Review Prison: Selfless

Review Prison: Selfless

Sorpresa mayúscula en el duodécimo episodio de Prison Break. El contundente e inesperado final parecía advertirse en el título del episodio: Selfless. Algo extraño amenazaba con suceder alrededor de Don Self y no nos hemos equivocado. ¡Ha vuelto el mejor Prison Break! Michael Scofield y compañía nos han ofrecido uno de los mejores episodios de la cuarta temporada, que ha venido acompañado de una gran alegría y un tremendo desengaño. ¿No os ha parecido un episodio genial?

¡Tenemos review! Se ha retrasado un pelín, pero ha merecido la pena. ¡Espectacular capítulo!

  • Episodio 4×12: Selfless
  • Fecha de emisión: 24 de noviembre

En Quiet Riot jugamos a ser adivinos y nos ganamos bien el sueldo. Adelantamos que Michael Scofield hacía saltar las alarmas de Scylla con la intención de que el General llegara a él. Acertamos. Y qué grande ha sido ver la cara del calvo cuando Michael ha sacado las cinco tarjetas. Una hormiga que se hace pasar por ingeniero estructural robando el corazón de un gigante que descansa en una fortaleza. Brutal.

Qué carita, General...Qué carita, General…

La otra predicción que acertamos fue la del título del episodio. Selfless significa “desinteresado”, pero si leemos entre líneas podemos intuir una pista: Sin Self. El episodio nos ha dado la razón. No, ya sé que no era excesivamente complicado, pero es reconfortante saber que tus predicciones tienen sentido. Lo cierto es que Self nos ha engañado a todos. Y no sólo por el final, que más o menos podíamos intuir en sus ojos, sino porque desde el principio del capítulo hemos visto a un personaje distinto, mucho más decidido, mucho más violento. Otro Self.

Volvamos al corazón de la Compañía, donde Michael Scofield había montado un plan de huída digno de sus mejores épocas. Y no me refiero a la fuga de Sona. Como era de esperar, el General blinda la empresa para que Scofield no pueda escapar con Scylla. Sin embargo, Michael se ha guardado un as en la manga en forma de Sarah Tancredi con pistola. La doc tiene retenida a Lisa, la hija del General. ¡Toma sorpresa! El calvito se las prometía muy felices con sus gorilas poblando el edificio, pero Michael se la ha vuelto a jugar. Y ha conseguido el principal objetivo de la temporada: capturar Scylla.

Grande SaraGrande Sara

En Gate esperaban T-Bag y Gretchen la salida de Michael. El objetivo era asaltarlo, robar Scylla y venderla al mejor postor. Una estrategia sucia y mezquina muy propia de estos dos personajes. Sin embargo, el jefe de Gate se da cuenta de que Cole Pfeiffer guarda armas en su despacho. Y se ha liado una bastante gorda. Gretchen ha sacado su metralleta, ha demostrado una pésima puntería y después de esperar la salida de Michael, que a esas horas estaba acojonando al General, se han largado. Como Gretchen y Teodoro se querían tanto, se han empezado a pegar tiros para no dejar pistas sobre su desastre en Gate. Conclusión: Gretchen ha huído, como siempre, y T-Bag ha sido capturado por la policía/secretaria.

Y llegamos a la última escena del episodio, que marcará el desarrollo del último tramo de la serie. Don Self promete al Team Scofield lo pactado el primer día: libertad y anonimato. Mientras Mahone y Sucre chocaban sus cervezas empezábamos a intuir que algo raro estaba sucediendo. ¿Self los estaba traicionando? ¡Self los estaba traicionando! 125 millones de dólares, el precio que podría tener Scylla en el mercado, son suficientes para corromper a cualquiera.

Maldito SelfMaldito Self

Selfless nos deja el siguiente panorama: la Compañía se ha quedado sin Scylla, que persigue a Scofield pensando que está en su poder; Scofield se ha quedado sin Scylla tras el inocente gesto de entregársela al corrupto Self y es de suponer que irá tras él cuando solucione sus problemas cerebrales; Self tiene Scylla, pero se ha quedado sin comprador porque Gretchen ha huído y ahora depende de T-Bag; T-Bag está esposado a un coche de policía sin conductor, pero vuelve a tener la clave para salvar el pellejo; y Gretchen está desaparecida, pero todavía huele la cercanía de esos 125 millones de dólares.

¡Genial capítulo! ¿El mejor de la temporada? No lo sé. Probablemente es el más completo, porque nos ha ofrecido escenas de altísima tensión en la Compañía, escenas emotivas como la reconciliación entre Mahone y Lincoln y sorpresas, porque a pesar de que faltan unos diez episodios para acabar la serie y no podíamos ver un final feliz en Selfless costaba imaginar que el problema de Michael estuviera tan cerca. Gran cuarta temporada…

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Prison: Selfless
5 (100%) 1 vote

Categorías: Prison Break Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »