Review Shameless: But at last came a knock

Frank liándola

Los Gallagher vuelven con uno de los momentos más dramáticos de la serie, y esperado por muchos: la pata que le faltaba a la mesa aparece para revolucionar la familia. Además, Debbie continúa investigando a Steve hasta descubrir su doble vida, y acontece lo inevitable en la arriesgada relación de Ian. Más Gallagher tras el salto…

Parecía que Debbie y Steve iban a ser los protagonistas indiscutibles del capítulo. Ella, cual Colombo, sigue los cabos sueltos que ha dejado Steve hasta dar con su secreto… Pero nada de eso. La llave del capítulo la tenía Frank bien escondida.

Debbie sigue las pistasDebbie sigue las pistas

Frank puede cobrar un dinero (casi nada, realmente) por una denuncia ganada, pero como fue conjunta necesita la firma y asistencia de la codemandante, una tal Mónica. Al ver el miedo en los ojos de Frank podemos olernos que se puede tratar de su mujer, aunque dejamos la puerta abierta a otras posibilidades, claro. Utilizando a Sheila (momentazo) engaña a Mónica para que vaya a recoger un supuesto premio. Es entonces cuando descubre que de pareja tiene a una mujer, Roberta, alias Bob, (con un camión guapísimo, por cierto) y nos desvela de paso que sí, que es su mujer y suponemos la madre de los seis chavales.

El drama se ve venir. Una madre que abandona a sus hijos vuelve y se encuentra con ellos, cada uno con sus sentimientos particulares, con sus distintas reacciones. La reacción de Debbie, cuando la empuja al verla, la de Carl, que se queda atontado, o la de Ian, que provoca el siguiente momento dramático del episodio: emocionalmente tocado, Ian busca a Mickey y acaban en la tienda, pillados in fraganti por Kash, que acaba disparándole en la pierna al nuevo amante de su amante. El triángulo amoroso acaba en tiros y habrá que ver qué solución tiene.

Mónica pide una oportunidadMónica pide una oportunidad

Y Mónica viene pidiendo segundas oportunidades, y de malas maneras. Quiere quedarse con Liam, llevárselo (atentos al discurso extraño-racial de Bob), y a los demás que los zurzan. Como dice Lip, ahora Frank es el bueno de la historia (aunque luego no dude en cambiar a Liam por el dinero de la denuncia). Debbie y Carl acaban abrazando a su madre. Lip e Ian no se creen lo que está pasando. Y Fiona, la que ha estado allí ejerciendo de madre todo ese tiempo, se derrumba después de cantarle las cuarenta a Mónica. Si quiere volver a ser la madre de un Gallagher, que lo sea de los seis, que se encargue de todo, como ha hecho su hija mayor hasta ahora, y con este discurso Fiona acaba yéndose, hecha polvo. Nota al margen: a todo esto, vemos que Frank y Mónica, a pesar de todo, siguen atrayéndose.

Pero esto no es todo, claro. Este capítulo, como todos, viene cargado de historias. Ethel, la niña en acogida de Kevin y Verónica, recibe a su hijo y la pareja se plantea acogerlos a los dos (surrealista). Eddie quiere revirginizar a su hija, que vuelva a ser pura, que abandone a Lip (en esa particular relación de amistad con derecho a roce que tienen), a cambio de un coche, si es necesario. Mientras, Lip hace lo posible por conseguir dinero para llevarla a un concierto, y acaba de cómplice de Steve en uno de sus robos de coches. Y Steve, Jimmy para la familia, pensaba que tenía todo atado y no es así, porque Debbie, en su afán por proteger a su hermana, se planta en casa de sus padres (puntazo de madre) y descubre que ha estado mintiendo a Fiona, y a todos realmente, desde el principio. Pero todo tiene arreglo. No hay nada que unos regalos a la niña y una casa nueva para Fiona no puedan arreglar. Ahora habrá que ver cómo se lo toma Fiona cuando se entere (ya imagino yo que mal, aunque acabe por perdonarlo).

La doble vida de Steve/JimmyLa doble vida de Steve/Jimmy

Así es que el capítulo nos deja con Fiona devolviendo las llaves de casa a Mónica y con ellas su papel de madre. Más dramático imposible, aunque el capítulo haya estado lleno de esos momentos Gallagher que no pueden faltar: Frank despertando en la fraternidad, vestido de hawaiana; Sheila llamando ilusionada a Mónica para comunicarle que ha ganado un oso de peluche después de recuperarse de un ataque de celos por no ser la premiada; Carl tirando una botella de refresco desde lo alto de la casa para comprobar que se rompe mientras Lip y Karen disfrutan de su amistad en una furgoneta…

Tendremos que esperar al próximo capítulo para confirmar si Mónica vuelve a la familia (o alrededores) y se suma al caos Gallagher o si desaparece por donde ha venido.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Shameless: But at last came a knock
5 (100%) 3 votes

Categorías: Reviews Series Shameless Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »