Review Parks: Sex Education

Donna sabe de lo que habla

Aquí estoy una semana más para comentar un nuevo episodio de Parks and Recreation, la verdad es que no esperaba este mini parón de una semana, me pilló completamente desprevenido, ya tenía ganas de volver a ver a Leslie y su tropa. Esta semana creo que nos han traído uno de los episodios con los que mejor me lo he pasado en lo que llevamos de temporada y es que juntar tantas referencias sobre Redes Sociales y web 2.0 con el sexo en la tercera edad ha sido sublime. Si tu también te has sentido identificado con Tom Haverford pasa, comenta y comparte en Facebook, Twitter, Linkedin, Pinterest, Reddit…

Don’t tweet & drive pero… ¿quién no lo ha hecho alguna vez? Creo que pocas veces me he sentido tan identificado con una serie como en este episodio de Parks. Mis amigos me llaman el friki, el que no suelta su iPhone ni ‘pa cagar’, así que imaginad mi alegría al ver que Tom lo pasa igual o peor que yo cuando se tiene que quedar sin teléfono durante una temporada. Para uno que se pasa el día leyendo lo que se dice en Twitter la intro del episodio de esta semana ha sido bestial, cada tweet y cada hashtag han sido mejor que el anterior y el castigo del juez algo suave a mi parecer, pero una semana sin pantallas puede ser mucho tiempo. Me encanta que Parks sea una serie en la que utilicen las redes sociales como fuente de inspiración y además intenten estar al día con las nuevas tendencias.

#TomRocks

Si no recuerdo mal hemos visto a Tom nombrar más de 10 servicios entre redes sociales, webs, aplicaciones o juegos (Facebook,Twitter, Instagram, Tumblr, Linkedin, Pinterest, Reddit, Wikipedia, G Chat, Podcasts, Emojis, Doodle Jump) mientras intentaba desintoxicarse en la cabaña de Ron. El choque cultural y de personalidad entre Ron y Tom es evidente, nunca serían grandes amigos pero el hecho de ser polos opuestos hace que se lleven sorprendentemente bien, y el que Ron Swanson se ofrezca a prestarte ayuda dice mucho a tu favor. Creo que no le puedo poner pegas a esta trama, ver a Ron en su constante estado de meditación cuando se rodea de naturaleza siempre es una bendición, al igual que ver a Tom apasionarse por la Web 2.0. Lo único que me ha parecido un tanto forzado o solventado de una forma muy rápida ha sido la recaída de Tom, pero todo es perdonable. Como cierre, me quedo con el castigo que impone Ron a Tom y la frase de apoyo que le regala: If you ever need to discuss your problems with someone find Leslie, she lives for this crap.

Es precisamente Leslie la que sigue saliendo de un problema para meterse en otro. En este caso le toca lidiar con los ancianos de Pawnee y sus prácticas sexuales, las cuales se han convertido en un riesgo para la salud pública por la poca protección que utilizan. A priori puede chocar que una serie tan ‘modosita’ se mete de lleno en una trama relacionada directamente con el sexo, pero a juzgar por los personajes que habitan Pawnee lo sorprendente es que no lo hayan hecho antes. La verdad es que me ha sorprendido lo bien que han sabido congeniar los chistes sexuales con el hecho de que los implicados sean ancianos y de paso colarnos de por medio a los ultra conservadores Marcia y Marshall Langman. A Marcia ya la conocíamos de algún encontronazo anterior, pero de Marshall no habíamos oído hablar y es una pena que hayamos tenido que esperar tanto para verle en acción, son tal para cual. Estaba claro que Leslie no se iba a dejar pisotear por los Langman y su Abstinence-Only Education Law y al final iba a conseguir impartir su clase de educación sexual. Pero saltarse la ley tiene sus consecuencias y Leslie recibe una sanción por parte del ayuntamiento, aunque promete luchar para cambiar las anticuadas leyes de Pawnee.

El Bello y la Bestia

Esta trama también ha servido para tener de vuelta a Ann, a la cual no echamos mucho de menos en el último episodio. Creo que no hemos visto a Ann brindarnos una trama decente desde hace dos temporadas (quizá esté exagerando) y esta no ha sido una excepción. Su comportamiento errático con los hombres (nuevo novio y encima cowboy ¿really?) y su discusión con Leslie dejan de nuevo en evidencia la necesidad de reciclar su personaje. Al menos su discusión con Leslie ha servido para que esta última se de cuenta de que la Ley a veces no está para obedecerla sino para cambiarla. Como puntazos de esta trama me quedo con Andy y sus reacciones al imaginarse a los ancianos de Pawnee en pleno acto, con Donna y sus extensos conocimientos en la materia y con Perd Hapley y sus Perd-verts.

Por último, pero no por eso menos importante, tenemos a Ben y April en una aventura más que sumar a su periplo por la capital. Finalmente conocemos a David Murray, el Congresista para el cual trabajan Ben y April y descubrimos que, a pesar de ser un gran político, su comportamiento cuando esta a solas es algo robótico. La trama no tiene mucho más, pero es genial ver lo mucho que se puede hacer con tan poca chicha. Seguimos indagando en esa extraña relación fraternal que ha surgido entre Ben y April y vemos como, por mucho que quieran pretenderlo, su sitio está en Pawnee, lejos de la política de alto nivel y la vida en la capital.

Gran episodio el de esta semana, con mucho ritmo, buenas tramas y 20 minutos de comedia pura. Si tuviese que elegir los mejores momentos del episodio me quedo con Tom y su debate filosófico sobre los Emojis racistas y con Leslie y el momento en el que acude a Chris esperando una bronca de su jefe y se da cuenta de que ahora ella es la jefa. A ver con que nos sorprende Parks esta semana, tantos episodios a tan buen ritmo empieza a ser un tanto sospechoso.

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Parks: Sex Education
4.7 (93.33%) 3 votes

Categorías: Parks & Recreation Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »