Review Running Wilde: The Party

The Party

The Party. ¿Será este el título del último episodio que veamos de Running Wilde? Es más que probable. La semana que viene Fox probará poniendo dos episodios de Raising Hope seguidos, y si la cosa funciona… Bueno, entonces Steve, Emmy y su séquito tendrán que hacer las maletas. Lo peor es que nos quedaremos con el sabor de boca que nos ha dejado este 1×05. Un sabor de boca bastante desagradable, habría que decir. ¿No te parece?

Soy una persona paciente con las series. Lo prometo. Siempre me cuesta dejar de verlas, aunque sean infumables. Pienso que en cualquier momento pueden mejorar, y que no quiero perdérmelo. Si encima sé que detrás de las cámaras o los guiones hay alguien que ha hecho algo que me gusta, entonces soy fiel hasta el final. Puede que no me guste, pero no puedo dejar de pensar que quien tuvo retuvo, y que el genio puede salir a relucir en cualquier momento.

“Puedo llevar un Escada cuando quiera”

Con Running Wilde me pasa lo mismo. Si la Fox me dejara, vería todos los capítulos fielmente. No me perdería ni uno. No obstante, no se puede negar que la serie no acaba de despegar. Sé que uno de los rasgos de Arrested Development era que el espectador tenía que ser un espectador de larga distancia. Aunque es verdad que se disfrutaba desde el minuto uno, la visión de conjunto hacía de AD una serie insuperable. Cosas insignificantes del primer capítulo tenían que ver con cosas vitales del último, había bromas y expresiones que iban utilizándose cada vez más… Todo funcionaba para que un espectador veterano disfrutara más que un novato. Así que con Running Wilde había que tener paciencia. Pero con capítulos como The Party la cosa se pone difícil.

Si además comprobamos que los guionistas del episodio son Mitchell Hurwitz y Jim Vallely, cabezas pensantes de AD, la cosa se pone peor. Si ellos, que se supone que son los genios que nos hacen reír cada segundo, no han conseguido remontar la serie, mal asunto. No solo no lo han conseguido, sino que han firmado el peor episodio de la corta vida de RW.

La mesa pesa más de lo que pareceLa mesa pesa más de lo que parece

Decíamos en la review anterior que la falta de David Cross se nota mucho. Ahora nos damos cuenta de que se nota muchísimo. Un capítulo sin él es peor. El 1×04 lo superó haciendo bien una cosa: no centrarse en la relación entre Emmy y Steve. The Party no solo no tiene a David Cross, sino que se ha vuelto a centrar en Steve intentando recuperar a Emmy. Hemos vuelto a las andadas en una pareja que, por qué negarlo, se ha quedado estancada en lo que a química se refiere. Cada vez los veo menos a gusto juntos, y no sé si eso tiene solución. La única que se me ocurre es que volvieran a líneas argumentales donde Steve no intentara gustar a Emmy.

En este caso el personaje de Will Arnett ha intentado demostrarle que puede cambiar, y que es capaz de hacer una fiesta tranquila y sin excesos. ¿En serio ella cree que eso es divertido? A Steve le ha costado, pero ya hemos visto que es capaz de todo por ella, y ha hecho la peor fiesta de su vida. Un argumento que no ha dado mucho de sí, quizá demasiado sentimental, con muy poca gracia. Además, al haber tan solo una línea argumental, cuando ésta falla todo el capítulo falla.

Fa'ad llamando a su halcónFa'ad llamando a su halcón

Pero no todo han sido calabazas. Fa'ad y el señor Lunt han salvado la honra del capítulo y se han confirmado como dos de los mejores personajes de la serie. En mi ranking particular, están muy por delante de Emmy y su hija, a las que no les acabo de coger el truco. Fa'ad y sus cambios de la V y la B (hay que estar atento para oírlos, pero ahí están), sus pelos en el pecho y sus andanzas con los halcones son lo mejor del capítulo. Lugar que también podría ocupar el señor Lunt subiendo la escalera con el jamón que se le cae o vestido de mujer.

Fox dice que los nuevos episodios de Running Wilde volverán el nueve de noviembre. Eso son tres semanas sin nuevos capítulos. Ojalá fuera así. Pero me temo que The Party es lo último de esta serie que nos vamos a llevar a la boca. Como quinto capítulo se le perdona. Como finale, sin embargo, no hay por donde cogerlo. Aunque sea un finale involuntario.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Running Wilde: The Party
Valoración

Categorías: Reviews Running Wilde Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »