Review Shameless: Iron City

web

Empezamos la review con una noticia fantástica, que acabamos de explicaros: Shameless ha renovado por una quinta temporada. No esperábamos menos, desde luego, ya que, aunque algunos se empeñen en tirar piedras al tejado de los Gallagher, la serie sigue más que en forma. La cuarta temporada está siendo de órdago y guarda una evoluvión natural mientras sus personajes, en ciertos aspectos, involucionan y van más y más adentro de ese vórtice de mierda en el que todo ser humano está destinado a caer si se descuida. Esto es Shameless y la esencia del producto no es tanto la falta de vergüenza como la toma de malas decisiones. De las carcajadas a las lágrimas, de lo más crudo a lo más absurdo. Aquí no hay quien descanse y si esta trupe no descansa, tampoco lo hacemos nosotros. ¿Hablamos de Iron City?

Para llegar al ecuador, Shameless nos ha ofrecido el que es, a mi parecer, el mejor episodio de la temporada a día de hoy. Un episodio magnífico que ha sido justo lo que tenía que ser, con un ritmo que se ha sentido tan pausado como frenético y manteniéndonos, durante una hora, con el corazón en un puño. No son buenos tiempos y la carga dramática se va acentuando. Algún día tenía que dejar de ser hilarante (al menos de manera temporal) que Frank apareciera en la nieve medio ahogado en su propio vómito si queremos, claro está, que la verosimilitud de la historia no se nos vaya del todo por el sumidero.

Feliz cumpleaños, Fiona. El desenfreno se nos ha dado la vuelta. Encontramos al personaje más cabal de la serie recorriendo el pasillo de comisaría sin llegar a situarse y pidiendo una y otra vez una llamada que tarda en llegar. Suena Damage Control y es desquiciante ver cómo la Gallagher mayor se va rompiendo minuto a minuto sin saber qué ha pasado con su hermano, qué hace en un sitio al que no pertenece y cómo va a justificar el mayor error que ha cometido nunca. Es algo que se ha llevado a cabo de forma magnífica. El gran trabajo de Emmy Rossum, claro, entra en juego aquí. La escena en la que finalmente tiene que deshacerse de sus ropas y dejar que la policía registre hasta el último de sus rincones no ha pasado indiferente para nadie. Nos enseña a Fiona justo como está: vulnerable, culpable, perdida, rota y fuera de lugar.

fiona

Liam está bien, de momento. Aunque no ha sido fácil esperar en la sala de un hospital y tener que escuchar que un niño que no llega a los tres años ha llegado allí autolesionándose. Por no hablar del daño cerebral y las posibles secuelas que puedan quedarle. Ha sido Lip quien ha cargado con la responsabilidad esta vez y lo cierto es que ha sabido estar a la altura de las circunstancias. El único problema es que en “Iron City” hemos tenido ración super size de la cara del personaje que menos tolero: la del rey de la moral, la de juez supremo, la de “yo lo haría mejor que tú, pero ya que estás, me desentiendo”. No es la primera vez que carga contra su hermana, aunque ahora sí sea la primera en que, con matices, tiene razón. Sabemos que la universidad le es importante a ratos, pero verlo en actitud victimista por no poder acudir a un parcial cuando dos días antes quería pasarse todas las normas de la institución por el forro de sus desgastados vaqueros, no deja de ser paradójico. Sobre todo si dejamos de un lado la memoria selectiva para recordar que Fiona no hizo ninguna de esas cosas por hacerse cargo de ellos.

La falta de juicio de su hermana le ha enfurecido de tal manera que, acogiéndose al “se lo merece”, está dispuesto a no mover un dedo por sacarla de allí. Una actitud tan poco flexible que ha sacado de sus casillas a Debbie y dejado la pelota en el tejado de Carl. Hablamos de unos niños que han visto de todo e incluso después de esto siguen necesitando a su hermana porque no tienen a nadie más y porque están acostumbrados a perdonar lo imperdonable. Habla Kev, cuando ya está cansado de la actitud pasivo-agresiva del muchacho, y es que en efecto había más adultos en la fiesta (por no mencionar que él era uno de ellos) y sí, la mierda llega y se queda en todas partes. “Shit happens”. Si hemos salido de ésta, tengamos la fiesta en paz.

lip

¿Es Fiona culpable del incidente? Sí. Rotundamente afirmativo. No tenía que haber guardado la coca. Una cosa es tomar unas cervezas, dejar que circule el tequila y fumar un poco de marihuana, y otra bien distinta dejar una dosis considerable de cocaína al alcance en una casa llena de críos. Sí, lo sabemos, lo he comentado antes, estos niños han visto de todo y este tipo de fiestas son frecuentes en esa casa. Su madre se cortó las venas el día de Acción de gracias, su padre se deja medio morir en medio del coma etílico en el rellano de la escalera día sí, día también. Han tenido sexo en la encimera delante de sus hijos. Por no hablar del momento en que Gallagher padre hizo creer al pequeño Carl que tenía cáncer o de aquel en que lo puso delante de un coche para cobrar la indemnización por atropello. Es mucho. Pero ahora hablamos de Fiona y a sabiendas de que fue un accidente le exigimos otra actuación. Resulta tan inevitable como injusto. Al fin y al cabo, volvemos al eterno problema del ya no doble, sino triple, cuádruple, centésimo rasero. A cada uno se le otorgan unos deberes y lo que viene después es sentarse a comprobar si se cumplen las expectativas para poder juzgar después. ¿Fiona culpable? Sí. Pero hemos consentido y tragado demasiado como para crucificar de por vida a la única que ha movido un dedo por la familia desde que el mundo es mundo.

Frank, como era de esperar, ha llegado el último a la fiesta de las lágrimas. De no ser por la necesidad de un tutor legal ni siquiera se habría enterado de accidente. Se muere, Frank se muere. Sabemos que no van a librarse de él hasta que la serie toque a su fin pero su lamentable estado de salud es un hecho. La cirrosis se lo lleva y es de entender que no quiera pasar sus últimos días en un hospicio deprimente donde prácticamente te colocan el sudario al entrar. ¿Quién quiere vivir su final entre la aceptación y un eterno Kumbayá? Quiere ir a casa, claro que quiere. Normalmente buscaría dónde caerse y vivir la vida gratis, pero ahora necesita cuidados y tiene hijos de sobra cuyo nombre a menudo no recuerda. Frank, Frank, Frank… nosotros sabemos que aún tienes que dar mucha guerra.

frank

Quien esta temporada parece relegada a un segundo plano es Sheila, lo cual resulta una lástima porque siempre ha sido un personaje enorme. No nos deja indiferentes, sin embargo, lo evidente que resulta su soledad. Siempre tan generosa, ha abierto sus puertas a toda la trupe de sobrinos de su pasión india. Cómo sonríe al verlos invadir toda su casa y qué triste queda a su marcha. No es de extrañar que haga las maletas y se largue al dúplex detrás del casino. No hay nada que la ate. ¿No echáis de menos a la Sheila de las manías persecutorias?

Y bien está lo que bien acaba. Más o menos. Carl, poco dispuesto a abandonar a su hermana a su suerte, llama a “la única persona rica que conoce”, Mike. Con la fianza pagada, ya puede volver a casa. Una casa en la que nadie la espera porque todos quieren recibir al pequeño Liam. Me pareció un final increíblemente acertado, teniendo en cuenta que, después de esto, puede que Fiona se vea más sola y menos comprendida que antes. Sin trabajo, además, ya que su jefe ha tenido más que suficiente. Pon un Gallagher en tu vida y deja que la destroce.

No nos olvidemos de los servicios sociales, que han entrado en juego más de una vez y que después del último incidente van a dedicarse a pisarles los talones.

¿Ha cumplido Iron City con vuestras expectativas?

 

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review Shameless: Iron City
4.8 (95%) 36 votes

Categorías: Reviews Shameless Etiquetas: , , ,

5 comentarios

  1. berkeler

    Gran review, yo creo que después de lo que has dicho poco queda por añadir. Recital interpretativo de Emmy Rossum, cada vez clama más al cielo que esta chica no esté nominada para los principales premios. Y por supuesto, que Shameless tampoco entre en las nominaciones es injustísimo. A ver cómo vuelve la calma a villa Gallagher, por lo pronto a ver si vuelve Ian y desarrollan más su misteriosa historia.

  2. Anónimo

    Brillante review, un análisis a fondo de todo lo sucedido. Coincido que Fiona mas que nadie se merece ser perdonada. Los accidentes pasan. Tiene toda la culpa y debe asumirla, pero no se la puede crucificar. Igualmente entiendo la actitud de Lip. Como dices en la review hace pocos días estaba destruyendo autos por la universidad y nada le importaba, pero luego de la charla con Kev en el bar (grow the fuck up!”) Lip cambió su actitud. Esta vez si estaba dispuesto a dedicarse 100% a obtener ese diploma, el B+ de su trabajo lo demuestra, y ahora todo se cae a pedazos. Si no fuera porque las expresiones de Emmy Rossum durante su examinación me pusieron los pelos de punta diria que Lip fue el gran protagonista de este capítulo. (Enserio, ya es hora de que esta serie reciba nominaciones, por lo menos a mejor actriz protagonista).
    Mención aparte para Carl, que lo conocimos como un pequeño diablillo y ultimamente no nos para de demostrar que en el fondo es una buena persona. La madurez que está teniendo su personaje esta temporada me encanta.
    Se me fue un poco largo el comentario! pero extrañaba poder debatir esta gran serie. Larga vida a estas reviews tan bien hechas!

  3. Martí

    Muy buena review. Ha sido un gran capítulo y uno de los más dramáticos de la serie. No quiero repetir o que ya han dicho, pero pedazo de actriz es Emmy Rossum. Habría que hacer la campaña “Un Emmy para Emmy” xDD. Esta temporada me está pareciendo de un gran nivel, veremos como sigue a partir de ahora porque después del suceso al final del capitulo anterior y de las consecuencias que vemos en este, se marca un punto de inflexión importante para la temporada. Estoy seguro que estarán a la altura,

  4. Alka

    Primero de todo, muchísimas gracias para volver a publicar reviews tan magníficas como esta! Se echaba muchísimo de menos poder comentar una seriaca como Shameless…
    Coincido con todo lo que has expuesto, este ha sido para mí el mejor capítulo de lo que llevamos de temporada..¿quién dijo comedia? Enormes interpretaciones de Fiona y Lip, la primera se lleva la palma transmitiendo tantas emociones de forma extremadamente realista que a mí me ha hecho saltar las lágrimas en más de una escena con su desesperación (inevitable encontrar paralelismos a Orange Is The New Black). Estoy de acuerdo con que Fiona tiene toda la culpa y que fue una inconsciente, pero no hay que olvidad que se trata de una chica de unos 20 y tantos que se ha pasado la adolescencia haciendo un papel de madre de sus hermanos que no le pertocaba, aguantando una putada de su padre detrás de la otra, y que ha “sacrificado” en parte su juventud para sacar adelante a la familia… así que entiendo que Lip esté resentido y cabreado con ella, pero pienso que si a Frank le han perdonado tantísimas cosas sin merecerlo, no es justo que se cierre en banda con su hermana.
    Carl está fabuloso esta temporada, me encanta cómo ha evolucionado su personaje…
    Y con Frank, la verdad, no sé qué van a hacer con él, porque es uno de los pilares de la serie, aunque coincido en que no sería creíble que la vida que lleva no le pasase factura tarde o temprano…
    Lo siento por enrollarme tanto, y qué alegría con la renovación!

  5. Anónimo

    Primero de todo, muchísimas gracias para volver a publicar reviews tan magníficas como esta! Se echaba muchísimo de menos poder comentar una seriaca como Shameless…
    Coincido con todo lo que has expuesto, este ha sido para mí el mejor capítulo de lo que llevamos de temporada..¿quién dijo comedia? Enormes interpretaciones de Fiona y Lip, la primera se lleva la palma transmitiendo tantas emociones de forma extremadamente realista que a mí me ha hecho saltar las lágrimas en más de una escena con su desesperación (inevitable encontrar paralelismos a Orange Is The New Black). Estoy de acuerdo con que Fiona tiene toda la culpa y que fue una inconsciente, pero no hay que olvidad que se trata de una chica de unos 20 y tantos que se ha pasado la adolescencia haciendo un papel de madre de sus hermanos que no le pertocaba, aguantando una putada de su padre detrás de la otra, y que ha “sacrificado” en parte su juventud para sacar adelante a la familia… así que entiendo que Lip esté resentido y cabreado con ella, pero pienso que si a Frank le han perdonado tantísimas cosas sin merecerlo, no es justo que se cierre en banda con su hermana.
    Carl está fabuloso esta temporada, me encanta cómo ha evolucionado su personaje…
    Y con Frank, la verdad, no sé qué van a hacer con él, porque es uno de los pilares de la serie, aunque coincido en que no sería creíble que la vida que lleva no le pasase factura tarde o temprano…
    Lo siento por enrollarme tanto, y qué alegría con la renovación!

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »