Review Parks: Ron and Tammy Part II

El tópico 'hay amores que matan' se queda corto para describir la relación entre Ron y su exmujer Tammy, nunca había visto una 'pareja' tan abocada al fracaso y la autodestrucción que estos dos. Si en la segunda temporada ya dejaron claro que cuando se juntan no puede pasar nada bueno, en este caso han vuelto a reivindicarse. Pero ojo, que no todo son cosas malas cuando se trata de estos dos, ya que la dosis de comedia se multiplica y nos brinda muchas más escenas memorables que un capitulo normal. Y todo esto solo entre dos personajes, súmales a Leslie y Ben en su cruzada por organizar el Festival de la cosecha y a una apática April asistiendo al híper motivado Chris y tenemos una mezcla explosiva ¿Listo para ver la fuerza destructora del ciclón Tammy?

Queda claro viendo el título del episodio que los grandes protagonistas del episodio de esta semana de Parks iban a ser Ron Swanson y su exmujer Tammy y, por lo que vimos la última vez que se juntaron, las cosas no pueden acabar bien. Pero al contrario que en ocasiones anteriores Ron parece tener la cabeza en su sitio y no cae preso de las insinuaciones de su ex, parece que Wendy tiene el poder de mantenerle cuerdo en los momentos clave, es una pena que no vaya a durar mucho. Me ha hecho bastante gracia ver el miedo que le tiene Leslie a Tammy a raíz de su último encuentro, razones no le faltan…

Pero antes de meternos con la que lían los que hace tiempo fuesen marido y mujer hay que comentar varias cosas. Wendy, la guapa, lista y simpática exmujer de Tom –y actual novia de Ron- decide volver a Canadá para vivir con sus padres. Un duro revés que no me esperaba para nada y que rompe los esquemas que tenía ya montados para esta tercera temporada. Una despedida bastante descafeinada y sosa, a excepción de la carcajada que se le escapa a Ron cuando Wendy le pide que se vaya a Canadá con ella. La marcha de Wendy coincide con la fiesta que organizan Leslie y Ben para el cuerpo de policía con la finalidad de conseguir su apoyo a la organización del Festival de la Cosecha.

No hay una descripción disponibleLas únicas opciones son una lobotomía o la castración

Es cierto que Ben lleva poco tiempo en Pawnee, pero no hace falta pasar mucho tiempo con Leslie para darse cuenta de que suele tener todo mucho más controlado de lo que parece. Sus intentos por caer bien al jefe de policía le dejan en evidencia, aunque hace falta mucho más que eso para echar abajo el trabajo de Leslie. Para rematar la fiesta tenemos a un Ron venido abajo por la marcha de Wendy y la entrada triunfal de Tom con Tammy. Tom es capaz de muchas cosas, pero nunca creí que fuese capaz de intentar dar celos a Ron con su ex mujer, lo peor de todo es que surge efecto.

Tal y como pasase en la segunda temporada lo peor que podía pasar era que los principales implicados empezasen a tirarse los trastos y finalmente decidan ir a tomar un café para hacer las paces. Me quito el sombrero ante los guionistas y la genial escena de los policías describiendo la pelea entre Ron y Tammy acabando todos con el clásico 'A real piece of work'. Lo que pasa una vez salen del bar no tiene nombre, el caso es que una cosa lleva a la otra y a la mañana siguiente son Leslie y Ben los que tienen que acudir a la comisaría para 'rescatar' a un irreconocible Ron que tras perder literalmente los papeles se ha vuelto a casar con su ex mujer y se ha hecho un cambio de look radical, creo que las imágenes hablan por si solas.

No hay una descripción disponibleEstá todo controlado

Estaba claro que la cosa iba a acabar mal, pero nunca pensé que llegaría a ver a Ron F***ing Swanson tocar fondo de ese modo, creo que sus locuras con Tammy han sido un poco exageradas y desmedidas, aunque han sido un puntazo. Como no podía ser de otra forma su nuevo matrimonio no va a durar mucho gracias a la misma persona culpable de que llegase a ese punto. Ver a Tom recibir una paliza –literal- por parte de Tammy consigue abrir los ojos de Ron, cosa que no había conseguido el video que él mismo se grabó para evitar estas situaciones. Me ha gustado ver que al final Tom y Ron hacen las paces gracias a sus ex mujeres, por lo general su relación siempre ha sido buena pero últimamente se estaba deteriorando un poco.

Volvamos a Leslie y Ben, que siguen con la tarea de conseguir el apoyo de la policía para su gran evento, pero con la desventaja de haber gastado el favor que les había concedido la fiesta lanzada la noche anterior en sacar a Ron del calabozo. Ben, en otro ataque de poca fe, decide visitar al jefe de policía a las espaldas de Leslie solo para ver que tiene tanta confianza en ella que su apoyo al festival es total y absoluto. Una escena que a priori no tendría porque tener mucha miga de no ser porque a Ben se le empieza a notar que Leslie le hace 'tilín'. Se veía venir y, por mucho que pinte bien, esperaba que llegásemos a este punto mucho más entrados en la temporada…

No hay una descripción disponibleLos polos opuestos… ¿se atraen?

Dejo para el final lo que ha sido para mí la chispa del episodio, que no es ni más ni menos que el fichaje de April como asistente de Chris. Puede que la trama no haya ocupado gran parte del episodio pero creo que tratándose de dos personajes tan distantes el juego que han dado ha sido enorme. Todos y cada uno de los momentos en los que Chris felicita a April por su buen trabajo y ésta cada vez lo hace peor han merecido la pena, sobre todo la llamada de auxilio de April usando el post-it. Creo que fue en el episodio de los venezolanos donde April pasó a ser uno de mis personajes favoritos y el episodio de hoy no ha hecho más que confirmar una vez más mi decisión.

Toda la trama de April y Chris tiene una víctima colateral, que no es otra que Ann. La cita que tiene con Chris en el restaurante nos deja bien claro que las cosas están yendo muy bien entre los dos y hasta nos abren la puerta a una posible marcha de Ann a Indianápolis con Chris. Pero para eso quedan aun unas semanas y el trabajo de April tiene entusiasmado a Chris hasta tal punto que es a ella a quien le ofrece la posibilidad de marcharse con él a Indianápolis para continuar siendo su asistente. Un golpe bajo para Ann, que hasta ha empezado a comportarse como Chris.

Kill me now también habría servido…

Muy buen episodio a mi parecer, aunque la poca participación de Andy es siempre un hándicap. El que si que lo borda en este caso es Jerry, que todo lo que hace lo hace mal –como de costumbre-, apoyando el matrimonio de Ron y Tammy cuando todos intentan evitar que siga adelante. Me da pena que Wendy nos abandone, aun no me he recuperado de la marcha de Mark y, aunque Wendy no sea un personaje principal, ya me había acostumbrado a su presencia. Tengo ganas de ver donde nos lleva todo el asunto de Chris, Ann y April pero espero que no suponga la marcha de ninguna de las dos. Chris al fin y al cabo tendrá que marcharse en algún momento pero eso es algo para lo que ya estamos preparados.

Esta semana volveremos a tener un pequeño problema con la prensa de Pawnee, especialista en llevar todo al extremo. Al parecer el pasado de Ben sale a la luz mientras intentan promocionar el Festival. No daré más detalles pero si eres fan de la pareja Andy-April no puedes perderte el próximo episodio. ¡Hasta la semana que viene!


Categorías: Opinión Parks & Recreation Series Etiquetas: , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »