Review Parks: Ms. Knope goes to Washington

El pasado jueves regresó Parks & Recreation a nuestras vidas y lo hizo tal y como se fue, en plena forma. Es una pena que 3 días después de su regreso la serie no pudiera alzarse con ningún Emmy (y eso que estaba nominada en 3 categorías), eso hubiese supuesto un subidón importante para los ánimos de la serie que, lejos de desmoronarse, siguen muy altos a pesar de que la audiencia siga sin acompañar. Para esta quinta temporada tenemos, como en cada comienzo de temporada, un cambio de aires, con nuevas tramas y nuevas funciones para muchos personajes. De momento en esta Season Premiere hemos visitado Washington D.C., nada mal ¿eh?

Al terminar la cuarta temporada vimos como Ben aceptaba la oferta para trabajar en Washington que le había hecho Jennifer, pues bien, además se lleva a April como ayudante. Así que es normal comenzar la temporada con una visita por parte de Andy y Leslie a la capital de los Estados Unidos. La verdad es que estos dos personajes siempre han hecho buenas migas, si hay alguien que sepa entender a Andy esa es Leslie y si alguién consigue animar a Leslie como nadie ese es Andy, y eso es justo lo que les ocurre. Su visita turística por Washington no tiene desperdicio, desde el edificio que parece una ‘teta’ (Capitol Hill) al ‘pene gigante’ (Washington Memorial) pasando por el monumento a Abraham Lincoln y terminando en el Smithsonian. Me ha encantado ver a algunos personajes fuera de su habitat natural y me ha flipado ver a Andy hacer referencias a las películas ‘National Treasure’ y ‘Back to the Future. Part III’, qué genio.

El reencuentro con sus parejas, aunque breve, ha sido intenso, pero el trabajo es lo primero y tanto Ben como Leslie tienen que atender varios asuntos. Leslie necesita financiación para poder limpiar el río de Pawnee, que está hecho un asco, pero la persona con la que va a reunirse no está disponible y su presentación no es algo que se pueda leer uno varios días después. Después del chasco y de comprobar que para el resto del mundo Pawnee es una ciudad que comparte nombre con las de otros 5 estados, las dos parejas van a una fiesta invitados por Ben y donde se van a codear con importantes personajes de la política Estadounidense. Pero lo que debía ser el sueño de Leslie se acaba convirtiendo en una pesadilla. Darse cuenta de que ser concejal en Pawnee no es nada comparado con trabajar en Washington y ver que lo que para ti son problemas importantes para los políticos de primera son menudeces es un palo muy duro. Me quedo, sin duda, con el momento McCain intentando consolar a Leslie y esta despachándole por cotilla, genial cameo. Al final del episodio, ya de vuelta en Pawnee, Leslie se da cuenta (con la ayuda de Andy) de que si quiere mejorar su ciudad va a tener que hacer ella el trabajo sucio, convirtiendo la limpieza del río de Pawnee en uno de sus objetivos a corto plazo.

Mientras Leslie y Andy estban en Washington las cosas no se han quedado muy paradas en Pawnee, y si no que se lo digan a Ron. Tras rechazar el puesto ofrecido por Chris al final de la pasada temporada Ron tuvo que aceptar involucrarse más en las labores del departamento ahora que Leslie no va a poder acompañarles, y eso implica organizar la fiesta de agradecimiento para los trabajadores del departamento. La fiesta en si es una de esas cosas que siempre organiza Leslie de una forma magistral y que por mucho que lo intente nadie nunca llegará a igualar y tratándose de Ron no se puede esperar el más mínimo esfuerzo. Ver a Ron organizar una barbacoa ha sido algo magistral, ni verduras, ni refrescos, tan solo carne y cerveza. El momento Tom vs. Tom ha sido magnifico, una pena que las formas de Ron no vayan con todo el mundo y se vea obligado a recortar muchas de las cosas que tenía preparadas para su barbacoa. Las prisas de la gente por comer y las exigencias hacen que Ron no aguante la presión y deje a todo el mundo sin su fiesta. Me ha gustado ver a Chris haciendo de jefe, es de los pocos personajes que se pone realmente serio cuando hace falta y consigue que Ron se de cuenta de que necesita motivar a sus trabajadores a pesar de la dificultad que entraña agradar a todo el mundo. Creo que ha sido un acierto mostrarnos algo más de la leyenda en que se ha convertido Ron Swanson sin caer en la exageración.

Además de la barbacoa, vemos que Tom y Ann fingen seguir juntos para no perder una apuesta con Donna ($1000 es mucha pasta) y tienen que aguantarse mutuamente después de comprobar que su idea de irse a vivir juntos no salió del todo bien. No se porqué pero a mi me gustaba esta pareja por lo distintos que son el uno del otro, por lo menos hemos podido ver las nuevas ideas de negocio de Tom y como Ann se venga de él con el asunto de la purpurina ‘Twinkle, twinkle!!‘. Se ha comentado durante el verano que esta temporada volveremos a ver a Tom intentando montar una empresa y a juzgar por lo visto hoy no creo que tardemos en empezar a ver los primeros movimientos.

Me despido con lo mejor y lo peor del episodio. Creo que lo peor ha sido aprovechar poco a Andy y April, podrían haber dado mucho juego los dos en Washington a pesar de haber dejado un par de perlas. Aunque siendo razonables es mejor no gastar todas las balas de una tacada. Lo mejor creo que ha sido Leslie, creo que Amy Poehler sigue al nivel suficiente como para llevarse un Emmy y esta quinta temporada no va a ser excepción. También incluiría en este apartado a Ron Swanson, capaz de sacarse ases de la manga con una facilidad pasmosa, su remolque barbacoa se ha convertido en uno de mis objetivos en la vida, he de conseguir uno…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »