adolescente en pleno desarrollo sexual, y otras como la de Mickey son dignas de encuadrar y darle un aplauso a sus guionistas y al actor que le interpreta. Doble mérito en este caso para el personaje teniendo en cuenta que Ian ha estado más descolocado durante toda la temporada, por causa de su bipolaridad que supongo será protagonista de la próxima temporada, y aún así Mickey ha conseguido que la pareja que forman sea de lo mejor de la serie.

    Por mí esta serie podría durar eternamente y no me cansaría de ella. Y es que que una serie con tantísimos personajes consiga que todos ellos funcionen de manera individual, y que al mismo tiempo su mezcla funcione como un todo tiene muchísimo mérito…

  7. kmj

    Para empezar ya me ganaste con la foto de encabezado, y luego con la review que junto a las de isabel son las mejores de la pagina, no molestarse doble d, y por último coincido en que es la mejor temporada de su historia y la tercera mejor del año tras el final de Breaking Bad y True Detective.
    Que gran evolución de todos los personajes y que ganas de la próxima temporada con la vuelta de jimmy

  8. NattS

    Una grandísima temporada coronada con unas grandísimas reviews. ¿Qué más se puede pedir? Pues que llegue ya enero para ver la siguiente xDDDDDDDD

  9. andres

    Ya se ha dicho todo en la review y en los comentarios. Simplemente agregar, que la escena final, con Frank dándole la botella de whisky a Carl, con la canción “The Cold” de Exit-music de fondo, con la ciudad de Chicago congelada por el crudo invierno, me ha parecido de lo mejor que vi en mucho tiempo.
    Esa escena es para no olvidar. Un final altísimo para una gran serie que puede pasar desapercibida por los “tanques” como Breaking Bad o True Detective.
    Larga vida a Shameless… larga vida a los Gallagher.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »