Review Person of Interest: Till Death / C.O.D.

Ración doble de Person of Interest debido a circunstancias personales que escapan a mi control (sorry!)… lo que significa… ¡más cosas que comentar! Más divertido el episodio de San Valentin primero y quizá uno de los casos más lights que recuerdo de la serie, y más interesante el segundo si atendemos a la relación con una de las tramas principales: la de HR. Los dos buenos episodios, cada uno a su manera. Ah, y me estoy quedando sin espacio en la entradilla para mencionar a Mark Pellegrino… se me acaba el espacio así que… pasa y comentamos!

Por un lado tenemos la crisis matrimonial de las Person of Interest del Till Death, que parecía más bien un episodio para emitir el 14 de febrero. Daniel and Sabrina Drake y su crisis de pareja. Como el divorcio no era suficiente para ellos, deciden matarse el uno al otro, sólo para darse cuenta de que siguen profundamente enamorados (un poco surrealista todo). Y es que Reese y Finch lo mismo sirven para un roto que para un descosido porque como consejeros matrimoniales no tienen precio…

El episodio ha sido divertido, para que nos vamos a engañar. Quien más y quien menos se habrá echado unas risas con nuestros dos protagonistas y con la parejita del episodio: por un lado, Francie Swift, la actriz que interpreta a la esposa, y por otro Mark Pellegrino, uno de los actores que me gusta ver en cualquier serie, sea regular o invitado. Pero es que John y Harold no se han quedado atrás, y también nos han sacado unas risas, ya sea con Reese exasperando a Finch con sus preguntitas y sus comentarios de lo bien que estaba llevando sus labores de allanamiento de viviendas o con el intento de averiguar dónde creció el enigmático Finch a través de sus preferencias en cuento a equipos de beisbol. Y las reticencias de Fusco y Carter acerca de ser cómplices de varios secuestros

Y siguiendo con las parejas, el secretito de Fusco. A decir verdad, me ha dado penita que el pobre parezca no tener derecho a tener vida personal (y privada), ya que Reese le tiene trabajando demasiadas horas extras. Pero vamos, que a la cita ha debido gustarle el tiempo de vigilancia que ha pasado con él, porque se ha despedido de él hasta la próxima vez.

¡Hasta Carter ha tenido su Romeo particular en este episodio con el detective Beecher tirándole la caña!

Pero sin duda, ninguna de estas historias puede competir en romanticismo con la de Harold y Grace. Pastelosa hasta decir basta. Hablan como si fueran personajes de una obra de Shakespeare. Demasiado. Demasiado ideales para mi gusto. Pero bueno, toda esta importancia que se le está dando a Grace en los últimos episodios hace que me pregunte si lo estarán sacando a colación debido a algo… algo como que quizá alguien quiera llegar hasta Finch a través de su antigua pareja… alguien como Root. Es una teoría, pero la mayor parte de las veces, cuando se le da tanta importancia a algo tan a menudo como es este caso, es por algo que va a suceder después.

En cuanto a la acción del episodio, hemos visto a Reese desactivar una bomba a punto de activarse como quien abre un yogur, con la misma parsimonia. Finch no, Finch estaba al otro lado del teléfono al borde del infarto. Es muy fácil identificar los estados de ánimo de Harold según se dirija a su compañero con el nombre de John (cuando está seriamente preocupado) o de Mr Reese (cuando no). También hemos visto a Reese pelearse con uno de los asesinos contratados por los Drake con un martillo y una pistola de clavos. Y es que con cualquier cosa a mano se apaña.

Hay otra cosa que creo que es la primera vez que ha sucedido en la serie. John y Harold planteándose, eso sí, medio en broma, dejar a las Person of Interest a su suerte. Lo que puede hacer que nos planteemos si alguna vez pasará. Obviamente, no me refiero a cuando el número que proporciona la máquina resulta ser el prepetetor. Y otra cosa que me pregunto… ¿alguna vez fallarán? porque no recuerdo tampoco ninguna Person of Interest que haya resultado asesinada bajo su vigilancia, aunque daños colaterales ha habido unos cuantos…

En cuanto al segundo episodio… ¡HR is back! la alegría que manifiesto no se refiere tanto al episodio de C.O.D como a los buenos recuerdos de Bury the Lede, uno de los mejores episodios de esta temporada y de la serie. Aún así, la trama de HR sigue siendo muy interesante y es de agradecer cuando la sacan a la palestra.

Esta vez los tiros (nunca mejor dicho) han ido por la intención de HR de volver a congraciarse con Elias, a quien no le ha hecho falta ni aparecer en pantalla para dejar su sello. La intención de Quinn al enviar a Fusco y a Bowman a entregar a Grifoni, el único cabeza de cada una de las cinco grandes familias que se había salvado de la ira del antiguo profesor. Pero vamos, que uno de los hombres de Grifoni termina cargándose a Bowman y mandando un mensaje a Simmons y Quinn a través de un Fusco que ha tenido su día de suerte.

Cierto es que Reese estaba un poco ocupado lidiando con los estonios en el momento en que Fusco le llamó, pero habrá que ver si esto tiene consecuencias o no, porque a la hora de la verdad Fusco siempre está disponible para John y Harold (salvo cuando tiene una cita) y cuando él les ha necesitado a ellos al final ha tenido que apañárselas solo.

El caso del último episodio me ha enganchado de principio a fin. Respecto al argumento, parecía más una película que una serie. Maletín olvidado en un taxi, venta en tienda de segunda mano, estonios detrás del maletín, tiroteo en un callejón sin salida, hackers y robo de datos… ¿estoy viendo la última de Mission Impossible o de la saga de Jason Bourne?

Así pues, la Person of Interest era Fermín Ordoñez, taxista de NY. Hombre decente hasta que un día decide vender un objeto olvidado en su taxi, concretamente, un maletín con una base de datos de identificación automatizada de Homeland Security con un gran número de viajeros, direcciones, autorizaciones del FBI, dato biométricos con la que se podría introducir a cualquiera en el país pero solo tiene valor si nadie tiene conocimiento de ello. Para un día que decides vender algo que se han dejado olvidado en tu coche vas y vender algo que te puede costar la vida.

Me ha gustado la conversación que Finch tiene con el taxista, cuando éste le dice que nunca sabe si los pasajeros que se suben a su coche son buenos o malos y Finch le contesta, con un tono peculiar, que él sólo puede imaginárselo. En verdad es lo mismo que les ocurre a ellos con la máquina y los números que les proporciona, que nunca saben si es de una buena o mala persona, de la víctima o de la mano ejecutora.

Y una vuelta a la tortilla para nuestros protagonistas que, por una vez, son ellos los que están vigilados, cuando llegan a la cita con el supuesto vendedor del portátil.

En este episodio me he dado cuenta de que, de cierta manera, John tiene a Harold curado de espanto. Cuando está al teléfono hablando con él y aparecen los estonios, Harold no espera ni al final de la pelea para preguntar a John si está bien (como suele hacer), sino que tranquilamente coge a Bear y se va él al encuentro con el vendedor del portátil. Aunque luego a punto está de salirle mal la jugada con la aparición de los estonios. Menos mal que John llega a tiempo de decirles lo de “I wouldn`t do that fellows” y ponerse a repartir mamporros a diestro y siniestro.

En definitiva dos buenos episodios, aunque el primero no haya sido precisamente memorable nos ha hecho pasar un buen rato a los espectadores y en cuando al segundo, además de acción digna de una película más que de una serie, nos ha traído de vuelta a HR.

Tengo mis dudas acerca de lo que pasará con Fusco de ahora en adelante, ya que HR le tiene bien pillado a base de recordarle todo lo que podría sacar a la luz de él, y tengo también dudas acerca de si cambiará su relación con John y Harold o de incluso si contará o no los últimos sucesos relacionados con HR, ahora que se ha sentido tan acorralado. También habrá que ver cuál es el plan de actuación de Quinn tras el rechazo de Elias.

Sólo queda un episodio antes del parón navideño, que, respiremos tranquilos, no será muy largo. Sólo tres semanitas de descanso. Pero antes de ponernos a pensar en eso nos queda el episodio de Shadow Box.

Y a vosotros, ¿qué os han parecido Till Death y C.O.D.?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »