Review Prison: Quiet Riot

Review Prison: Quiet Riot

Hemos tocado Scylla. Después de once episodios devorando la Compañía hemos llegado hasta su corazón justo antes de que fuera trasplantado. Ni la enfermedad de Michael, ni las sucias artimañanas de Gretchen y T-Bag han conseguido detener los planes de Scofield y su equipo, más unido que nunca ante la adversidad. Quiet Riot es uno de los mejores episodios de la cuarta temporada de Prison Break porque, entre otras cosas, ha conseguido que guardáramos silencio y no nos moviéramos ni un milímetro cuando estaban asaltando la última fortaleza. ¿Sí o no?

¡Ya está aquí la review! Genial capítulo, a la altura de los buenos episodios (no los mejores) de la primera temporada…

  • Episodio 4×11: Quiet Riot
  • Fecha de emisión: 17 de noviembre

Me encanta la cuarta temporada de Prison Break, ya lo he comentado alguna vez, porque no tiene grandes aspiraciones. Y Quiet Riot es el ejemplo perfecto. Todos sabemos que Scofield y compañía deben llegar a Scylla y en el fondo todos sabemos que lo van a conseguir, la gracia está en que los guionistas nos enganchen en esa travesía. Pues bien, yo he estado más callado que Sucre cuando atravesaban el último muro y he sentido el calor de Scylla en mis manos cuando Michael tocaba ese corazón de la Compañía con las suyas.

En esta batalla continua que Prison Break libra contra su pasado, esta semana podemos anotarle un tanto a la historia del presente. No vamos a comparar Fox River con Gate, porque ni siquiera Michael Scofield parece la misma persona (qué gordito está…), pero podemos equiparar los momentos de tensión. Y ahí es donde Prison Break lleva varias semanas creciendo, sin querer convertirse en la serie antológica que fue en su primera temporada, simplemente entreteniendo al personal con una historia simple y bien trazada.

A punto de liarla Sucre...A punto de liarla Sucre…

En The Legend, Scofield debía tomar una decisión: su cerebro o Scylla. La respuesta se afronta en Quiet Riot y, como era de esperar, presenta una solución intermedia. Scofield estirará al máximo el momento de la operación para no dejar a sus compañeros en la estacada. Exceptuando algún momento en el que un mareo ha estado a punto de tirar al traste el asalto a Scylla, Michael ha aguantado hasta tocar con sus manos el centro neurálgico de la Compañía. Sí, Scofield sabía que eso activaría la alarma, pero si no puedes llegar a la tarjeta, haz que la tarjeta llegue hasta ti…

No deja de ser curioso que el episodio con menos diálogos sea el que más ha reclamado nuestra atención. Creo que la gran mayoría hemos aguantado la respiración en el momento en que Michael le deseaba suerte a Mahone y a los demás y no hemos soltado el aire hasta el final del episodio. Por cierto, ¿un pelín precipitado el final no? En cualquier caso, Quiet Riot no es sólo bueno por lo que contiene sino por lo que sugiere: el próximo episodio debería mostrar el deseado encontronazo entre Scofield y el General.

Cerca de Scylla esperan T-Bag y Gretchen, ansiosos por llevarse su parte del pastel. Estos dos supervivientes han sido muchísimo más hábiles que Don Self, que se ha tragado una trampa que todos veíamos. El japonés Feng parece tener suficiente dinero como para convencer a Gretchen y T-Bag de que se dejen el pellejo recuperando Scylla y suficientes balas como para apartar del camino a Self y a su ayudante, la pobre secretaria que no había utilizado una pistola desde la universidad. El problema es que Lincoln y compañía necesitan a Self, su único nexo con la realidad. Habrá que negociar.

La extraña parejaLa extraña pareja

Por cierto, nos hemos enterado de que el padre de la hija de Gretchen es Jonathan Krantz, el General de la Compañía. No cabe en mi mente que Gretchen vestida de colegiala pueda mantener relaciones con este calvo que se aproxima vertiginosamente a la tercera edad. Pero no dudaré del amor puro y real de esta pareja…

¿Cuál sigue siendo la cuenta pendiente de la cuarta temporada? Recuperar la magia de la relación entre Sarah y Michael, absolutamente fría y sin pasión a día de hoy. De todas formas, no es momento para encontrarle lunares a la serie. No, después de un episodio tan sencillo y tan atractivo como Quiet Riot. Hacía tiempo que no sentía tanta tensión viendo un capítulo. Grande Prison Break. ¿Sí o no?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Prison: Quiet Riot
5 (100%) 2 votes

Categorías: Prison Break Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »