Review Rubicon: The first day of school

Rubicon: The first day of school

Los que disfrutamos en su día del piloto de esta serie, ya estábamos ansiosos por saber más… y un poco despistados por la llegada del verano y todos los días que han pasado desde entonces. Aún así, Rubicon ha sido el estreno más sonado de la historia de AMC, lo que no es moco de pavo. Puede que a algunos no les apasione, y a otros (y ese es mi caso) de momento sí. Arrancamos el segundo capítulo en el que Will se aproxima a un punto de no retorno. Si queréis, lo comentamos dentro…

El nombre del capítulo es toda una declaración de lo que va a pasar: Will tiene que adaptarse a los cambios, y esto no siempre va a ser cómodo, ni para él, ni para los que le rodean. Está sustituyendo a su maestro del que, encima sospecha, que fue asesinado. No me extraña que su primer día se plante en lo alto del edificio (aunque eso lo sabremos luego) y mire a su alrededor. Para mí, esto es el momento de antes de pasar el Rubicon. Mirar alrededor y pensar si dar un salto del que no va a haber retorno es la mejor decisión… o si queda alguna otra alternativa.

En el ático, le están poniendo a prueba con un caso que parece más que complicado. Su equipo (sus antiguos compañeros) pasa de él como jefe. O tienen celos, o tienen problemas personales, pero el caso, es que, el primer día de colegio no ha sido fácil. Tania tiene vómitos, y aunque podamos pensar que sea la resaca, también ( o eso me ha parecido a mi) ese “esta es tu segunda semana” me da que pensar que pueda ser un embarazo. Grant quería el puesto y Miles parece que va a su bola con el tema de Sudan. El caso es que, prometió a Spangler 24 horas y parece que no va a poder ser. Aún así, el interés y el misterio de Yuri y compañía, y el interés de que sea el equipo de Will el que investigue promete que tiene algo más de chicha de lo que puede parecer.

El primer día de colegio supone problemas añadidos, cuando tienes hobbies que no se llevan bien con el colegio… y el misterio del crucigrama y de la muerte de David hacen más difícil este primer paso. Estamos en un curso de criptología básica que creo que, aunque ralentice un poco el arranque, hará que, más adelante podamos correr más. En un par de frases Bancroft ha explicado lo que es un clave pública y nos ha metido un nuevo misterio… el mensaje de la máquina de escribir. Lo que quisiera decir David ¿quizá esa nota de “lo ocultan a simple vista”?, tiene la suficiente importancia para ocultarlo y buscar que sólo una persona lo averigüe… Will. Pero ¿qué, y por qué quiere que lo sepa? ¿Qué buscamos? Sólo sabemos que es algo relacionado con los crucigramas y con su muerte. Que ver los crucigramas hizo que supiera él mismo que iba a ser asesinado, y que Will y Bancroft eran las personas en las que tenía que confiar.

Además, Bancroft y “Hal” nos han dado otra pista sobre los crucigramas: son un mensaje para distintas personas (siete en total) a las que hay que comunicarles las cosas con bastante discreción y simultaneidad, que no siempre están cerca, que no pueden, ni deben hablar mucho entre sí, y que tiene consecuencias drásticas. Pero, ¿cuál era el mensaje? ¿Qué consecuencias tendrá?

Por el otro lado Katherine Rhumor ha entrado en el club, junto con Will, de cómo me matan, te suelto el marrón de luchar contra lo que parece una conspiración. Antes de volarse los sesos, el señor rhumor le dejó una empresa y un “picadero”. Lo de la empresa creo que traerá más de lo que hemos visto hasta ahora. Lo del picadero, más que por si se llevaba gente, es por el secretismo… pocas veces un secreto tiene varias plantas en el centro de Manhattan. ¿La casa es solo para él? ¿Para qué la usaba? ¿Por qué se la deja a Katherine? ¿Qué sabe su amigo de la casa? En principio, parece que Tom se había convertido en un obstáculo para algo, él sabía que eso le iba a costar tener que suicidarse, y empapela a su señora con el asunto.

Finalmente tenemos a Maggie, que, aparte de estar interesada personalmente en Will, está chivándose a Kale de todo lo que pasa en torno a Will. Lo que sea que suceda, hace que pensemos que Will es muy importante, y que tiene que ser vigilado… y el hecho de que Will quiera hacer cosas a escondidas indica que la preocupación por los que le vigilan está fundada pero que, además, van uno o varios pasos por delante.

El final del capítulo, el momento en que Will estalla, es curioso. Más que nada porque vuelve a la azotea (ahora sabemos que es del API). En esta escena, al menos averiguamos que, cuando Kale le dice a Will que llegó tarde, no era así, sino que Will se había subido a pensar en algo, y que allí es donde debía de estar… y que, efectivamente, le vigilan, aunque los vigilantes no saben porqué.

Al final, podemos decir que, después de dos capítulos hay más dudas, y no muchas respuestas. Creo que, esos sí estamos asistiendo a la presentación de los personajes y a la explicación de las reglas del juego. Esperamos empezar pronto la partida.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »