Review Parks: Indianapolis

Las grandes series se caracterizan por sus grandes personajes, de eso no hay duda, y Parks tiene en Ron Swanson uno de los personajes más en forma de la televisión actual. Esta tercera temporada está encumbrando a su personaje tal y como la segunda temporada hizo con Leslie Knoppe. Pero, a pesar de ser uno de los personajes estrella el protagonismo está muy bien repartido, y hoy nos han dado nuestra dosis de la nueva pareja April-Andy y de los nuevos “amigos” Tom y Ben. También hemos tenido un poco de Chris, aunque me temo que cada vez le veremos menos. ¿Será el fin a la participación de Rob Lowe en la serie? Espero que no… Sé que llego con mucho retraso, pero como pasa con el resto de las series nos tocan un par de semanas de parón y eso nos da un poco de margen. ¡Espero que me disculpéis!

Episodio muy completo el de esta semana con un par de giros inesperados y mucha participación por parte de todos los personajes principales. Ya solo con la escena inicial hemos tenido nuestra ración de Parks and Recreation en estado puro. Ron Swanson y la comida tienen una relación especial, pero lo que tiene con Charles Mulligan's Steak House es algo de otro planeta. No importa que el departamento vaya a recibir una mención de honor en el ayuntamiento de Indianápolis por resucitar el Festival de la cosecha, lo más importante es poder comerse un buen chuletón para poder ampliar su álbum fotográfico.

La visita de Leslie y Ron a Indianápolis nos trae una visita inesperada, Chris. Más por la sorpresa de ver que ya se ha marchado de Pawnee que otra cosa, la semana pasada ya nos lo dejaron caer y esta ya lo confirmamos, Ben se queda –de momento- y Chris se vuelve a Indianápolis sin April y sin Ann. Precisamente es Ann la que anima un poco las cosas, pidiéndole a Leslie que investigue a Chris, porque cree que le esta poniendo los cuernos y al parecer todo indica que esta en lo cierto. Me ha gustado ver la casa de Chris, todo tan ordenado y Zen.

No hay una descripción disponibleSolo hay una cosa peor que una ensalada… una hamburguesa de soja

Pero lo mejor sin duda sigue pasando por Ron y su visita al famoso restaurante, que se ve dinamitada cuando ven que ha sido cerrado y precintado por una infracción en las medidas de sanidad. Su adoración es tal por el restaurante que casi se nos echa a llorar pensando en los pobres chuletones que se quedaron sin ser servidos, simplemente enorme. Lo peor es que la cena se traslada a casa de Chris, y este no parece muy amigo de la carne.

Entre tanto Ann, que anda muy mosca con Chris hace acto de presencia en mitad de la cena, solo para darse cuenta que su relación con Chris hace tiempo que dejo de ser una relación. Todos sabían que lo habían dejado menos ella, es lo que tiene salir con un tío capaz de darte la peor noticia del mundo y que te alegres por ello. Duro golpe para la enfermera, poco acostumbrada a ser rechazada. Pero no es la única que se lleva un disgusto, pues Ron casi muere de un ataque al corazón al ver que lo que les esta cocinando Chris son hamburguesas vegetarianas, su sistema esta construido para rechazar ese tipo de comida. Pero para saciar su voraz apetito Ron nos brinda una perla más que añadir a su repertorio cuando acude a un típico Diner y pide literalmente “Todos los huevos y beicon que tengan”, no muchos huevos y mucho beicon, todos los huevos y beicon.

No hay una descripción disponibleSiempre hay una primera vez para todo…

Casi no se aprecia, pero uno de los gestos más importantes de todo el episodio lo tiene Leslie con Ann al renunciar a su famosa mención de honor por acompañar a su amiga en un momento difícil y acabando en la fiesta organizada por Tom en el Snake Hole, la cual centra las otras dos tramas del episodio. Al parecer Tom organiza una fiesta en el bar para el que trabaja de relaciones públicas para la presentación de una colonia. Pero su plan no se centra solo en organizar la fiesta sino que pretende convencer al famosete de turno que lanza la colonia para que le ayude a lanzar su propia fragancia, Tommy Fresh. Todos van a acudir a la fiesta menos Ben, pero Leslie se ocupa de que Tom le saque un poco de marcha para relacionarse con el resto del departamento.

Aunque Ben no tuviese muchas ganas de ir al final accede y consigue acercar posturas con sus nuevos compañeros, de hecho es él quien consuela a Tom tras la rotunda negativa que recibe al intentar “vender” su colonia y es el encargado de vengarse del famoso Dennis Feinstein al salir del club. No se si es cosa mía o que, pero veo que últimamente le están dando muchos palos a Tom, primero con Ron y Wendy, después con Lucy y ahora con esto, ya va siendo hora de que le den una alegría.

No hay una descripción disponibleSolo una catástrofe sacaría a Ben de Pawnee

La tercera trama del episodio transcurre también en el Snake Hole pero nos trae un ambiente totalmente distinto, se trata de April y Andy intentando pasárselo bien sin gastarse un duro. Seamos sinceros, Andy no es el tío más brillante del barrio y no tiene un trabajo que le aporte estabilidad económica, pero si que es uno de los más románticos (al menos cuando se trata de April) y todo es poco para su nueva novia. Afortunadamente para él, April no es una chica que necesite regalos constantes para ser feliz, por lo que pasárselo bien sin dinero se convierte en un juego para ellos.

April lo tiene muchísimo más fácil, un par de miradas y un par de sonrisas y cualquier tío del bar le invita a una copa, incluso poniéndose una camiseta de camarera es capaz de sacarse una buena pasta en propinas. Andy en cambio intenta rascar lo que puede haciéndose pasar por el encargado del cuarto de baño, pero tras demostrar que son capaces de conseguir dinero -y mucho- con sus artimañas deciden que es mejor devolverlo todo, en el fondo no son capaces ni de “robar” unos cuantos dólares. Muy buena trama que nos demuestra la buena pareja que forman estos dos, espero que nos sigan brindando grandes momentos. No se si se consagraran como “la pareja” en una serie que si de algo carece es precisamente de esa pareja estandarte.

No hay una descripción disponibleI hate to drink alone

En conclusión, un buen episodio que no se sale de la línea de lo que viene siendo esta tercera temporada. La verdad es que se nota que la serie ha retomado su actividad con mucho tiempo de diferencia entre una temporada y otra, es cuestión de tiempo que coja ritmo. En cuanto a los puntos del episodio creo que todas las tramas han tenido muchísimos puntos y todos buenísimos. Ron nos ha deleitado una vez más con varias lecciones de su particular libro de la vida, como su amor por la carne y su pavor por la comida vegetariana, el continuo odio por su ex mujer Tammy y el hecho de que oculte donde vive. Enorme. Tom también ha tenido sus puntos, en especial con todo lo relacionado con Dennis Feinstein y sus colonias, una de ellas llegando a entrar en la lista de Top 100 formas de llevar a una persona a la cama.

Ann y Leslie han quedado relegadas a un segundo plano y eso que la marcha de Chris parece cantada, no se si le volveremos a ver en alguna aparición esporádica durante el resto de la temporada, yo espero que si. Andy y April, más que puntazos en clave de humor nos han dejado la nota romántica del episodio. Una semana más tengo que disculparme por el retraso en la review, pero al tener un parón de dos semanas creo que el retraso es menos grave, aun así mil perdones. ¡Nos vemos en dos semanas!


Categorías: Opinión Parks & Recreation Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »