Review Running Wilde: Best Man

Best Man

Secundo la moción. Escribir entradillas es una pesadilla. ¿Qué hacer? ¿Hacer un resumen del episodio? ¿Poner una frase original y rimbombante que llame la atención de la gente? ¿Presentar el capítulo diciendo: “y ya tenemos aquí el episodio X“? ¿Empezar al review directamente en la entradilla? ¿Escribir un chiste? Cualquier opción es buena para ir rellenando líneas y pasar a lo que realmente le interesa a la gente: hacer clic en “Seguir leyendo” y seguir leyendo. Anda, si ya tengo la entradilla escrita. Pues a seguir leyendo

A estas alturas de la película, es difícil que Running Wilde nos sorprenda. Afortunadamente, no nos sorprenderá para mal, ya que ya conocemos bastante a sus personajes y sabemos que alguien hará algo que nos haga reír. Desafortunadamente, tampoco nos sorprenderá para bien. Cada vez veo más lejano ese capítulo que significa un punto de inflexión y te hace ver que es una serie imprescindible. De hecho, a día de hoy, la única sorpresa es que sigan emitiéndola. La di por muerta en la última review, pero Running Wilde ha sobrevivido al parón de estas dos semanas. Otra muesca para mi lista de adivinaciones. Si sobrevive a la semana que viene, estoy seguro que emitirán la temporada entera, y tendré que tragarme todas las maldiciones que he soltado sobre la Fox. Dicho esto, seguro que la cancelan.

El caballero catalánEl caballero catalán

Dicen que la comedia ideal tiene tres tipos de bromas. Los chistes rápidos, de ejecución inmediata (en una sola frase, por ejemplo); los chistes que requieren un poco de preparación y las bromas que solo se entienden al final, cuando todas las piezas del episodio se han puesto en movimiento y lo han preparado todo. Hay un ritmo en el que tienen que ser hechas, para que los chistes cortos oculten el hecho de que se están cociendo otros más grandes. El resultado, si está bien hecho, es media hora de buena comedia que parece que ha sido hecha sin esfuerzos. No podemos decir que no haya habido los tres tipos de chistes en este episodio, pero han estado muy descompensados. Para cuando ha empezado a entrar en calor, la platea ya se estaba aburriendo. Y no es la primera vez que le pasa.

El libro manipuladorEl libro manipulador

Steve ha estado semanas manipulando (o eso cree él) a Emmy para que se enamore de él. No se puede negar que la broma del libro ha sido buenísima. Steve no entiende por qué lo ha comprado, igual que tampoco entiende por qué no ha podido comprar sólo uno. Al ver la portada y la contraportada, todo está más claro. Steve y Emmy han empezado a farolear sobre el hecho de que Emmy aún no se haya casado con Andy. Y el farol se les ha ido de las manos. La base desde la que empezaba el episodio era inmejorable, pero le ha costado mucho llegar a la parte interesante.
Por suerte, mientras el episodio se alargaba demasiado hasta llegar al final, ha aparecido Fa'ad para salvar el día. Vestido de bufón hablando por teléfono con un hombre que estaba a dos metros, o intentando entrar por la ventana, Fa'ad se ha convertido en el secundario imprescindible de la serie. El señor Lunt y Migo tampoco desentonan, pero Fa'ad es el líder ahí. La parte final, en la que narraba toda la acción del episodio mediante música medieval, con su disfraz, ha convertido un poco más en ídolo al gran rival de Steve.

¡Ha vuelto!¡Ha vuelto!

Pero cuando de verdad el capítulo ha cogido velocidad de crucero ha sido cuando ha llegado el grande, el grandísimo David Cross, o Andy, como se le conoce en la serie. Ya habían pasado unos cuantos capítulos sin él, y Running Wilde lo había notado. Ahora ha vuelto, y sólo con su presencia todo ha subido como la espuma. Su “Come on!” a un policía montado de Canadá ha sido, en mi opinión, lo mejor de todo el capítulo. Ay, si Cross saliera siempre…

Así que, pese que en algunas ocasiones me he quejado de que los capítulos que versan sobre Steve intentando gustar a Emmy son los más flojos, en este hemos disfrutado del más redondo (en el sentido de argumento) de todos los emitidos hasta ahora. Un episodio que desde el principio (desde el primer minuto, con el caballo y la lanza en el periódico que estaba leyendo Steve en el desayuno) ha estado preparándolo todo para el gran final, esa historia medieval, con justa incluida, y narrada por el gran Fa'ad. Una parte final que da gusto. Lástima que para llegar a ella hayan pasado tantos minutos de comedia regulera.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Running Wilde: Best Man
Valoración

Categorías: Reviews Running Wilde Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »