Review Running Wilde: Oil and Water

Running Wilde

Running Wilde llega a su tercer episodio. Así, a bote pronto, no parece una cifra para tirarse de los pelos. Sin embargo, tratándose de la Fox, de Mitchell Hurwitz, y de las audiencias que está teniendo, cada veinte minutos de RW hay que aprovecharlos bien. Degustarlos poco a poco. Porque no parece que vaya a durar mucho. De hecho, el único motivo por el que la Fox no la ha cancelado aún es porque no tiene nada en el banquillo para sustituirla. Así que disfrutémosla mientras podamos. Y esta semana ha tocado el tercer episodio, Oil & Water. ¿Lo discutimos?

Running Wilde sigue haciendo carrerilla. Y cada vez más rápido. Desde su primer episodio, la serie sólo ha ido hacia arriba, tal y como vaticinamos. No era difícil, con el potencial que tiene. Va encontrando su sitio, y eso que cada capítulo sea mejor que el anterior. Lástima que el tipo de humor que practica no cale hondo entre la audiencia. Raising Hope, por ejemplo, que se emite justo antes y con un tipo de humor muy diferente (y que me gusta bastante menos), ha conseguido la temporada completa de 22 episodios. Si Running Wilde llega a los 13 que le encargaron, podremos darnos con un canto en los dientes.

En una serie de este estilo, la química entre la pareja suele ser fundamental. Y, al igual que la serie, la que hay entre Steve y Emmy va en aumento. Es cierto que cuesta ver a Steve (un rico que no entiende muy bien cómo funcionan las cosas y que puede tenerlo todo) locamente enamorado de alguien. Al menos a mí me cuesta creerlo. Quizá sea por Will Arnett. 30 Rock, donde interpretaba un gay, en el que me resultó fácil creer que le gustaba alguien (Kenneth, en aquel caso). Pero en el resto de papeles que ha interpretado siempre me ha costado creer que estaba enamorado. A pesar de todo eso, cada vez que veo juntos a Emmy y a Steve me cuesta menos imaginármelos juntos.

Steve, Emmy y la contraluzSteve, Emmy y la contraluz

Una de las pocas críticas que le hicimos en anteriores episodios fue el uso, quizá excesivo, de unos secundarios aún no muy carismáticos. No hablamos, por supuesto, de David Cross, al que volveremos luego. Hablamos del amigo, Fa'ad; del mayordomo, el señor Lunt; y del chófer, Migo. La serie, de nuevo, está llevándolo todo por muy buen camino. La aparición de los secundarios está siendo utilizada de manera muy inteligente. RW está empezando, y mejor que lo haga aguantándose en los hombros de Arnett y Russell. Los secundarios, mejor para más adelante, cuando todo esté mucho más rodado (recordad que todo esto es teórico, no hay más adelante en RW, le quedan dos telediarios). Sólo hay una pequeña subtrama relacionada con ellos, y también acierta en todo: utilizar al mejor secundario (Fa'ad), que sea corta y que sea un poco surrealista (se queda encerrado en un congelador y, al haberse criado en un desierto, hace justo lo contrario de lo que tiene que hacer para entrar en calor).

Fa'ad, combatiendo el fríoFa'ad, combatiendo el frío

Pero si tuviera que elegir una cosa, una sola cosa, de toda la serie, sería el gran David Cross y su personaje, el ecoterrorista Andy. Cada segundo de él en pantalla es una pequeña joya, y veremos cómo aguanta la serie sin él. Recordemos que tenía que aparecer en siete de los trece episodios, y ya lo ha hecho en los tres primeros. Así que sólo aparecerá en cuatro de los diez que quedan. Ahí podremos comprobar de verdad cómo aguanta la serie sin su, por ahora y en mi opinión, pilar principal.

David Cross, con la serie a las espaldasDavid Cross, con la serie a las espaldas

Por cierto, ¿habéis pillado la referencia a Arrested Development de este capítulo? Cuando Andy está en Alaska hablando por teléfono con Emmy le dice “I'm up here freezing off my blue man group..”. ¡Los Blue Man Group! ¿Os acordáis de Tobias y su historia con los Blue Man? Otro de los grandes momentos de AD. Tres episodios, tres referencias. Genial.

Así que una semana más ha pasado, y seguimos disfrutando de RW. Lástima que la vida de la serie no vaya a ser muy larga. Imagino lo que podría ser esta serie con un recorrido largo, y la verdad es que se me cae la baba. Pero hay que saber aprovechar lo que se nos da, por lo que tenemos que apreciar cada capítulo que nos den. Yo, desde luego, lo estoy haciendo.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Running Wilde: Oil and Water
Valoración

Categorías: Reviews Running Wilde Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »