Review Rubicon: Keep the ends out

En tres capítulos sabemos algo más que cuando empezamos, pero menos de lo que quisiéramos. O al menos eso es lo que me parece a mí. A Will le siguen, le vigilan y es objeto de interés de demasiadas personas… pero la verdad es que, a este ritmo no sé si se aburrirán demasiado. Aún así, tenemos más novedades, y los suficientes elementos como para que, si cuajan, la historia valga la pena. Vamos a ver cuáles son los límites que mantener un poco más en profundidad.

A Will le siguen hasta los domingos. Él se da cuenta, pero ¿qué haces cuando sabes que alguien te sigue? Desde luego, no pararte a preguntar si no sabes qué hacer en caso de que te atice. Esta lección debería tenerla clara alguien que es capaz de ver una serie de ciudades con plazas importantes y ver que es un itinerario de viajes, como vimos en el piloto… pero asumamos que Will es, ante todo un analista.

Este episodio da que pensar que lo que parece más normal es lo que está más escondido. El regalo de David, el secreto que tenga el banquero George, el divorcio de Miles,… son situaciones que son aparentemente normales pero que pueden ocultar cosas más relevantes o traer mayores consecuencias. Lo mismo sucede con el trébol y la foto en el picadero del señor Rhumor, o con el interés casi paternal de Kale respecto al matrimonio de Maggie. Maggie tiene a su ex en la puerta, a Kale no le parece nada bien, pero ¿por qué es esto importante? ¿qué puede suponer? ¿tiene el marido de Maggie algo que ver con la conspiración? ¿cambiara la participación de Maggie en la vigilancia a Will? ¿afecta a la historia? Miles está divorciado, podemos hacer casi las mismas preguntas…

Dije en el anterior post que estábamos presentando personsajes y reglas. Ahora mismo, sabemos que hay un grupo de tipos muy listos que trabajan en algo tan importante como para que te vigile el FBI y los servicios secretos europeos tengan que coger el teléfono, y que tienen motivaciones que, posiblemente, les pongan en una situación complicada. Nada de especial si no fuera por el trabajo o por el contexto en el que se encuentran. Por otro lado, sabemos que la serie ha recogido una serie de puzles que nos llevarán de la mano a resolver el misterio.

En este capítulo le ha tocado a la moto de David. De no ser por la insistencia de Evan (dios sabe que enfermedad tiene), no habríamos encontrado la madre de los mensajes secretos… la lista del basebol que tenía que juntar a Will y Bancroft para descubrir lo que él ya sabía o intuía. Además, la moto lleva pistola. El mensaje (no el criptográfico, sino el que nos llega a todos) es que si agarras la lista de fechas más te vale tener armas. Eso si, en el curso de criptología que nos están dando nos han enseñado la clave de validación con la primera fecha… Travers.

En el lado de Katherine hemos encontrado que Wheeler, del que todos sospechábamos que estaba en el ajo, sabía que en el picadero había una foto con siete chavales… ¿los siete a los que se dirige el crucigrama? Pues posiblemente, pero me parece excesivo que las grandes conspiraciones se forjen en la playa después de que unos chavales jueguen a las palas… espero que no sea así. En cualquier caso, está claro que quiere ocultar algo, y está relacionado con la conspiración del trébol. En cuanto al banquero George, no sabemos hasta que punto es un MacGuffin o está directamente en el meollo. Aún así, creo que la insistencia en la escena del aeropuerto va más allá de la depresión de Miles. Al final del todo, vemos que a Will le sigue alguien más que el FBI, y que son más profesionales y que está relacionado con investigar lo de los crucigramas. Incluso que el jefe de los que le persiguen sabe lo que busca Will y que tendrá que marcarle de cerca, porque habla con Bancroft.

El problema de este capítulo no ha sido tanto que no pase mucho, ni que sólo el cliffhanger del final meta algo más de intriga (al mas puro estilo flashforwardista). El problema es que la serie, que tiene buena pinta y que plantea no pocas dudas, no nos ha indicado a dónde nos lleva. No sabemos para qué es la conspiración…No es que queramos todas las respuestas, pero si queremos saber si tanto comerse el tarro es por algo importante, o por si es para organizar partidas de bridge… Sin entrar en comparaciones sobre ambas series, en Heroes esto lo marcó el Save the cheerleader que supuso la tensión narrativa de toda la primera temporada (y de casi toda la serie, si me apuras… Pues o aquí aparece un Japonés que dice que los del trébol quieren derrocar al gobierno de EEUU o no creo que se aguante bien la intriga en los pocos capítulos que tiene la serie.

En fin, ya veremos.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »