Review Person of Interest: Critical

¡Qué días aquellos en los que la Person of Interest era, simplemente, víctima o verdugo! Estos días ha quedado atrás y ahora tenemos casos más enrevesados, con terceras personas moviendo los hilos para que la Person of Interest del episodio termine siendo la mano ejecutora. Cada día se les complica más y más el trabajo a Reese y Finch. Y si pensábamos que con Root, Kara Stanton, Mark Snow, Quinn y el resto de HR, y los que van detrás de la máquina no eran suficientes, aquí llega un invitado a la fiesta nuevo… ¿comentamos?

Al paso que vamos, me voy a tener que empezar a hacer un esquema para recordar quién es quién en esta serie (y más con parones de dos semanas) o, mejor dicho, para recordar qué cuentas pendientes tenían con los protagonistas, porque la aparición de Alistair Wesley se une a una lista que parece interminable. El ex agente del MI6 recuerda a Reese de una misión anterior en la que ambos coincidieron (dudo que alguien que se haya cruzado con él le olvide fácilmente, dadas sus habilidades), pero John no se acuerda de él. De momento, Wesley lleva ventaja.

En cuanto a las Person of Interest del episodio, tenemos a Leon Tao por un lado y a la doctora Maddie Enright por otro. Del primero poco podemos decir que no supiéramos ya. Leon es un viejo conocido (vale, no tan viejo…) para Reese, quien le tuvo que proteger haciendo horas extras mientras buscaba a Finch en el estreno de la segunda temporada. Quien no le conocía era su compañero, que no parece muy contento con meter en casa a ese imán para los problemas…

La segunda Person of Interest es, como ya he dicho, la doctora Maddie. Una persona eficaz y moral en su trabajo. Como es la mejor en lo que hace, Oliver Veldt la elige como cirujana en una operación de corazón… lo que pone en peligro a la mujer de la doctora, Amy, ya que un ex agente británico tiene interés en que Veldt muera durante la operación y amenaza con matarla si Maddie no deja morir al empresario en la mesa del quirófano…

Menos mal que nuestra pareja protagonista entra en acción. Dividiendo esfuerzos, Finch se queda con Maddie en el hospital mientras Reese va al parque a eliminar al francotirador que tiene a Amy en el punto de mira. Lo malo es que Wesley tiene un plan B (y un plan C). Y unos recursos casi dignos del mismísimo Harold Finch. ¿Y qué mejor lugar para discutirlo que en el bar de la esquina tomando unas copas?

Wesley y Reese se han calado mutuamente en un par de minutos que a mí, personalmente, me han sabido a gloria. Con Stanton y compañía operando en la sombra, me gusta ver de vez en cuando a Reese cara a cara con alguien de su tamaño y el ex agente británico (¿no tenían suficiente con tener enemigos a este lado del Atlántico que ahora también los tienen por el resto del mundo?) parece un adversario a la altura.

No obstante, no importa cuánta gente pongas enfrente a John Reese, no importan las cámaras en el parque ni la cantidad de agentes o asesinos a sueldo de incógnito que le pongas por delante porque John es capaz de sacar a Amy del parque caminando.

Finalmente Maddie salva a Veldt, con la inestimable ayuda de un Finch tratando de superar una de sus mayores fobias: los hospitales (imagino que ha tenido ya suficiente de ellos). Pensaba que se iba a desmayar en mitad del quirófano con ese momento “Oh dear, look at it, it’s squishy”, pero está visto que Finch es capaz incluso de superar sus mayores temores.

Así que de momento Reese 1 – Wesley 0. Y final feliz para todos. Bueno, quizá no para Snow, a quien Carter ha seguido la pista tras un asesinato en el que la víctima tenía una tarjeta suya (no he entendido muy bien el asunto de la tarjeta… ¿la había dejado ahí Snow para dar un mensaje a Carter o qué?).

El caso es que Snow sigue convertido en la marioneta de Stanton gracias a ese chaleco digno de Sandra Bullock en Speed. Y ella está planeando algo gordo… me pregunto qué será porque, o me falla la memoria, o aún no se ha mencionado detrás de qué anda la ex compañera de Reese. Y otra cosa, ¿sabe John de quién habla Carter cuando le da el mensaje de Snow?, ¿sabe que se trata de Kara Stanton o la cree muerta?, ¿sabe a qué se refiere con que prepara algo grande? Y hablando de la charla con Carter, ¿seguirá ésta el consejo de Reese y se mantendrá apartada? Para John y para Harold ya es demasiado tarde para tener una vida normal al lado de sus seres queridos, pero Joss tiene a su hijo.

Y Leon ha resultado de utilidad para el caso, finalmente. Imagino que no será la última vez que le veamos. Un personaje al estilo Zoe Morgan, a quien llamaran cuando le necesiten y que siempre estará encantado de colaborar (se le veía como un niño con un juguete nuevo). Por cierto, ese momento de Reese y Finch llevándole por las calles de NY sujetado por ambos lados y con la cabeza tapada con una capucha… lo más normal del mundo para ir por la calle a plena luz del día, vamos…

En definitiva otro buen episodio que añadir al saco de Person of Interest, que está probando que el dicho de segundas partes nunca fueron buenas, no siempre es cierto pues la verdad es que la segunda temporada no tiene nada que envidiar a la primera.

A vosotros, ¿qué os ha parecido Critical?


Categorías: Sin categoría

7 comentarios

  1. Como que me estoy viendo la serie en este momento y si bien no me gustan los procedimentales, esta es la excepción. Hasta diría un 60 por ciento autoconclusiva y un 40 de las que nos gustan más, pero con porcentajes enrevesados. Muy buen ritmo y entretenida. Del capítulo, me imagino que Reese no sabe de que mujer se trata, podrá sospechar de su ex compañera o de root, o alguna más. Veremos como sigue la cosa. Enganchado.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »