Review Parks: How a Bill Becomes a Law

Leslie y su permanente

Parece que Parks ha llegado esta temporada con espíritu didáctico. Si en el primer episodio de la temporada vimos como se las gastaban los políticos de Washington y en el segundo vimos la presión que ejercen los comercios sobre los concejales, hoy nos toca ver los problemas que surgen a la hora de aprobar una ley. Esta claro que Parks and Recreation no es The West Wing, pero para ser una comedia creo que aborda el tema de la política local estadounidense desde un punto de vista muy original, acercando conceptos a un público diferente sin querer adoctrinar o imponer una ideología. El caso es que esta semana podremos ver como un proyecto de Ley termina saliendo adelante. Ah, y también vemos como Ron se enamora, que no es poco…

Toda la lucha que mantiene Leslie para conseguir que aprueben su proyecto de Ley comienza con un cuarto de baño. Y es que la nueva oficina de Leslie tiene su propio baño, que el concejal Jamm no duda en usar siempre que tiene ocasión. Por lo visto no le hace gracia que a la única concejal femenina le hayan dado su propio baño. Esta se convertirá en la principal arma de extorsión por parte de Jamm para que Leslie consiga su voto. Es una pena ver como al final el listillo acaba saliéndose con la suya, pero no hay mal que por bien no venga y al menos la segunda nueva oficina de Leslie tiene vistas al departamento de Parques. Lo mejor de la trama de Leslie y su Ley ha sido ir conociendo al resto de concejales, como Milton, un señor bastante mayor, olvidadizo y que solo come ensalada césar; o volver a ver a Joan Calamezzo. Por su parte Tom tiene algún que otro aporte, aunque creo que está por debajo de sus posibilidades y su capricho por entrar en el mejor club de fumadores de Pawnee al final resulta ser un capricho innecesario más. Me quedo con la permanente de Leslie, su grito de Marsopa (Porpoise) y el momento piscina.

Por otra parte tenemos a Chris, que tras acudir a un psicoanalista ha decidido que Pawnee debe tener un teléfono de atención al cuidadano donde se les escuche y se redirijan sus problemas hacia los departamentos correspondientes, este número (331) estaría gestionado por Ron, Andy, Donna y Jerry. Como suele ser normal en estos casos Donna y Jerry sirven de mera comparsa aunque aportan su granito de arena, por un lado Jerry la lía con las líneas y termina atendiendo llamadas del 911 mientras que Donna se entretiene leyendo 50 Sombras de Grey (no nos libramos ni en las series). Pero el peso de la trama recae sobre Ron y Andy, que acuden a reparar un agujero que hay en la calle a raíz de la llamada de una ciudadana de Pawnee. Esta ciudadana, de nombre Number Three Julie (Lucy Lawless), es una versión femenina de Ron Swanson. Madre soltera, luchadora, clienta habitual de Food & Stuff y con ganas de aprender como se hacen las cosas para no depender de los demás. Caso aparte son sus hijas, que hacen migas con Andy desde el minuto 1 de partido. Ver a Andy jugando con las niñas, dejándose convertir en Princess Rainbow Sparkle y ver como convencen a Ron para que se deje maquillar ha sido genial. Andy será muy cortito a veces, pero cuando se le enciende la bombilla suele dar en el clavo y en este caso ha visto a la perfección la conexión entre Julie y Ron, incluso hace de Celestina para que tengan una primera cita. No voy a negar que me ha gustado ver a Ron encontrando la horma de su zapato, llevábamos ya demasiado tiempo sin verle con una mujer que no fuese Tammy II, aunque tampoco quiero que ahora se nos ablande el tío.

Princess Rainbow Sparkle

Por último están April y Ben, que deciden hacer un Road Trip a Pawnee a pesar de estar hasta arriba de trabajo y de tardar ‘solo’ 10 horas. Me gusta la química que hay entre estos dos personajes tan diferentes, todavía no me puedo creer que Ben escriba fan fiction sobre Star Tek, creo que no se puede superar ese nivel de nerdismo. A riesgo de parecer una trama simplona (¿atrapados en un atasco? ¿really?) creo que han sabido sacarle mucho partido al hecho de tener a estos dos personajes encerrados en un espacio tan pequeño. Me ha dejado loco el cd Benji’s Cool Times Sumer Jam (tiene su lista en Spotify) y el hecho de que a Ben le gusten solo bandas sonoras de películas. Lo mejor de todo es ver como al final este tipo de situaciones une, y Ben y April terminan por entenderse un poco mejor el uno al otro, cosa que no les viene del todo mal teniendo en cuenta que todavía les queda un tiempo trabajando codo con codo.

Y esto es todo, ah no falta Ann… ¿Alguien la ha echado de menos? Creo que este debe ser, si no el único, de los pocos episodios en los que no la vemos y tampoco se ha notado tanto. Creo que tras romper con Tom, Ann vuelve a ser un personaje de relleno, ya pueden darle una trama interesante o su personaje acabará siendo un estorbo más que un aporte. En definitiva, buen episodio que sin ser brillante nos abre nuevas puertas con el romance de Ron o la nueva oficina de Leslie. Tengo ganas de seguir viendo como evoluciona el entrenamiento de Andy para ser policía, a veces da la sensación de que las tramas generales están un poco inconexas y no tienen toda la continuidad que deberían. Aun así, este ha sido el episodio con mayor audiencia de toda la temporada, que no es mal signo, a ver si siguen aumentando.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Parks: How a Bill Becomes a Law
5 (100%) 1 vote

Categorías: Parks & Recreation Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »