Review Person Of Interest: Blunts

Reese

¿Sabéis lo que pasa cuando se te queda algo ahí pendiente? Que se empieza a enquistar y cada vez da más y más pereza. Si le sumas otro catarro, y juro que no me los invento, más algún que otro curro por ahí esporádico, porque ya sabéis lo bien que están los sueldos en este país así que bienvenido sean curros a mayores, resulta que la review se atrasa y se atrasa… Y se atrasa. Chicos yo de verdad que lo intento, pero noto como mi cerebro dice muchas veces, hasta aquí hemos llegado bonita y las neuronas cierran el grifo a toda creatividad literaria por mi parte. Menos mal que la semana pasada no hubo capítulo y que el que tengo pendiente fue bastante sencillo. Que si no os veía con antorchas y guadañas en frente de mi humilde cueva-estudio donde me hallo encerrada.

En fin, disculpas a parte, ¿de qué ha ido el capítulo de la semana pasada casi dos? Bien, ya vimos que el número relevante de la semana se dedicaba al clásico de “robar a los ladrones” ya que estos no pueden denunciar y mira, mientras no me agarren yo me pego la vidorra padre. Claro, sin pensar en los posibles daños colaterales que implican a terceras personas. En este caso a su falso noviete de turno que bebía los vientos por ella. No me digáis que nos ha sacado un poco de quicio el chaval en su versión fumeta “Moooola” todo el rato ¿Os apetecía matarlo también? ¿No? ¿Incluso cuando le ofrece comida a la secuaz de Dominic, tampoco? En fin, pues nada, seré yo que con los años voy perdiendo paciencia.

Novio

Lo que está claro es que la muchacha no sabía que con quién se estaba metiendo era con Dominic, o sí, pero la verdad es que le daba igual. Si se la podía jugar ya de paso a El Cartel, que están del liderazgo de Brotherhood hasta las narices, pues también. Me gustaría hacer un pequeño inciso acerca de la diversidad de negocios con los que se mueve Dominic: desde el trapicheo de baja y alta escala, al proteccionismo aka servicio de seguridad privado llegando al mundo de los videojuegos. He de reconocer aquí que yo de esto no tenía ni idea hasta hace unos años en los que trabajé en una empresa dedicada precisamente a eso, venta de videojuegos entre otras cosas. Bien, recordaré siempre una conversación entre compañeros hablando del videojuego Diablo en el que se metían con las técnicas censurables de otro colega que se dedicaba a generar bots para conseguir dinero, armas y otras cosas. Hasta aquí, más o menos me pareció normal, lo que flipé, y por favor, recordad que yo era virgen en estos temas, me sacabas del Snake y del Buscaminas y poco más interés era el mío, fue cuando me hablaron del mercado de dinero que se mueve en este mundillo. Sabía por mi pareja que la gente se gastaba una pasta en comprar accesorios para sus personajes, pero de ahí, a que en juegos tipo el Diablo ya mencionado la gente vendiera luego lo que iba consiguiendo… En fin, era imposible que no recordara esta anécdota a raíz del interés que tiene Brotherhood en hacer ese dinero virtual físico.

Dominic

Por otro lado, después de que Finch decidiera abrir el banco particular de los protagonistas para intentar hacer un pacto con Dominic, ya vimos que este no se las anda con chiquitas. Así, por si alguien lo dudaba. Ingenua de mí cuando le hace la comparativa de Elias con la suya creí que iban a llegar a un entendimiento. Tú sigue a tus negocios mientras no elimines a nadie. Está claro que porque Dominic realmente no le apetece, anda liado o lo que sea, cargarse a Reese o a Fusco porque no me digáis que sabiendo sus nombres y donde trabajan no lo tendría fácil. Vale, así me cargo la trama secundaria de la serie y a los protagonistas, pero es que a veces este argumento de “estoy hasta las narices de que os metáis en mis asuntos, pero tampoco hago nada determinante al respecto”, pues… Creíble, creíble… Como que no. Con Elias era más rollete “Sr. Reese y Finch me tienen un poco harto, pero como me caen tan bien los iré dejando pasar”. No me digáis que no. Era así.

Root

Desde luego lo más interesante del capítulo ha sido el inicio de la trama de Root en su cruzada anti Samaritan. Si bien, al principio cuando le dijo a Finch que estaba desarrollando una App, creí que iban a seguir la estrategia Nautilus, pero para sí mismos, la cosa en el fondo es más fácil. Atacar Samaritan desde dentro. No sé durante cuánto tiempo podrá Root usar su tapadera encubierta ahora que también saben el aspecto que ella tiene, pero desde luego la cosa pinta bien. No es por nada, pero en el fondo no quedan tantos capítulos para que la temporada acabe y la guerra Máquina vs Samaritan está ganándola la segunda por goleada. Veremos cómo se desarrolla el siguiente capítulo.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Person Of Interest: Blunts
4.4 (88.89%) 9 votes

Categorías: Person of Interest Reviews Etiquetas: , , ,

5 comentarios

  1. TIPICO

    Esta serie, no es de las mejores, pero cumple su función, entretiene, buen capítulo. Me cae re mal Dóminic, ya deberían matarlo…

    • No coincido con que no sea de las mejores. En el resto si coincido. Creo que hay pocas series que tengan un guión tan coherente. El género es muy actual respecto de la tecnología y, ¿acaso no se aprecia el balance que logra con las historias urbanas y de espionaje? Eso sí, buscó ser del gusto yankee. por eso se mantiene en los 9 millones de espectadores. Excepción de “procedimental” que a partir de primera mitad de su temporada uno ya no lo fue tanto.

    • Andres

      Tiene sus capítulos normales, y tiene otros capítulos que se salen de la media, no es la mejor; pero si se destacada, respecto a tantas series del montón.

  2. La parte mas interesante es la ultima con Root veremos si puede sacar ventajas ya falta menos para esta temporada finalice

  3. Jorge A.

    Emputece y rompe las pelotas que hagan tantas pausas, por cierto, los últimos capítulos fueron puro relleno. Ya quiero que termine esta temporada.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »