Review Parks: The Fight & Road Trip

No, no es que lleve dos reviews de retraso –ejem-, como todos pudisteis ver la semana pasada Parks emitió dos episodios seguidos que no un episodio doble, no nos vayamos a confundir. Una situación extraña, tal vez apresurada para que la Season Finale coincida con la de The Office en una noche que promete ser increíble. El caso es que con dos episodios independientes la review quedará un poco condensada, pero no queda otra… Para consuelo de muchos nos queda que han sido dos episodios –sobre todo The Fight– que quedarán para los mejores momentos de la temporada. Pero basta de cháchara, vamos al lío.

No se porqué, pero la primera vez que vi The Fight (si, lo he visto más de una vez) me pareció espectacular, no tanto por el episodio en general sino por tres o cuatro escenas que se me quedaron marcadas a fuego en la retina. Pero empecemos por el principio, una vacante en el departamento de 'Sanidad' ofrece a Leslie la oportunidad de su vida para poder tener a Ann cerca todo el rato y encima trabajando para la misma 'Empresa'. Una oportunidad así, que no se presenta todos los días, no se puede tomar a la ligera y Leslie rápidamente apunta a Ann a las entrevistas para el puesto. Pero Ann no lo ve del todo claro, de hecho no se toma muy en serio las recomendaciones de Leslie para la entrevista.

Mientras tanto Tom y su espíritu emprendedor se embarcan en una nueva aventura, el lanzamiento de una nueva bebida alcohólica llamada Snake Juice, una especie de veneno de rata mezclado con Red Bull. Para poder darle un empujón a las ventas invita a todos sus compañeros a la gran presentación en el Snakehole Lounge y les pide por favor que recomienden la bebida a todo el mundo. Hasta ahí todo bien ¿no? Leslie y Ann con su asuntillo y Tom y todos los demás en el Snakehole Lounge para la gran presentación de Snake Juice… Y entonces los astros se alinean.

No hay una descripción disponibleEstas cosas no afectan a la reputación de Ron F***ing Swanson

No se porqué, bueno si por Snake Juice, pero en cuestión de minutos todo parece irse fuera de control. Por un lado tenemos a Ann que decide que es mejor pasar la noche anterior a una entrevista de fiesta en el Snakehole Lounge, con el consiguiente enfado de Leslie. Por otro tenemos a April y Andy, que deciden adoptar identidades falsas para hacer la velada más llevadera, ella hace de viuda millonaria y el hace del agente Bert Macklin del FBI. También tenemos a Ron recomendando Snake Juice tras darle el visto bueno (Ron Swanson no recomienda cualquier producto) y a Chris y Donna en modo abstemio. Es raro ver a Donna así después de ver como se enchufa los chupitos a pares en algún que otro episodio.

Y que decir, la pelea entre Leslie y Ann va de menos a más, incluso The Douche anda por ahí como el nuevo novio de la enfermera. Discuten en la pista de baile, discuten en el baño y los efectos de Snake Juice hace que todo se les vaya de las manos, solo les ha faltado tirarse de los pelos. April y Andy la verdad que no me han parecido ni de lejos los más graciosos del episodio y todo su juego de la falsa identidad debería haber tenido un límite. Lo mejor de toda la presentación de Snake Juice es, sin duda, ver como poco a poco les va subiendo el alcohol a la cabeza a todos los personajes, para acabar con una cogorza de las que hacen historia. La salida del Snakehole Lounge en el coche de Donna me ha matado, por un momento he empezado a recordar la de veces que se ha dado una situación similar en mi vida.

Al final, y tras una resaca de caballo Ann y Leslie hacen las paces y la enfermera pasará a ser enfermera solo dos días a la semana para poder hacerse cargo de su nuevo trabajo en el ayuntamiento de Pawnee. Por el camino la propia Ann anima a Ben a que de el paso con Leslie, basta de reglas absurdas, si tiene que pasar tiene que pasar. Tom sin embargo es el que peor parado sale de todo el episodio, en sus ganas de triunfar como empresario envió un email a todos los empleados del ayuntamiento y eso, según el libro de Chris, es saltarse las reglas. Así que Tom tiene que vender su participación en el Snakehole Lounge para desesperación de Ron, que considera que no estaba haciendo nada malo. Me gusta ver a Ron y Tom haciendo migas, no es algo habitual, pero siempre que pasa te deja buen sabor de boca. Y hasta aquí The Fight, vamos con Road Trip.

No hay una descripción disponible“Where to first? Your mother's butt”

Es curioso que llevemos casi media temporada hablando de Leslie y Ben y tengamos que esperar hasta el penúltimo episodio para ver algo de acción real, aunque para ello han pasado por un montón de dificultades. Los dos tienen claro que lo suyo no puede ser y parece que han decidido no pasar más tiempo juntos del estrictamente necesario, una mala noticia teniendo en cuenta los planes de Chris, que decide mandar a su dúo dinámico a Indianápolis para presentar la candidatura de Pawnee para albergar un campeonato infantil de béisbol. Para evitar la tentación Leslie planea el viaje menos sensual posible y por momentos lo consigue.

Mientras Leslie y Ben luchan una vez más por mejorar Pawnee Tom decide probar con April, Andy, Jerry y Donna su nueva invención, un juego de televisión llamado Know your Boo y que es una versión 'A lo Tom' de Su media Naranja. Dejando de un lado el abuso que hacen de Tom y sus ocurrencias la trama sirve para demostrarnos que April y Andy no son tan perfectos el uno con el otro como puede parecer a primera vista (y que Jerry y Donna bien podrían ser pareja…). Ya sabemos que Andy es como un niño grande y lo orgulloso que puede ser cuando se trata de su banda Mouse Rat y descubrir que la banda favorita de April es Neutral Milk Hotel es todo un palo para él. Me ha gustado ver que April y Andy se pelean igual que cualquier otra pareja y me ha gustado más aun ver como se reconcilian, con April tocando la canción 'In The pit' pero cambiandole la letra.

¿Y Ron? Pues haciendo lo que mejor sabe, nada. La visita del colegio al ayuntamiento le deja con la curiosa tarea de enseñar a una niña el significado del gobierno. Tal y como están por aquí las cosas hubiese bastado con mandarla a la puerta del Sol, pero no, Ron acepta el reto y le da una clase magistral a su nueva alumna. No se que ha sido mejor, si verle comerse la comida de la niña o ver su cara de satisfacción cuando la madre de la chiquilla le enseña lo que escribió después de conocerle (“-Why does government matter? -IT DOESN'T”). Lo de la mina, Ron o no Ron, es un poco exagerado, jeje. Al final consigue deshacer el entuerto y se lleva un buen premio, su lección magistral firmada por su autora.

No hay una descripción disponible¡Esa miradita!

Pero vamos a cerrar con lo que importa, Leslie y Ben, que consiguen –gracias a los sentimientos de Ben hacia “Pawnee”- convencer al jurado de que se tienen que llevar el campeonato infantil. Las grandes noticias se merecen una celebración y acaban los dos en un restaurante de lo más romántico. Todo está a punto de caramelo, hasta Leslie llama a Ann para contarle sus intenciones cuando aparece Chris para arruinarlo todo, obviaré la escena en casa de Chris, incomoda al 100%. Por suerte parece que Ben ha captado el mensaje y no piensa dejar escapar a Leslie, y ya en Pawnee y sin Chris de por medio decide dejarnos con ese beso como aperitivo para la Season Finale de doble duración que nos espera.

Solo un episodio para cerrar la temporada y la cosa está que arde ¿Se enterará Chris del beso entre Leslie y Ben? Tal y como son en el departamento apuesto por ello. Un pajarito me dice que tendremos más de una sorpresa y que no las esperamos ni por asomo, pero no desvelaré los personajes implicados. Por lo demás me despido hasta la próxima review, última de esta gran tercera temporada de Parks and Recreation ¡Hasta entonces!


Categorías: Opinión Parks & Recreation Series Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »