Review SG-U: The Greater Good

Voy a ser sincero con tod@s vosotr@s. Al terminar el capítulo pensé: “Daniel, no vas a ser capaz de realizar esta review como se merece”. Y diréis, ¿por qué? Muy sencillo, me puedo aventurar a que éste ha sido el mejor capítulo de la temporada, quizás no por la trama semanal pero sí el global que nos ha dejado, que es sin duda intrigante, inesperado y con un giro argumental que comentaremos más adelante.

Como decía, quizás la trama del capítulo de hoy, que ha sido esa nueva nave espacial de “Los Antiguos”, no aporte mucho al universo SG-U, pero lo que ha ocurrido debido a este encuentro va a cambiar el panorama de la Destiny por lo que resta de temporada.

Los primeros diez minutos puedo decir que no aportan prácticamente nada, tan sólo vemos como la tensión entre Rush y Young sigue aumentando debido a las continuas paradas de la nave y la ausencia de Rush cuando se producen. Una vez visto que ha detenido a la Destiny, Rush decide que tiene que ser él quien aborde la nave para conocer qué hace ahí y si puede salvar algo de la misma. Aquí es cuando yo pensé: vaya capitulito que nos espera… Es más, la única esperanza que mantenía es que la nave que dejamos atrás hace ya algunos capítulos fuera a Telford.

¿Telford?¿Telford?

Una vez dentro de la nave y restablecida la energía en parte de ella, los motores se encienden y se alejan de la Destiny. Lo que a priori no parece nada importante es el inicio de la cadena de sucesos más importante de lo que va de temporada.

Como todos sabemos, aunque la nueva nave se esté alejando, Rush sería capaz de reconducir a la Destiny desde la sala de control, pero como no quiere que nadie se entere hace llamar a Amanda Perry. No es la primera vez que vemos a Amanda, que ya ayudó a reparar los motores una vez. Esta vez Rush, enviándole mensajes cifrados en ecuaciones, le enseña dónde se encuentra la sala de control, pero en un descuido olvida que Eli graba todo y, después de ver cómo desaparece Amanda consiguiendo que la nave se mueva, accede a las grabaciones y también consigue descifrar ese código secreto.

Ahí estás...Ahí estás…

He de hacer mención a la nobleza de Amanda en este tema, que le ha costado ocultar el secreto, al menos al principio, al resto de la tripulación y que le ha dicho a Rush lo que pensamos todos. Volviendo al curso normal del capítulo, una vez que Eli, Brody y compañía encuentran la sala de control en la nave abordada, Young se entera de lo ocurrido y comienza una nueva pelea con Rush. ¿Cuantas peleas ya sean dialécticas o físicas han tenido estos dos hasta ahora? Yo creo que demasiadas.

La pelea deja lugar a la conversación más interesante que yo recuerde de la serie. Comienza con el eterno debate de liderar a la gente. Como bien dice Rush, el Coronel no está preparado en este momento por todo lo que ha pasado. ¿Nadie tiene dudas al respecto, no?
Luego la conversación ha dado lugar a conocer la verdadera misión de la Destiny: ir donde comenzó todo, donde quedaron los rastros del Big Bang, que según “Los Antiguos” pudo ser algo artificial, donde se puede encontrar un mensaje, pero sin duda la mejor posibilidad para volver a la Tierra. Que den a entender que deben continuar la misión de la Destiny para poder utilizar esta información para volver a la Tierra, me hace suponer que ya hay un final previsto. O, más que un final previsto, nos enseñan la forma en que volverán a la Tierra todos los que sobrevivan.

Y como colofón a esta conversación, Rush le pide que trabaje con él. Obviamente, la reacción de Young es la tomárselo como una broma, visto lo que ha estado ocultando todo el tiempo.

Ya vienenYa vienen

Hacia el final ha llegado una de las partes más delicadas del capítulo: el rescate. Como debe ser, Eli y las matemáticas calculan el momento en el que tienen que saltar para caer en la cubierta de la Destiny con la mala fortuna de que en el segundo salto, el de Young, éste lo ejecuta un poco antes y su trayectoria lo aleja de su destino.

Cuando ya pensaba que nos íbamos a despedir de Young, Rush, confirmando su cambio de actitud consigue salvarlo in extremis con el consecuente cruce de miradas y agradecimiento sin decir ni una sola palabra. No sé vosotros, pero yo creo firmemente en el cambio de Rush y que esto dará paso a una nueva relación y, por fin, trabajaran juntos por el bien de la tripulación.

Me he guardado para el final el tema que más me ha intrigado. Me refiero a ese personajillo que no trama nada bueno, Simeon, que acosa a Ginn. Yo pensaba que no sabía que era Amanda, pero la escena final del capítulo me ha dejado muy tocado. No sé por dónde irán los tiros, sólo espero que Amanda, por el bien de todos, no sea lo que parece. En definitiva, como ya he dicho antes, The Greater Good me parece el mejor capítulo de lo que va de temporada. Ahora espero ver a Rush y Young trabajando juntos y que no ocurra lo que creo que va a ocurrir con Amanda. Y a vosotros, ¿qué os ha parecido?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »