Review Person of Interest: Prisoner’s dilemma

PoI212aa

Quiero aprovechar esta entradilla para recomendar Person of Interest a todos aquellos que no la estáis viendo. En serio, no sabéis lo que os estáis perdiendo. La primera temporada ya fue sensacional, pero es que todo lo que pueda decir de la segunda se va a quedar corto. Tenéis que verlo por vosotros mismos. Y como ejemplo, este duodécimo episodio de la segunda temporada: Prisoner’s Dilemma. Ale, creo que ya me he emocionado bastante con la entradilla, pasad dentro que comentamos y de paso refrescamos la memoria después del mini-parón…

La situación es la misma en la que dejamos en el anterior episodio, pero esta vez nos centramos en Reese, sin Person of Interest de por medio que desvíe la atención (al menos hasta el final…). A John le tenemos en Rikers vestido con el uniforme naranja y con cara de no ser capaz de hacer daño ni a una mosca y con una historia bien aprendida que contarle a Donnelly.

Pero claro, es que los otros no se han quedado atrás… que si Devin Clark es Charles MacAvoy, que si Vincent Holt es Wayne Packer y Watts es Brian Kelly. Como diría House, todo el mundo miente, pero a algunos se les nota más que a otros o, mejor dicho, algunos tienen mejores recursos (llámense infiltrados en el FBI o genios hackers) que otros.

Harold Finch a lo Michael Scofield

Harold Finch a lo Michael Scofield

El interrogatorio a John (me ha encantado ese “You’ve been watched” de Carter a John, he seguido recitando mentalmente la intro de la serie: “the government has a secret system, a machine that spies on you every hour of every day…”) ha tenido mucha chicha porque, aunque plagado de mentiras para cubrir la verdadera identidad del Man in the Suit, la historia que ha contado Reese ha estado apoyada en verdades, aunque con cambios en los nombres de las personas y lugares, pero la historia de Allison West es la historia de Jessica Arndt que conocemos sobre todo de la primera temporada (parte de lo que se menciona en este episodio ya se vio en el piloto y en el episodio de Many Happy Returns) y el hombre que le dio un propósito, un trabajo, cuando estaba perdido, no es precisamente Howard French…

Como decía, las escenas con Carter y Reese han sido de lo que más he disfrutado del episodio, no por la tensión, pues las habilidades de Finch con los ordenadores están más que probadas y a prueba de cualquier Donnelly que se le presente, pero la forma en que iba creando archivos para apoyar lo que John iba diciendo, y las confesiones de Reese y Carter han sido un extra muy apreciado.

Luego han estado los flashback, que en el caso de Reese últimamente nos los sacaban con cuentagotas. En esta segunda temporada se estaban centrando quizá más en Finch, contándonos su historia con Grace Hendricks en varios episodios, pero de John habíamos visto poco. Parte de lo que se nos ha recordado en Prisoner´s Dilemma ya lo habíamos visto en Matsya Nyaya (1×20) y ya sabíamos la historia de la misión en Ordos y el “encargo” a Kara de matar a John y viceversa. También sabíamos que John no fue capaz de apretar el gatillo, pero Kara no tuvo tantos miramientos. Ay, que mala malísima es esta mujer…

Reese y su oscuro pasado...

Reese y su oscuro pasado…

Y lo que le queda, porque visto lo visto al final del episodio, ha conseguido ella solita quitarse a Donelly de en medio y hacerse con Reese, quien veremos a ver cómo reacciona al volver a ver a su antigua compañera. Aunque, si lo pensamos detenidamente, Kara está en deuda con Reese, porque él se negó a cumplir la misión que Snow le había encomendado de matar a su colega y le perdonó la vida, mientras que ella no tuvo tantos miramientos con el mismo encargo dirigido a John. Aunque si luego iban a hacer explotar todo el complejo donde se encontraban los dos agentes de la CIA, ¿para qué tenían que matarse el uno al otro? Es liar mucho el asunto, ¿no? Pero bueno, siempre que anda por ahí Alicia Corwin, ya sabemos lo que nos toca esperar, ya sea por el lado de Finch y la máquina o por el de Reese y la CIA. Lástima que Root la eliminara tan pronto (aunque gracias a los flashbacks imagino que es un personaje que veremos a menudo…).

Y tenemos a Carter. Bueno, en el anterior episodio ya se veía que Donelly era muy inútil o muy listo por tener a la detective en su equipo. O bien era lo suficiente inútil para no darse cuenta de que se trabajaba con una aliada del hombre al que perseguía, o lo suficientemente listo para hacerse el loco y esperar a que Joss le dirigiera hacia el Man in the suit, como así ha sido. La verdad es que Carter se canteaba un montón, con tantas llamaditas a Finch y tal…

De colegueo con Elias

De colegueo con Elias

¡Y Elias protegiendo a Reese en el patio de la cárcel! esto ha llegado demasiado lejos. Y nada menos que de los antiguos dueños de Bear, vistos en The Contingency, la premiere de esta temporada. Todo sea por mantener a Finch como contrincante en las partidas de ajedrez…

Hablando de Finch. Este hombre es un auténtico crack creando tapaderas e identidades falsas, despacho de Wall Street incluido. Aunque reconozco que me ha picado la curiosidad con el asunto… ¿realmente John se deja caer por allí de vez en cuando o simplemente Finch soborna a los trabajadores o algo por el estilo? Su supuesto jefe creo que salía en un episodio de la primera temporada, así que quizá tuvieran un trato o algo… pero no estoy segura. Casi esperaba que de un momento a otro Donelly descubriera un error a lo Show de Truman, con un falso ascensor o algo parecido…

No podemos olvidarnos de Fusco aportando el toque de humor al episodio, con Karolina Kurkova de por medio. A la modelo, que hace de sí misma en el episodio, la persiguen un grupo de armenios con malas intenciones. Finch, ocupado intentando liberar a su compañero, le encarga a Fusco proteger a la modelo, a lo que este accede encantado. En otro episodio, quizá hubiera criticado lo poco realista y lo forzado que ha quedado todo el caso de Kurkova, pero en el marco del episodio en general me ha parecido muy acertado. Person of Interest brilla semana tras semana con su forma de combinar drama, acción y humor, y en este, uno de los mejores episodio de la serie, en mi opinión, no podía ser menos.

"¡Sálvate tú, Lionel!"

¡Sálvate tú, Lionel!

Por último, hay una cosa que no me ha cuadrado mucho al final del episodio. Después de que Donelly pillara in fraganti a Carter y a Reese, Finch se encuentra en la calle y el teléfono empieza a sonar. Finch pasa de largo pero la máquina insiste y le da, nada más y nada menos que el número de Donelly. Y, ¿qué hace Finch?, alertar al agente del FBI de que está en peligro. Ahora bien, teniendo en cuenta que tiene él solito detenidos a Carter y a Reese, sin conocimiento de nadie más, y que la máquina da números tanto de víctimas como de verdugos… ¿no hubiera sido una deducción más lógica el pensar que Donelly iba a cargarse a sus dos detenidos? Vale que sea un agente de la ley y todo eso, pero por su forma de actuar…

Pero al final Finch tenía razón y yo no. Y es que Kara Stanton por fin ha dado con su hombre. Las intenciones, pues buenas imagino que no serán, obviously, pero espero que al menos recuerde que su compañero tuvo la oportunidad de matarla, siguiendo órdenes, y se negó a hacerlo.

¿Y con el asesino enviado para cargarse a Reese que va a pasar? Porque al final la idea de entrar en la cárcel no era tan buena como parecía… Y a vosotros, ¿qué os ha parecido Prisoner’s Dilemma?

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Person of Interest: Prisoner’s dilemma
4.9 (98.86%) 35 votes

Categorías: Person of Interest Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »