Review Shameless: Hope Springs Paternal

web1

Dicen que lo bueno de tocar fondo es que ya no se puede caer más bajo. El problema es que el universo a veces guarda una capa de subsuelo para recibirnos detrás de ese fondo y aún podemos descender un poquito más. Sin embargo, arrojando algo de luz sobre las circunstancias, después de una tormenta brutal y violenta todo tiende a importar menos y hasta se encuentra solución. Shameless ha vuelto después de un minúsculo parón y lo ha hecho sin olvidar la que ha sido siempre su esencia. ¿Lo comentamos?

Por supuesto, cuando hablo de tocar fondo, hablo de Fiona Gallagher. Su carísimo descuido y su situación ante la ley no la dejan en este momento en la posición más confortable, ni la más grata. Las horas del día transcurren como eones dentro de una prisión de ansiedad y relativa claustrofobia que antes acostumbraba a llamar hogar. Un hogar que se resquebraja y va quedando vacío, como quien perfora una botella de plástico.

Ya nadie la necesita. Deb se hace mayor por momentos y la llegada de su menstruación no ha hecho más que alejarlas. Ha cambiado a una hermana mayor por otra que le explique que los tampones y la virginidad no están relacionados, una hermana que la aconseja sobre los chicos, a pesar de que nunca había estado ahí antes. Es injusto, realmente, esas charlas fraternales bien podrían haber serenado el espíritu de Fiona mejor que el vodka. Esas charlas tenían que haber sido para ella. ¿Y qué hay de Carl? En un caso contrario al de su hermana, el pequeño necesita de la que siempre ha sido su protectora y apoyo y es a quien recurre, pero la casualidad es bastante puta y a no ser que trasladen la escuela al perímetro de la casa por el que a Fiona le está permitido rondar, aquí hay poco que hacer.

deb

El caso más extremo llega con Liam y el papel de santo sobreprotector que Lip ha decidido escribir para sí mismo. No malinterpretemos, está bien que por una vez tome las riendas y se comporte como un adulto cuando las circunstancias lo requieren, pero inudarlo todo con ese victimismo al que sólo le falta un diario para ir anotando méritos resulta agotador. “Relájate”, es lo único capaz de gritar ante la evidente ansiedad de su hermana, sin pensar en que tal vez un poco de compañía sirva de ayuda. Los límites existen. Claro, que se liga un montón moviendo la compasión de todas las jóvenes del campus que sólo ven a un joven atormentado y pluriempleado, una persona realmente noble que cuida de su hermano pequeño a todas horas. ¿Era mejor dejar al crío a cargo de una extraña para irse a joder a los lavabos? Que cada uno se responda a sí mismo.

fiona

Y aquí viene la caída. Una casa sola. Comprobar el alcance del sensor que la ata como único hobby. Organizar las camisetas de Carl por colores. Limpiarlo todo como si fuera la escena de un crimen. Más soledad. Cuando parece que nada puede ir a peor aparece el cretino que lo arruinó todo, con el que Fiona fue tan inmensamente estúpida de joder todo lo bueno que tenía. Ahí, señores, tocamos fondo. Cuando la única respuesta a los problemas es tu vecina embarazada con una botella de vodka en la mano, el sentido común lleva dos horas escurriéndose por el desagüe. Es entonces, tras el incendio, cuando la calma toma el tren de vuelta. Gritos, reproches y malas decisiones. Pero una por fin decide decirle al otro que está hasta las narices de tanta actitud pasivo-agresiva de manual y otro decide que, bueno, tal vez se ha pasado tanto de la raya que lleva años sin verla. Este guerra merece una tregua.

Ian ha vuelto, por cierto, en un momento en que su trama parece casi prescindible. Vuelve a casa cuando ya no tiene dónde caerse, al estilo de su padre. Al menos su relación con Mickey parece ir a alguna parte. Lo que en principio iba a quedar como un acuerdo de felaciones ha terminado con un “estamos juntos” por parte del miembro de esta relación que más se avergüenza de quién es. Resulta irónico, siempre, que se avergüence de ser homosexual y no de ser el mayor cretino que ha visto el peor barrio de la ciudad. Así funciona todo.

Hablamos de Carl, al principio, sin mencionar su suspensión en el colegio y su posible expulsión si un progenitor no se presenta. Cuando la única opción es Frank, la cosa está bien torcida. Eso sí, no vamos a negar que ha salido airoso. El niño será un matón pero recordar al resto que algún día harán grandes cosas ha servido para inflar unos cuantos egos. Ha quedado muy bonito y significativo ese discurso de parte de un vividor, pero la realidad es que vivimos en un mundo en que los granujas se llevan lo mejor y no al revés. Bullshit. Y ya que hablamos de caraduras no podemos olvidar el circo que tienen montado en casa de la poble Sheila (a la que por cierto, queremos de vuelta ya). No tienen dinero, no tienen comida, no tienen nada. Samantha es una Gallagher de la peor rama y lo de poner la mano se le da de verdadero lujo. Por no hablar de que su padre sólo está dispuesto a mover la muñeca para ganar algo de dinero, ya que el esperma en un bote parace una de las mejores opciones de su lista.

carl

Kevin y Verónica tampoco están en su mejor momento. Desde que su deseo de ser padres se acrecentó con la marcha de Ethel, todo se ha ido al traste de forma progresiva. El primero de sus hijos ya está aquí. Un bebé al que finalmente no van a quedarse porque Carol no se siente capaz de desprenderse de él, y porque, seamos claros, con dos gemelos ya van sobrados teniendo en cuenta su situación económica. Kevin parece llevarlo peor, es su hijo y últimamente pasa por una situación de descontrol que lo desquicia. No puede proteger lo que es suyo.

Esta semana nos hemos alejado un poco del tono dramático más intenso de los episodios anteriores, aún así, no podemos dejar atrás el hecho de que en esta serie todos, en mayor o menor medida, están rotos. Sigue siendo magnífica en lo que es a cada momento, las incorporaciones más recientes funcionan bien y el caos promete no dejarnos nunca.

¿Qué os ha parecido?

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Shameless: Hope Springs Paternal
4.7 (94.74%) 19 votes

Categorías: Reviews Shameless Etiquetas: , , ,

9 comentarios

  1. Anónimo

    Kev va a provocar vete a saber qué con esa manía pistolera de esta temporada. Esperemos no lamentar nada muy grave.

    Por otra parte, creéis que Frank va a sobrevivir a esta temporada? Es un auténtico muerto viviente. Incluso recibiendo el transplante, lo veo muy muy débil por momentos. Por favor, que no nos quiten su ración semanal de reflexiones locas.

    Ian… Meh. Carl… Meh.

    Debbie, estoy de acuerdo. Muy injusto que vaya de amiguita con la hermana mayor y se encabrone con Fiona. Al final, Fiona es una madre para ella, no una hermana.

    Con Lip no sé qué pensar. Por un lado parece que le jode no poder llevar su vida de universitario pero por el otro parece que lo busque, como si sintiese que no encaja en ese modo de vida. En cualquier caso, se pasa 3 pueblos con Fiona.

    Que vuelva Sheila, por favor! Aunque se va a encontrar sin casa. Se va a mudar a casa de los Gallaguer en la temporada 5. Lo presiento!

    Y creéis que Steve/Goku ha muerto? Yo no sé por qué me da que éste vuelve al final de la temporada.

    Saludos!

  2. berkeler

    Pues a mí me da que en la trama de Ian aún hay mucho que rascar. Se marca un “Brody” y no aparece en la mitad de la temporada, sus hermanos lo encuentran medio drogado bailando en un bar de ambiente, y de repente vuelve a casa como si nada, o bien le invitan a fiestas con gente de bien. Imagino que, aparte de que haya más cosas detrás, el ejército volverá a buscarlo porque ya lo hicieron, pero se encontraron con Lip (quien en teoría había entrado en el “army”). Por lo demás me da pena cómo han tratado a Fiona, en especial Debbie, a la que la adolescencia no le está sentando nada bien (algo que sonceramente no deja de sorprenderme, pues siempre fue la más sensata de la familia). En cuanto a Frank, todo apunta a que morirá, la cuestión es si Shameless se desprenderá de un personaje como él, el protagonista de la serie (para mí no es el más importante, aunque es un cab*** y sus jugarretas se echarían de menos), aún así supongo que el trasplante lloverá del cielo y tendremos papá Gallagher para rato.

  3. kmj

    Pues yo no estoy de acuerdo en tu opinión sobre Lip ya que deja a Liam con la novia de su compañero de habitación, quien ya habia cuidado de Liam antes y si lip se va a divertirse pero mejor divertirse sin Liam al lado porque luego pasa lo que pasa

  4. Anónimo

    Coincido con casi todo en la review. Lastima que se le de tan pocas frases a la trama Ian-Mickey que para mi luego de la de Fiona-Lip está siendo la mejor de la temporada. La evolución de Mickey a lo largo de la serie y en especial durante esta temporada ha sido brutal. Todo el mundo lo ve como el cretino del barrio pero hay que recordar que vivió con un padre abusador y violento (que llegó a violar y embarazar a Mandy), que el mismo fue violado por la prostituta rusa cuando su padre lo encontró con Ian, y básicamente que vivió rodeado de gente que lo hacía sentir que literalmente lo iban a matar si se sabía algo de su sexualidad. Ahora ha asumido sus sentimientos por Ian, pasando de un “You’re nothing but a warm mouth to me” alla por la segunda temporada a un “together” que significa MUCHISIMO viniendo de Mickey. Ahora su padre está preso y esta rodeado de gente que quizas no sean de su agrado pero que no lo van a matar a golpes por mostrar lo que siente. Lo demuestra al besar Ian en la discoteca (primera vez que lo hace públicamente con gente a su alrededor). Mira a su alrededor y se da cuenta que puede demostrar lo que siente por él sin recibir ninguna consecuencia. Y aún asi luego sigue con ese miedo a ser atacado. Cuando están durmiendo en esa fiesta y lo llaman para ver que quieren desayunar, reacciona a la defensiva pensando que alguien lo va a atacar.
    Se me fue un poco largo el comentario, pero esta trama no es solo una trama de a fulanito le gusta fulanito. A no subestimarla que aunque no se explique explícitamente durante la serie toca temas muy, MUY importantes, acompañados de una de las mejores evoluciones de personajes de la serie.
    Y no nos olvidemos de Ian, que cada vez parece mas que ha heredado la enfermedad de su madre. La hiperactividad y reacciones algo raras dan mucho que pensar, sobre todo cuando tiene esa charla con Fiona recien llegado a la casa. Largando esas risotadas incoherentes. Y Fiona y Lip lo han notado, esperemos que hagan algo.
    En fin, gran capítulo, gran temporada, gran serie.

  5. Alka

    Coincido exactamente con todo lo expuesto en la review, y me alegro que al final Lip se haya dado cuenta de que no era justo tratar de esa forma a Fiona después de todo lo que ella ha sufrido…
    Respecto a Ian, a mi también me gusta la evolución de su relación con Mickey, pero tengo cada vez más claro algo que comentáis por aquí y que pienso que va a afectar de forma muy negativa a la “pareja”…que esté desarrollando un trastorno Bipolar.
    Teniendo en cuenta la herencia de Mónica, tiene muchas posibilidades, y además, se encuentra en la edad en la que suelen iniciarse este tipo de trastornos. Además, tiene muchos de los síntomas de la fase maníaca del trastorno: abuso de drogas y de conductas sexuales desenfrenadas, mil ideas y proyectos que se le pasan por la cabeza, su forma de hablar, las risas sin motivo, su cambio de actitud de forma tan diferente de como era antes, etc.
    Otra buena noticia para la familia Gallagher, por si no hubiera suficiente.

  6. Martí

    Muy buen capítulo. Ahí va mi opinión. Fiona cometió un gran error, sobretodo por las consecuencias que acarreó, pero no creo que se merezca cómo la castigan a su alrededor cuando es la que ha sostenido a la familia durante años,sacrificando su vida personal. Deberían apoyarla como ella ha hecho siempre con ellos y seguirá haciendo si les pasa algo. Lip muy gilipollas tratándola así, aunque lo de dejar al niño con su compañera, que es de fiar, para darse un respiro no me parecer mal. Lo que me parece mal es que se la deje chupar por la novia del que en teoría es su amigo. Me encanta que vuelva Ian y su historia con Mickey, me gusta mucho Carl esta temporada, Kev y Veronica me aburren un poco con la trama de los bebés, aunque tiene sus puntos interesantes o graciosos. Por último, la hija mayor de Frank es un alumna avanzada de su padre ( a ver cómo reaccionará Sheila al ver la que tienen montada) y este espero que no muera porque es un personaje que me gusta mucho aunque sea un cabrón rastrero.

  7. Marta

    No se me había pasado en ningún momento por la cabeza que Ian pudiera haber heredado la enfermedad de su madre, en todo momento relacioné los síntomas con un posible problema de drogas, pero si no me equivoco en no ha salido ninguna escena con él drogándose. Que cabrones son los genes. Desde luego esta trama tiene mucha miga, y nos va a dar más de un disgusto.

  8. Line

    Pues yo si estoy con Lip, Fiona casi mata a Liam, cada uno debe ser responsable de sus acciones, no me parece que la esté puteando por placer, de verdad se preocupa por sus hermanos

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »