Review Parks: The Trial of Leslie Knope

Sinceramente, no me sorprende en absoluto encontrarme a Parks nada más y nada menos que segunda en el Top 10 de las mejores series de 2011 elaborado por la revista TIME. Si algo lleva demostrando Parks en los últimos tres años es que se puede hacer una sitcom inteligente, con un gran reparto liderado por una excelente actriz como Amy Poehler y que encima pueda presumir de brindarnos episodios de un nivel altísimo semana a semana. En el caso de The Trial of Leslie Knope la serie consigue superarse una semana más, ofreciéndonos un episodio atípico y centrado en torno a un solo personaje pero que no descuida al resto del reparto. Se que la review llega con algo de retraso ¡os pido disculpas!

Es cierto que el episodio de esta semana ha estado centradísimo en Leslie, pero eso no significa que no haya hueco para el resto de personajes, de hecho ha sido el enorme Ron Swanson el que se ha encargado de abrir el episodio con una escena que pasará a la historia como uno de los mejores cold openings de toda la serie. La reacción de Ron ante la vulnerabilidad de la privacidad de los usuarios en Internet, tirando el ordenador a la basura al ver su casa en Google Earth, ha sido enorme y completamente acorde a su personalidad. Que haya sido April la encargada de abrirle los ojos no ha sido una sorpresa, pero siempre es bueno ver la gran química que hay entre estos dos personajes.

El resto del episodio -ya lo habéis visto- ha sido un “monólogo” de Leslie contra Chris a causa de su relación con Ben. Hacer pública su relación no ha sido la mejor idea teniendo en cuenta lo en serio que se toma Chris las reglas que rigen las relaciones sentimentales entre empleados del gobierno, pero mejor eso que seguir jugando al escondite. Me ha sorprendido ver que el episodio se centraba por completo en el juicio a Leslie y la forma en que todos sus compañeros han tenido que testificar para convencer a Chris y al comité de disciplina de la inocencia de Leslie. También me ha sorprendido ver a Chris en modo ataque y derribo, convencido de demostrar que Leslie y Ben se han beneficiado de su relación en el ámbito profesional.

Me ha costado mucho aceptar el papel de malo de Chris, entiendo -y Leslie también- que su trabajo es cerciorarse de que ningún empleado del gobierno abuse de su poder, pero tras tanto tiempo trabajando con Ben y Leslie creo que sobraba tanta formalidad. Lo mejor, sin duda, ha sido ver como iban desfilando todos los compañeros de Leslie para defenderla. April y Andy, como podíamos esperar, la lían en sus declaraciones. Me encanta Andy -y no me harto de decirlo-, su personaje es una constante fuente de buen rollo con su forma de ser tan peculiar. Ron por su parte tampoco ayuda mucho y se preocupa más por mantener la privacidad de sus datos personales, muy acorde al cold opening. Jerry, del que no sabemos nada hasta el final del episodio, tampoco aporta mucho a favor de Leslie en su testimonio, eso si nos enteramos de que su nombre real es Gary y no Jerry, un auténtico WTF? que a estas alturas no supiésemos ese jugoso dato. Los únicos que han conseguido echarle una buena mano a Leslie han sido Tom, que ha conseguido tirar por tierra la idea de Chris de que él y Leslie tuvieron un affaire en el pasado; y Ann, que ha confirmado la fecha en la que Ben y Leslie se liaron por primera vez ¡genial el video de Leslie!

En cuanto a los testigos de Chris, se supone que son pocos pero determinantes. El primero, Tammy2, no dura ni cinco minutos en la sala. Su único objetivo era literally ‘dar por culo’ y en cuanto Chris le ha recordado que esta bajo juramento se ha retirado del juego. El segundo testigo estrella de Chris, George Williams de mantenimiento, revela que Ben y Leslie le dieron un cheque regalo de $50 a cambio de no decir que les vio besándose en el memorial de Li’l Sebastian, todo un palo para Leslie que se queda sin argumentos a favor. Sin apenas esperanzas de salir indemne del proceso vemos como Leslie reune a todos sus compañeros para intentar encontrar algún antecedente que la exima, pero no dan con ninguna salida posible y en una de las ya clásicas conversaciones entre Ron y Leslie este la convence para que admita la culpa y el castigo a pesar de no haber hecho nada malo. Me encanta ver que Ron todo lo que tiene de extremista lo tiene de racional y a veces es el más cuerdo de toda la serie. También me ha gustado el momento en el que Leslie se disculpa ante sus compañeros y todos admiten que lo que ha hecho hace que les guste más aun.

Cuando llega el momento de la verdad descubrimos que Ben, ausente durante todo el episodio al no poder estar junto a Leslie mientras se defendía de la acusación, ha admitido toda la culpa y ha renunciado a su puesto en el ayuntamiento de Pawnee con tal de que Leslie salga indemne. Un gesto romántico más que sumar a la larga lista y que hace que Ben y Leslie se conviertan en una de las parejas de moda de la Televisión. Increíble el relato de Ethel Beavers en el que describe como Chris se echa a llorar al conocer la decisión de Ben, demostrando que la dureza empleada con Leslie era algo anormal. Para cerrar el episodio vemos como Leslie acude a casa de Ben y se lleva a Ethel para que le lea la transcripción oficial en la que ella declara oficialmente que quiere a Ben Wyatt, otro gesto hiper romántico para la pareja que nos deja con la duda de saber que va a ser con Ben de ahora en adelante. Yo apuesto por que se una al equipo de campaña de Leslie, ya que no es un puesto público y así puede seguir rondando el departamento, no me gustaría que por renunciar a su puesto se lo carguen de la serie, perdería todo el sentido así que es algo que ni contemplo.

En conclusión, da igual que nos den un episodio con 2 o 3 tramas a que nos den un episodio monotema, Parks esta en forma y eso nadie lo duda. La inclusión de los mini flashbacks ha ayudado a recordar momentos de la temporada pasada sin cansar y los secundarios han apoyado perfectamente a la protagonista total del episodio. Se puede decir que con este episodio cerramos (al menos de momento) la trama de la relación entre Leslie y Ben y podremos centrarnos en la campaña electoral que a mi parecer se está demorando en exceso. Por destacar algo del episodio, me quedaría con el cold opening de Ron, con el personaje de Ethel Beavers y con las breves -pero decisivas- apariciones de Ben, la escena con el Li’l Sebastian de peluche ha sido enorme. Para esta semana tenemos el episodio titulado Citizen Knope, en el que todo el departamento intenta encontrar un buen regalo de Navidad para Leslie mientras ella intenta lidiar con su suspensión de dos semanas sin trabajo, aunque me imagino que ya lo habréis visto (¡perdón again por el retraso!). Hasta la próxima review.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »