Review Shameless: Father Frank, Full of Grace

Se acabó la temporada y lo hizo con un final acorde con el nivel de la serie, muy alto, mezclando comedia y drama, y dejándonos con ganas de que llegue 2012 para seguir los pasos de la peculiar e inolvidable familia Gallagher. Tras el salto, comentamos la finale.

Se veía venir. La historia entre Steve y Fiona no podía acabar con un final feliz, y más después del ultimátum de Tony en el pasado capítulo. Aunque la serie trata de jugar con la posibilidad de que Fiona se marche a Costa Rica con el ladrón de coches, el drama romántico se va mascando durante todo el episodio. Ella quiere irse, quiere a Steve, pero se siente responsable de sus hermanos y a la vez ilusionada con la posibilidad de empezar a trabajar en algo serio y estable con su amiga Jasmine. Da igual que Lip la anime a irse. Ella es más madre que hermana y que novia, y finalmente le da plantón a Steve.

El castigo de FrankEl castigo de Frank

Aparte del final dramático de esta pareja, el capítulo termina otra trama pendiente. La locura vengativa de Karen la llevó a zumbarse a Frank, grabar el momento y publicar el vídeo en internet. Y esto no podía dejar de tener sus consecuencias. Las cómicas, que las ha tenido, pasan siempre por Frank. Su discurso en el bar sobre las tentaciones, su conversación con Karen en el baño, completamente surrealista, y su huida cuando Eddie se entera de lo sucedido con su hija son grandísimas y perfectas para este final de temporada. Pero, por supuesto, también hay consecuencias dramáticas. Todos están contra Frank: Eddie, por lo obvio, y Lip, por supuesto, porque, como queda patente y él mismo admite, está enamorado de Karen, y el dolor que le produce tal traición (de ambos) es la mejor prueba de ello. Pero Lip es increíble. Se enfada, claro, le pega una paliza a su padre, abronca a Karen, pero entiende lo que ha pasado. Comprende la reacción de Karen por el trato que recibió de su padre, y sabe que Frank… es Frank.

Lip perdonaLip perdona

Por eso Lip, en un alarde de madurez, los perdona (aunque antes no duda en mear sobre su padre, que aguanta el castigo estoicamente porque sabe que se lo merece). La única parte implicada que queda por enterarse es Sheila, y ahora que ya puede medio salir a la calle, habría que ver su reacción con Frank si llega a saber qué ha pasado. Seguro que lo persigue hasta el fin del mundo. Pero habrá que ver si la historia llega a su conocimiento o todos optan por ocultársela, que es lo más probable, ya que la misma Karen ve que la relación de su madre y Frank pinta bien y no querrá que Sheila lo pase mal.

Por supuesto, la consecuencia más dramática es la muerte de Eddie. El pobre no ha tenido un respiro desde que empezó la serie. Todo han sido noticias malas y sus convicciones morales han sido pisoteadas una y otra vez. Al final no ha podido resistirlo. Ver cómo el vídeo de su hija y Frank es motivo de chanzas por parte de sus compañeros de trabajo ha sido demasiado para él. Es, si duda, las escena más cruda de la serie, aunque la manera de contárnosla no explota su dramatismo. O eso me parece, y creo que puede ser por eso de mezclar comedia y drama: esperas que el drama se convierta en comedia en cualquier momento, y no es el caso. La escena es casi documental. Fría y sencilla, a lo Dexter. Hasta tal punto que cuando Eddie salta, uno espera que de pronto aparezca intentando salir, arrepentido, para finalmente salvarse. Pero sólo vemos el agujero en el hielo.

EddieEddie

La semana pasada la historia de Lip, Ian y el coche robado quedó en suspenso. Tony los detuvo por conducir un coche robado, todos sabemos que por Steve. Pero ellos no iban a chivarse. Esto podía llevar a Lip a la cárcel y a Ian a perder la posibilidad de entrar en los marines. Aquí es cuando Tony se gana el favor de los espectadores, el mío incluido: consigue sacarlos de allí pero no se jacta de ello ante Fiona (por ahora). Tony ha conseguido lo que quería: sacar a Steve de la foto. Pero no está claro que la historia del ladrón de coches acabe aquí. Desde el principio deja claro que lo de irse del país es algo temporal. Luego está Debbie, que acude a casa de la madre de Steve y le cuenta lo de su doble vida; cuando trata de hacer lo mismo con Fiona, esta nos sorprende admitiendo que lo sabe todo, y además le confirma a Verónica que está enamorada. Esta historia de amor no va a terminar así. Steve volverá (vamos, eso creo yo).

Lip, enamoradoLip, enamorado

Los que seguro van a volver son los Gallagher. Las audiencias están respondiendo más que bien en los USA y eso nos hace pensar que esta serie puede durar. Si lo habitual es que cuando se hace un remake el resultado sea decepcionante, incluso malo, está claro que esta vez han acertado y han sabido adaptar la serie británica. Y han dado con buenos actores para respaldar esos personajes.

En fin, nunca mejor dicho, desde ahora y hasta que llegue la segunda temporada sólo nos queda esperar (aunque con esta serie algo aparentemente tan fácil de hacer se puede convertir en todo un suplicio).

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Shameless: Father Frank, Full of Grace
5 (100%) 2 votes

Categorías: Reviews Series Shameless Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »