Review Revolution: Ties That Bind

El tema de la importancia de la familia no es nada nuevo en Revolution, pero que esta vez esté centrado en Nora sí que es una novedad. Haciendo recuento, es de las pocas, creo que la única, de la que nos faltaba saber la historia de los tiempos del apagón. Ya hemos tenido flashbacks de los Matheson, los Neville, de Aaron e incluso tuvimos de Maggie, pero de Nora no sabíamos gran cosa. Y si mientras nos lo cuentan, aparece el sargento Strausser de por medio, pues la cosa se pone mucho más interesante… ¿comentamos?

Nora Clayton ostenta, a día de hoy, el título de personaje femenino más interesante de Revolution. Ahí le va a la zaga Rachel que hace lo que puede con la trama de encierro que le ha tocado desempeñar. De Charlie mejor no hablo. Era lógico, por tanto, que pronto apareciera un episodio que le dedicara los flashbacks. Hemos sabido de ella que poco después del apagón se quedó huérfana y con una hermana pequeña a la que proteger, Mia. La verdad es que puestos a pedir la historia de Nora, hubiera sido más interesante ver su historia con Miles. Y no lo digo precisamente por la parte romántica… pero por lo que se ha ido dejando caer en la serie, tengo unas ganas locas de vero el pasado juntos de estos dos.

De momento nos tenemos que conformar con el pasado y el presente de Mia y Nora. La dulce y encantadora niña a quien su hermana cuidaba se ha terminando convirtiendo en una mercenaria y manipuladora (con la historia del padre para engañar a su hermana no podía haber caído más bajo). Y otra cosa… ¿y ese rescate que se han marcado? ¿Alguien me explica como un segundo antes Mia tenía media docena de soldados a un metro y cuando llegan su hermana y los demás todos han desaparecido? ¿en serio Strausser no podía haber ideado otro plan que se redujera a coger a Miles y su grupo cuando fueran a desatar a la pequeña de los Clayton? Vaya forma de complicarse la vida.

Mientras tanto en Philly, Nate (a quien yo situaba casi alcanzando ya al grupo de Miles y compañía) está en problemas por intentar sacar información a un mozo en los establos acerca de la caza de Strausser. Pero ahí está mamá para sacarle de problemas y es que actuando desde un segundo plano, Julia parece más peligrosa que el propio Tom Neville y desde luego mucho más ambiciosa. Hablando de Julia… ¿soy yo la única que cuando se le acerca Tom después de que le contara lo del hijo de Faber pensaba que la iba a estrangular? dos veces he visto el episodio y en las dos lo he pensado…

Sin dejar de hablar de Julia, sus palabras al final de episodio describiendo a Monroe, como alguien paranoide y errático, me parece que dan en el clavo, pero lo mejor de todo es que se convirtió en ello tras la marcha de Miles. Espero que si Neville termina cediendo a las sugerencias de su mujer, lo haga dentro de un tiempo, porque Bass aún tiene mucho que ofrecer.

Y es que no me canso de decirlo pero Monroe cada vez me gusta más. Cuando le dice a Neville que va a enviar a su hijo con la expedición de California, lo que supone una muerte casi segura para el muchacho, sin pestañear y encima ¡ojo! que te está haciendo un favor y todo… ese tono meloso y susurrante que tiene de hablar a todo el mundo, endulzando el tono y las palabras como si le hablara a niños pequeños es todo un acierto. Se separa un poco del arquetipo de malo de este tipo de historias que ya hemos visto decenas de veces. ¡Ay! ¡Qué ganas tengo de verle frente a frente con Miles!

El Sargento Strausser se une a la lista de grandes personajes secundarios e invitados de Revolution. Y es que no me cansaré de decir que, a mi parecer, los miembros de la milicia son de lo mejorcito de la serie. No solo los habituales Neville y Monroe, sino los esporádicos como Jeremy y Strausser, deberían tener más minutos en la serie.

Y los colgantes… el de Ben Matheson ha llegado a su mujer, a través de Aaron, Strausser y Monroe (que parecía Frodo mirando el Anillo cuando se lo ha entregado Strausser). Habrá que esperar a ver qué hará o no querrá hacer Rachel con él, pero de momento nos podemos entretener también con el plano de localizaciones de Randall, que sitúa geográficamente cada colgante. Por cierto, yo he contado siete (cuatro de ellos en la República de Monroe) en el mapa… ¿dónde están los otros cinco? ¿y qué es esa maquinaria que tiene en el lugar ese donde tiene a Grace? ¿y he mencionado ya que ellos sí que tienen electricidad…?

Casi se me olvida… el propósito del grupo en este episodio era cruzar un río. Lo intentan primero por un puente y luego buscan a un hombre que lo cruza en un barco. Ni puente, ni barco… terminan tirándose a nadar con Strausser pisándoles los talones.

A mí Ties that Bind me ha parecido más interesante que el episodio anterior, donde sólo me gustaron los flashbacks. Aquí Strausser ha contribuido notablemente al interés del episodio y en lo demás también ha habido más ritmo, más acción. Además, hemos tenido más Nora y menos Charlie que de costumbre, que también se nota. Y poco a poco se van poniendo todas las cartas sobre la mesa, con el colgante en poder de Monroe y el sistema de rastreo de Randall. Ahora sólo falta que Miles y compañía lleguen a Filadelfia.

Hasta aquí mi review, ahora os toca a vosotros, ¿qué os ha parecido Ties that Bind?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »